CuatroTipos

Diseño periodístico y más.

Archivo para mayo 21, 2007

A la Hora Chanante también le gusta la Helvética

HerminioJF.- Para celebrar su 50 aniversario, parece que a la fotogénica lineal neogrotesca suiza le gusta la cámara. Pero hay que estar muy preparado para esto del humor surrealista para enfrentarse a los 2:28 minutos de este vídeo de la Hora Chanante (ex Paramount Comedy), con un absurdo comienzo, un incomprensible desarrollo y un sorprendente desenlace: “Volamos al Oeste a conocer la letra Helvética. Me gusta la cursiva, me gusta la negrita, me gusta la Helvética porque es muy divertida”. ¿Alguien me lo explica?

Comer en La Gallineta: volveremos

¡Menú de 15 euros! Conde Altea, nº 7, VALENCIA. Tel. 96 336 36 64

JPÉREZ.- Comenzamos muy bien, porque nos encantó la cerveza del aperitivo: una Veltins, marca alemana de color dorado y bastante amarga para ser pilsen. Cuando llegué, tipo Gorria y tipo Dobiol ya estaban allí. Otra cerveza para mí, por favor. El servicio es muy atento. Entre que llega y no llega tipo HJF, pedimos la carta. Hay menú. De primero, ensalada de primavera y queso de cabra rebozado calentito. De segundo, arroz de perdiz. De postre, fresas con helado de leche merengada infusada con hierbabuena. Con ese menú, a quién le importa la carta. Llega tipo HJF. ¿Habéis pedido el vino?

QUINCE EUROS. No recuerdo un restaurante con un precio tan ajustado para una calidad similar en un menú de mediodía. Tampoco recuerdo un veredicto tan unánime en Cuatrotipos: La Gallineta nos pone. El servicio es atento. La sugerente carta de vinos es una de las más ajustadas en su precio de las que he visto nunca. Y la comida… El aperitivo de alcachofitas asadas sobre medallones de atún a la plancha corrió a cargo de la casa. Lo aderazaba una salsa de vino reducido muy sabrosa y adecuada. Mientras, llegó el vino. Probamos el Montalvo Wilmot, D.O. Tierra de Castilla. Un syrah 90% con un 10% de Cabernet Sauvignon. Afrutado y alcohólico. Estupendo y barato.

DESPUÉS DE UNA ENSALADA CON EXCELENTE ALIÑO llegó el arroz de perdiz, un poco tirante para mi gusto, pero excelente a juicio del resto. Estupendo en cualquier caso, con su muslito y su trocito de hígado. En este punto, con los granos de arroz palpitando en la boca, ocurrió que acabose el vino. Pedimos entonces un Guelbenzu Evo, un poco más caro y tambien más complejo que el anterior, mezcla de 3 variedades de uva (cabernet, merlot y tempranillo) y 12 meses de maduración en roble francés: una incursión de la histórica bodega navarra en la D.O. Ribera del Queiles. Cuando llegamos al postre todavía quedaba media botella, pero eso no desmereció la mezcla de sabores y texturas: leche helada con canela, hierbabuena, y fresas. A nuestra salud.

GALLINETA: PEZ Y GALLLINA. La Gallineta es un pez venenoso que puede medir hasta casi medio metro, aunque parece ser que lo normal es encontrar ejemplares mas menudos. Se suele usar como fondo para caldo, por la dificultosa preparación de su carne espinosa, pero blanca y sabrosa, como la del cabracho.

Si nos remontamos a la simbología, tenemos que el pez es sinónimo de fecundidad, procreación y vida. La gallina nos remite también a la procreación. Para los antiguos cristianos la gallina y sus polluelos eran como el cristo y sus discípulos. Al mismo tiempo, en la cábala judía, el pez era el equivalente a dios. Todo nos remite al creador y al ciclo de la vida, así que, ¿por qué no acabar el segundo vino?

Vayan cuando puedan, que algún día subirá de precio.

