CuatroTipos

Diseño periodístico y más.

Archivos para julio, 2007

Emoticonos vs. interrobang!?

HerminioJF.- Los “emoticonos” han venido a paliar en el lenguaje escrito informal algunas de las limitaciones expresivas que tienen nuestro signos de puntuación. En efecto, tenemos signos convencionales para indicar la exclamación (!) o la interrogación (?), pero...¿cómo expresar la ironía?.

Desde hace unos años todos terminaríamos una frase irónica en un sms con un emoticono del tipo ;-P, pero la escritura formal tiene carencias importantes y tras escribir, (pongamos), “Zaplana, ese gran intelectual de centro”, uno no deja de sentirse inquieto por si algún lector poco avispado no ha sido capaz de captar la retranca. La empresa tipográfica Underware, bajo un encargo de la CPNB (Collective Promotion for the Dutch Book), ideó recientemente esta especie de signo de exclamación en zigzag para representar visualmente que una frase debería ser entendida no literalmente sino a un segundo nivel.

Desde hace unos meses Microsoft ha implementado nativamente en su Colección de fuentes ClearType, aunque no se trata del primer esfuerzo por intentar sintentizar la ironía en un carácter tipográfico: la wikipedia todavía obvia la propuesta de Underware y reconoce ese honor al escritor francés Hervé Bazin, que propuso en 1966 este signo de interrogación boca abajo e invertido. Barzin aún llegó más lejos, e imaginó también signos para remarcar la duda(), la certeza (), la aclamación(), la autoridad(), la indignación () y el amor ().

Pero es el interrobang el que probablemente haya alcanzado mayor éxito entre estos signos de puntuación atípicos. El ?+!, o la unión de la exclamación y la interrogación para expresar excitación o descreimiento en la forma de una pregunta. Lo que venimos a llamar “pregunta retórica”. Inventado por el publicista Martin K. Speckter en 1962, algunas máquinas de escribir (las míticas Smith-Corona), la introdujeron entre sus carácteres en los años 70 y en la era informática Microsoft la tiene incluída en su typografía icónica Wingdings2.

Sin embargo, como comenté al principio, todos estos esfuerzos por ampliar los caracteres disponibles para apoyar la dimensión connotativa de nuestro lenguaje escrito parecen destinados al fracaso ante la invasión de los emoticonos, una secuencia de caracteres ASCII, que en un principio se conformaban con representar una cara humana expresando una emoción simple, como la risa “ :-)” o la tristeza “:-(“, pero que hoy en día están alcanzando una complejidad inquietante para los no ‘messengeradictos’. Después del salto, podréis ver algunos ejemplos:

Leer el resto de esta entrada »

Summercase 2007: Canciones para una orquesta química

Fotos de la actuación de Chemical Brothers, por Ivan Fontán de La Vanguardia

HerminioJF.-La web está hasta los topes de crónicas e impresiones sobre el Summercase 2007: casi 110.000 personas asistimos a sus dos sedes de Madrid y Barcelona, y sobraría con que el 1% tuviera blog para reventar el Technorati. Parece que el porcentaje real está muy por encima, así que supongo que debería ahorrarles por enésima vez la cansina verborrea del bloguero deseoso de contar al mundo sus experiencias únicas, que no creo que disten mucho de las del resto de las decenas de miles de personas que andábamos por allí haciendo colas por las cervezas a 3 euros y sudando la gota gorda bajo unas carpas insuficientes ante el aluvión, donde a uno le caían goterones del techo por la condensación.

Chemical Brothers @ Glastonbury 2007 Pt.1 of 4

Pero pese a las incomodidades ante el inesperado éxito de público, Mactiste coincidirá conmigo en que el recinto del Fórum es el más cómodo del mundo para estos eventos masivos. Sobre asfalto, llegando en tranvía y refrescados por la brisa del mar (siempre que no andaras metido en una de esas carpas-Auschwitz-Bierkenau), lo del Summercase BCN ni es un festival de verano “ni es ná”, lo confieso. Pero a ciertas edades uno ya no está para heroísmos “indies” de esos de tienda de campaña, duchas comunitarias, caminatas kilometricas y baile sobre las piedras y el polvo de Benicássim.