TGorria. Un restaurante de línea clara. Quedé con Javi que el reseñaba la parte estrictamente gastrónomica y yo hablaba de la imagen de este restaurante, asi que allá voy.
La Gallineta es un restaurante regentado por Carlos Iniesta, que tras montar un local homónimo en el Pozo de los Frailes (en Cabo de Gata) decidió abrir uno en su ciudad natal. La decoración del local es obra de su mujer, Bárbara Rudolph pintora, interiorista y natural de Frankfurt. De ella son también los cuadros del local. Y lo primero que se me viene a la cabeza es hablar de serenidad, de equilibrio, de una sensación híbrida entre el estilo escandinavo y los ambientes zen. En La gallineta se respira sosiego, calma y buen rollo, alejado de lo habitual en los restaurantes españoles, donde el bullicio es un plato más. DObiol me indicó muy acertadamente que las sillas eran Ikea customizadas (también me dijo que era una tendencia actualmente en boga, hay que indagar sobre ello) las grandes cortinas y las lámparas de motivos geométricos complementaban esta ambientación austera y honesta. Uno agradedece que en los carteles que indican los servicios (funcionales y de ángulos rectos) no aparezcan pictogramas indescifrables, y que en una caligrafía a pincel (si no me equivoco, de la misma mano que el logotipo) se pueda leer nitidamente Caballeros y Señoras. El logo, por cierto está muy bien. Caligrafía y pintura, en la línea (clara) del restaurante.

logo.jpg

La carta también responde a esta pretensión, aunque quizas aquí podría aportarse un toque de color con algún diseño más atrevido.

En fin, una reforma (el local era antes un bar de estilo “andaluz”) muy interesante, equidistante del pretenciso estilo “pijofashion” y de las recargadas ambientaciones de los restaurantes burgueses de toda la vida.

Línea 1: la última señal


JPÉREZ.- Ferran Montenegro es uno de esos fotógrafos cuya profesionalidad y buenas ideas salvan cualquier información. Él estuvo en el primer viaje de la Línea 1 de metro de Valencia después del terrible accidente de Julio de 2006 que costó la vida a 43 pasajeros abandonados por la fortuna y abandonados también por las inversiones en seguridad de la Conselleria de Infraestructuras y Transportes. Cuando el tren llegó a la curva que fue fatal, Ferran, desde la cabina del conductor, se las apañó para obtener esta foto que ven, sin flash, entre los traqueteos de ese túnel. La única medida de seguridad contra el exceso de velocidad y el error humano fue, en el día del accidente, esa simple señal en la vía.

Esa imagen, 40, que ven retratada en la foto es LA SEÑAL. La última que, vio el conductor. Esa exactamente. Unos segundos después sucedió la catástrofe. A pesar de estar forzada y tener mucho ruido es la foto más estremecedora que he visto este año.

portadanosalio

Bajar PDF

LA PORTADA QUE NUNCA SALIÓ. Convencido de que esa imagen era muy importante, pensé en un titular y confeccioné esta portada para Crónica, el número especial de fin de año de Levante. Sin embargo, nunca llegó a salir. Tras mucho deliberar, el consejo de redacción de mi périodico decidió cargársela y rechazaron mi portada. “La foto no tiene calidad, Javier. Busca otra. Pongamos otro titular”.

Bajo estas líneas, pueden ver la portada que finalmente publicó mi periódico. La hice yo, pero no es mia.

Rediseños de periódicos y spots televisivos


HerminioJF.- Descubro gracias al blog de Chiqui Esteban que este miércoles 23 de mayo se presentará el nuevo diseño del periódico griego Eleftheros Typos. Quizás parezca que nos pasamos un poco de exóticos, pero dos razones poderosas justifican esta referencia helénica en este blog escrito desde la otra orilla del Mediterráneo:

  1. Detrás de la nueva imagen están varios españoles, amigos de la casa: En la parte del diseño nuestro admirado Javier Errea (Presidente de la SND-E, y responsable de rediseños imprescindibles como Heraldo de Aragón (2002) o Expresso de 2006), y en la parte de la infografía, Pablo Ramirez (15 años en primera línea le contemplan como director de infografía de Recoletos, Marca/Expansión) y el propio Chiqui Esteban (valor emergente de la infografía regional, desde Diario de Cádiz). A los tres les reconozco especialmente el mérito de tener que trabajar, no solo con un idioma desconocido, sino con un alfabeto no latino, con la complejidad que ello supone. Seguro que salieron airosos del envite.
  2. La campaña televisiva con la que se promociona el rediseño merece ser destacada, aunque de griego no tenga ni idea. Es una delicia visual en la que los nuevos elementos de la maqueta y la imagen fotográfica son los grandes protagonistas.

A) EL VALOR DEL NUEVO DISEÑO

La campaña de Elephteros Typos me ha recordado inmediatamente el brillante anuncio que hicieron para promocionar el rediseño de The Guardian el 17 de septiembre de 2005 de la mano de Mark Porter. El cambio de grafismo más importante en prensa diaria en los últimos años (Para bien…y quién sabe si también para mal), contó con un spot televisivo de 50 segundos (New Thinking), que es el primero que he visto donde los elementos de la maquetación cambiante ante los ojos del espectador, es el tema central de la campaña.

Son dos spots emblemáticos, porque rara vez los anuncios de los periódicos se centran en la ventajas de una nueva imagen. Parece lógico, ya que nadie compra un periódico por su diseño, sino por el interés que causan sus noticias. Pero no es menos cierto que las noticias mal diseñadas causan poco interés en los lectores.

B) EL VALOR DE LOS CONTENIDOS

Lo habitual es que en la publicidad se destaquen los valores de credibilidad, independencia y prestigio informativo de la cabecera. Es el caso de este spot realizado para el diario vespertino uruguayo Ultimas Noticias, el magistral “El infierno de la prensa” en el que se ajustan cuentas con lo peor de la profesión. Quizás este afan justiciero sea un tanto desmesurado: Por lo que recuerdo del Últimas Noticias que leía en Montevideo en 2002, tampoco era para presumir tanto. Igual incluiría ente los merecedores al menos del purgatorio, la categoría de “los imitadores”, pues al ver la portada, íntegramente en Helvética, uno no puede dejar de acordarse de El Periódico de Catalunya.

C) EL VALOR DEL FORMATO

Hay excepciones a la regla, como Expresso de Portugal, que con ocasión de su rediseño en Septiembre de 2006 de Innovation/Javier Errea, se centró exclusivamente en la comodidad de su reducción de tamaño (de sábana a berlinés), sin mayores referencias a su diseño o contenidos, dejando en la ergonomía el factor decisivo de impulso de compra del producto informativo.

Más evocadora es la reciente campaña del semanario en el que se resaltan el valor de las palabras (sin que tampoco se vea una sola página del diario). No dudo de su valor artístico, pero a decir verdad, a mí me parece más una campaña de la Moleskine. O quizás es que me he hecho mayor, y yo ya he empezado a usar una.

  • Podeís ver también los anuncios 1 y 2 de esta la campaña de Expresso, dando continuidad a la idea.

Desde una óptica más abstracta (y quizás por ello más totalizadora), el semanario The Observer, que realizó esa misma operación simultánea de reducción de tamaño y cambio de maqueta de la mano de GarcíaMedia en enero 2006, apostó por un simple y fascinante anuncio (no sé si muy apto para la dialéctica televisiva), en torno a la idea de ‘cambio’, sin que ni contenido ni continente tuvieran un papel destacado.

D) EL VALOR DEL HUMOR

Otros diarios apuestan por el humor en sus publicidades de televisión para captar la atención y generar una imagen de simpatía hacia el diario. Hay bastantes ejemplos, pero para que la cosa no se alargue, selecciono las tres piezas que me parecen más aptas para despertar una sonrisa entre los lectores de este blog, y animarles a comenzar con ánimo la semana:

1) El diario japonés Asahi Shimbun nos da una buena razón para leer el periódico antes de empezar la jornada laboral, sea cual sea tu oficio.

2) El tabloide sueco Expressen aporta ciertas pistas para entender la particular pasión nórdica por la sauna.

3) Y mi favorito desde hace años. Con este anuncio, el diario económico rumano, Ziarul Financiar, conseguiría subir el ego del más monógamo y aburrido de los contables de Bucarest.

Y como remate final…

E) EL VALOR DEL….VALOR

Si tras la incendiaria polémica sobre la publicación de las caricaturas de Mahoma, aún no están convencidos de que la prensa danesa es la más atrevida e imprevisible de Europa, vean este spot de Politiken, el segundo diario más vendido de Dinamarca.

Hace falta valor. ¿Se les ocurre algún periódico español capaz de apostar por una campaña tan rompedora? Obviamente no estoy pensando en ABC o La Razón, claro, …Pero dudo que ni en sueños Pablo Zerolo imaginara a El País dando un paso semejante, poniéndose con un tema tan polémico, en la línea de tiro de los sectores moralmente más estrictos del Partido Popular.

Vaya, aunque ahora que lo pienso, igual no sería algo tan atrevido…

PD.- ¿Imaginaban que sería capaz de empezar un post con un diario griego y acabarlo con Ruiz Gallardón? Yo no.