Chemical Brothers @ Glastonbury 2007 Pt.2 of 4

Así que, amiga [-_-], seré breve y evitaré alargarme con esos instantes memorables del Summercase 2007, como un orondo Miqui Puig jugando en casa y aclamado ante un amago de strip-tease, que reconcilia a uno con el ser humano pues demuestra que ser sexy no es una condición estética sino un estado de ánimo. O unos patidifusos OMD alucinando pepinillos ante las ovaciones más intensas del festival, que les impedían casi hilar hit tras hit ochentero, cuando la organización les había puesto bajo una inaccesible carpa, mientras que los exquisitos Air malgastaban su desigual ventaja de decenas de miles de localidades del escenario grande ante un público que reclamaba mayoritariamente ir de subidón y no música para solteros. Inovidables los contorneos de un Jarvis Cocker demostrando su ausencia total de problemas de autoestima, el baile de San Vito del vocalista de James sin aparente estructura ósea o la impávida eficacia de unos inexorables Jesus & Mary Chain que son de esos que van al amor como van al trabajo.

Chemical Brothers @ Glastonbury 2007 Pt.3 of 4

Para qué alargar la crónica, si todo el festival hubiera valido la pena tan sólo por los 1:45 minutos de concierto de los Chemical Brothers, que dieron al play al “powerpoint” más prodigioso que pueda imaginarse. Lo de menos era la música, (yo no me los pondría en el coche porque me dan dolor de cabeza), y en cuanto a la ejecución tampoco tenía mayor misterio porque ellos solo estaban allí de ‘atrezzo’ y nadie reparaba mucho en qué andaban haciendo. Pero uno no podía imaginar que en 2007 la tecnología audiovisual hubiera alcanzado semejante precisión: Una gráfica llena de momentos memorables con la que no dieron tregua a las decenas de miles de almas que esperamos hasta más de las 4 de la madrugada para que terminaran su hipnótico ceremonial de láser y psicodelia visual.

Chemical Brothers @ Glastonbury 2007 Pt.4 of 4

Rodeado de tanta gente saltando ante semejante despliege de luminotecnia (no apto para epilépticos), uno experimenta una extraña sensación de comunión cósmica que sé que suena a un mal viaje o a que ando un pelín zumbado, pero les aseguro que es así: Es la primera vez en un concierto en el que veo que la gente no se ponía a aclamar un solo de guitarra, o el estribillo afortunado de una canción, o la aceleración de los bombos de una caja de ritmos, sino la aparición en pantalla de un reguero de cucarachas blancas, o el despliegue de un láser multicolor disparando a las gradas.

Los Chemical están de gira y se llevan consigo los proyectores todo el verano, así que si andan este agosto por Europa no vayan a perdérselos. Incluso estarán en 14 de agosto en Santander. Así que poco más les puedo decir: Quítense de la lista alguna de las nuevas siete maravillas del mundo esas, que a estos dos sí que hay que ir a verlos obligatoriamente una vez en la vida, con todos mis respetos al Machu Picchu. ;-)

PD.- Como imaginarán el YouTube está hasta reventar de videos aficionados de los asistentes al Summercase, pero para su alivio, he preferido pasarles las imágenes que tomó la BBC en su actuación en Glastonbury hace un par de semanas, con un buen audio y un montaje profesional. No hay ninguna diferencia con lo visto (y oído) en Madrid/BCN, porque obviamente pusieron el mismo DVD. De nada.

Fuentes tipográficas

TGorria. El amigo Xavi Sepulveda nos envia este enlace. Ahora entiendo por que se emplea el término fuente en tipografia. Esta instalación (ver todo el vídeo, lo sorprendente está hacia la mitad del mismo) del artista Julius Popp combina agua y tipografia, con un resultado sorprendente y muy poético. Una de las cosas que le gustaría que se le hubieran ocurrido a uno.

Newseum y el cripticismo lisboeta

HerminioJF.- Con ocasión de las elecciones municipales portuguesas, el periódico lisboeta Público salió ayer domingo 15 de julio de 2007 con esta peculiar portada. ¿Rarita, no?

Pasearse a diario por el ingente archivo de portadas del Newseum (la edición de hoy incluye 539 portadas desde 54 países distintos), supone a menudo una serio reto a nuestra cultura visual. No pocas veces los foráneos nos perdemos la verdadera intencionalidad de una imagen de portada por la falta de contexto. Lejos de dejarme llevar por el desconcierto me he dado una vueltecita rápida por el Google y he descubierto que la bandera municipal de la capital portugesa está formada por esta peculiar disposición geométrica de piezas triángulares, denominada en la heráldica inglesa “gyronny“. Suerte que hoy en día tenemos la wikipedia.

Dicho esto, y con el contexto visual suficiente, la portada me sigue pareciendo rarita. Aunque todo indica que de eso se trataba y viendo la convencional portada de hoy lunes, parece que al editor de cierre de los domingos no le gustan tanto los experimentos como a su compañero del sábado. Porque si ha sido la misma persona, parece afectado por un inquietante proceso “Dr.Jenkll&Mr.Hyde” visual. Esto sí que es pasar del negro al blanco, y no lo del “gyronny” de la bandera de Lisboa:

PD.-Lisboa. Confieso que es una ciudad y una palabra que me encanta y siempre había querido terminar un post con ella.

Bloody Sunday Promocional 3: Prince y The Sunday Mirror dan unas vacaciones al eMule

HerminioJF.-El “artista anteriormente conocido como Prince”, que ahora ha recuperado legalmente su nombre original, ha decidido dar un golpe mortal al concepto de distribución discográfica tradicional, regalando hoy domingo su nuevo disco a todos los compradores del periódico The Sunday Mail, una semana antes de comenzar a venderse en las tiendas de discos; así, con un par. De esta forma Prince probablemente haya logrado batir todas las marcas de difusión musical de la historia, al repartir 2,9 millones de CDs de lanzamiento en un solo día, dejando temblando al los magnates del sector de la edición músical.

Permítanme reescribir esta entradilla desde otro punto de vista: El tabloide sensacionalista británico Sunday Mirror ha decidido dar un golpe mortal a las promociones tradicionales de los diarios regalando hoy domingo el nuevo disco de Prince a todos sus compradores, así, con un par. De esta manera la edición dominical del Daily Mirror, con una circulación de 1,411,428 ejemplares en mayo de 2007 ha logrado batir todas sus marcas de difusión al alcanzar de golpe los 2,9 millones de ejemplares distribuidos y ha dejado temblando al resto del sector, que imagino que andará buscando un contrataque entre los excedentes porcelánicos de las promociones españolas.

Según lo previsto, tanto las compañías discográficas como las tiendas de discos se han echado las manos a la cabeza con la idea de que los diarios incluyan discos nuevos en sus promociones gratuitas, y denuncian que se trata de otro ejemplo más “de la dañina cultura promocional que está destruyendo toda percepción de valor en torno a los discos musicales”. El máximo responsable de la gran cadena británica de tiendas de música HMV, Simon Fox, declaró hace unas semanas a The Guardian al respecto de los primeros rumores de semejante operación promocional: “Eso sería absurdo. No puedo creer que la industria de la música se hiciera eso a sí misma. Sería una locura”.

Locura o no, ha ocurrido. Y como si no puedes con tu enémigo, lo mejor es unirse al él, las 400 tiendas de música HMV, (que no venden diarios, solo discos, libros y revistas), han dado marcha atrás y han decidido vender hoy también en sus tiendas el Sunday Mirror. En la nota aclaratoria de la compañía, se lee: “Nos guste o no, vender este periódico es la única manera de hacer accesible el disco de Prince a nuestros clientes”. Y tan solo por el precio del Sunday Mirror, 1,4 libras. Como para molestarse en bajárselo del eMule.

Prince, Purple Rain, 1984.

Alguien tenía que ser el primero. Tal y como se las gastan los diarios de por aquí, supongo que alguno en la SGAE pronto añorará los tiempos en los que Prince era un buen chico, y bajo un púrpura chaparrón de dólares acataba las normas de las grandes compañías discográficas sin rechistar y no le interesaba ir por libre. Pero hace años que al bigotudo de Minneapolis le tira el rollo ‘antisistema’, aunque sea desde unos parámetros más bien pragmáticos: en lo tiempos del ADSL dudo que un Prince a la baja pudiera aspirar a grandes ventas y él ha sido un pionero a la hora de reconocer que el negocio de la música del futuro no estará basado en las distribución del soporte físico. Los 2,9 millones de CDs regalados de golpe en mercado británico son una bomba publicitaria incalculable para lo que realmente le va a dar dinero: el merchandainsing y la próxima gira de 30 conciertos que dará en Gran Bretaña a 37 libras la entrada (el triple de precio de cualquier CD). Y si de paso el Mirror le paga 250,000 libras por la licencia para usar su talento a modo de bayoneta en esta eterna guerra de guerrillas promocional, ¿quién da más?

Actualización: 16/7/07

Supongo que el epítome máximo del éxito de una promoción es cuando al día siguiente los otros diarios te hacen un hueco en su portada. Que hablen de tí...aunque sea mal.

Los gráficos de El Mundo I: Barcos, el verano del 98 y el Illustrator de Rafa Estrada

Gráficos de Rafa Estrada en El Mundo, 2008.

HerminioJF.-En el verano de 1998 tuve la suerte de hacer prácticas en departamento de infografía de El Mundo en Madrid, donde aprendí la mayor parte de las cosas que sé de este oficio. En aquel departamento trabajaban entonces (y siguen ahora), grandes de la profesión como Juantxo, Modesto, Dina, Chema, Isabel, Emilio… En cierta manera acababan una etapa de renovación, después de promocionar hasta el infinito y más allá al fundador Mario Tascón y “exportar” a Nueva York el talento de los hermanos Velasco o Gorka Sampedro.

Gráfico de Rafa Estrada en Diario de Cádiz, 1991-1995.

A finales de los 90 el departamento de El Mundo era uno de los grandes ejes motores de la infografía del planeta, formando un triple entente con el New York Times y Clarín en Argentina. El Mundo marcaba las tendencias de lo que se hacía por aquí, porque aunque en España ya había otras propuestas interesantes como las de Marca/Expansión, no sería hasta principios del siglo XXI cuando los departamentos de Diario de Sevilla, La Voz de Galicia y sobre todo el Correo de Bilbao alcanzarían una verdadera mayoría de edad en cuanto a cantidad y calidad de producción consolidando definitivamente en los diarios periféricos los logros del periodismo visual de Madrid (El siempre eficaz ABC, un El País que perdía fuelle y los veinteañeros de un Diario 16 al borde de la extinción) y Barcelona (básicamente El Periódico, que aún depararía sus mejores sorpresas en su rediseño del 2000).

Gráfico de Rafa Estrada en El Dia de El Mundo de Baleares, 1995-1996.

Así que para un aprendiz de infografía de los 90 pasar un verano en El Mundo equivalía a colocarse en el centro del Universo. Por entonces el periodismo visual que se hacía allí empezaba a acercarse ya a una elegancia comparable con la actual, después de unos primeros años algo torpones e inocentes de investigación en el diseño y aprendizaje de las herramientas informáticas. En el último trienio del siglo XX en El Mundo se redujeron las tramas de grises, se mejoró la técnica y la precisión visual, se moderó el uso de los lutos, los contratipos y de los tamaños de la tipografía, las normas de estilo de mapas y estadísticas se empezaron a consolidar, el color comenzó a aparecer en algunos gráficos de las páginas interiores del diario, y los primeros guiños artísticos afloraron libremente dejando traslucir la personalidad propia de cada uno de los diseñadores.

Gráficos de Rafa Estrada en El Mundo, 1996-1998.

Uno de los profesionales que más me llamaba la atención de aquella redacción era Rafa Estrada, que estuvo en la sección en Madrid entre 1996 y 1998 tras venir de la edición de El Mundo en Baleares. Recuerdo que en sus cajones se amontonaban arrugados los diplomas de los decenas de SNDs y Malofiej que ya había ganado por entonces. Rafa me resultaba fascinante porque iba a la suya y era posiblemente el único infografista de elite de este país que usaba el Illustrator, en un país colonizado absolutamente por el Freehand.

Illustrator, el arma secreta de Rafa Estrada.

Creíamos entonces que su apuesta por el programa de diseño vectorial de Adobe se trataba de una afección de juventud mal curada que acabaría remitiendo algún día, acabando con su conversión a la fe verdadera de Macromedia. Pero el tiempo, ay, terminaría dándole la razón y diez años después somos el resto de la profesión quienes nos preparamos para jubilar nuestros ya obsoletos Freehand MX The End mientras que a él me lo imagino planeando actualizar por quincuagésima vez su Illustrator del CS2 a CS3 tan ricamente.

Gráficos de Rafa Estrada en El Mundo, desde 2000-08.

Dice la leyenda que eso explica la singular maestría con la que Rafa conseguía el efecto de volumen de los cascos de sus gráficos sobre barcos. Ninguna herramienta del por entonces Freehand 5.0 alcanzaba un control semejante sobre los degradados de color. Los programas en 3D que en este siglo introducirían en nuestras redacciones gente como Manuel Romero en Diario de Sevilla o Rafa Höhr y Alberto Cairo y sus equipos de infografía multimedia en El País y El Mundo, aún no se estilaban. Así que cuando algún gráfico sobre asuntos navales llegaba a la redacción no había duda: eran cosa de Rafa.

Gráficos de Rafa Estrada en El Mundo, 2000-2008.

Pero no era sólo cuestión de tecnología. Rafa Estrada (de origen gallego y curtido profesionalmente en Diario de Cádiz entre 1991-1995), es un hombre de mar al que le encanta todo lo relacionado con la náutica. Aunque después de un breve paréntesis creando la sección de infografía de Diario de Sevilla entre 1999 y 2000, la vida le ha llevado de vuelta a El Mundo en Madrid, donde me temo que para su desgracia los navíos más cercanos son las barcas del estanque del Retiro donde se arrullan las parejas de enamorados.

Gráfico de Rafa Estrada en El Mundo, 2000-08

Pero tras su regreso a la meseta, él ha insistido impenitente en que el salitre del viento mediterráneo y el rumor de las olas en baja marejada siguieran colándose por los ventanucos de la redacción de Pradillo 42 y durante los últimos dos años nos ha regalado obras maestras de la infografía naval pletóricas de elegancia y sabiduría. Las dobles páginas del suplemento mensual de Náutica que entregaba El Mundo de los sábados han dejado constancia de quién es el auténtico rey de la especialidad y me han supuesto el único punto de reconciliciación con la America’s Cup y sus excesos, pues todo este sarao se justifica tan solo por una explicación visual de Rafa de qué demonios es un spinnaker.

Gráficos de Rafa Estrada en El Mundo, 2000-08

Hace nueve años que no le he vuelto a ver, pero hoy he descubierto gracias al Infografistas de Chiqui Esteban que Rafa Estrada ha colgado por fin su magnífico portafolio en su nueva página Rafaestrada.net. Así que me he dado una vuelta por allí y me he acordado de Rafa, de Isabel, de Modesto, Dina, Emilio, Ulises, Maite y de tanta gente que conocí en aquellos tiempos de descarada juventud. Y me he alegrado también de haberme escapado a tiempo de Madrid y vivir hoy en el Mediterráneo a un paso de la playa para poder acercarme al puerto cuando quiera a contemplar esos barcos que con sus megagráficos Rafa Estrada me enseñó a admirar y a entender un poquito; porque el mar no es un accidente geográfico, sino un estado de ánimo y en aquel caluroso estío del 98, sentarse junto al viejo Mac PowerPC de Rafa Estrada era mejor que llevarse al oído una concha marina para curar esa característica nostalgia que sufrimos los valencianos en los veranos de la Villa y Corte, ya saben:

Aquí no hay playa, Los Refrescos, 1989

Tipeuà

TGorria. No quisiera adjudicarme  injustamente la autoría de la idea, quizás surgiera en alguna conversación a altas horas de la madrugada entre tipópatas* perjudicados por el alcohol durante el primer congreso de tipografía de Valencia, de hace ya  tres años. En todo caso y mientras no se demuestre lo contrario, ésta puede pasar a la historia como la primera tipeuà, y si no es así, que nos quiten lo bailao.

Así que el pasado martes convoqué en mi casa a los amigos de 4T, compré en la pescadería de mi pueblo (la de Pepe, en Rocafort) un arreglo para una fideuà de 4 raciones y emulando a los pescadores de la Safor a los que la tradición adjudica la invención, obvié comprar los fideos, sabiendo que en casa tenía dos paquetes de pasta de sopa de letras. La sesión de fotos la podéis encontrar en esta página de flickr, que incluye una descripción de la receta, no sé si muy ortodoxa.

Al final, bien está lo que bien acaba, y en la paella quedaron pocas letras (89 caracteres sin espacios, para ser exactos). Los compañeros de 4t comentaran su versión de la jugada. Todo vuestro.

*Enfermos por la tipografía y sus variantes.

 

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 167 seguidores