CuatroTipos

Diseño periodístico y más.

Archivo para junio 18, 2007

¿La peor portada de TimeOut de la historia?

HerminioJF.-Fundada en Londres en 1968, la guía semanal de propuestas de ocio y tiempo libre TimeOut está considerada como la gran referencia mundial en este segmento del mercado editorial. Tanto es así que hace tiempo que dejó de ser tan solo la publicación de cabecera de cualquier inquieto londinense que quisiera estar a la última, para convertirse en una gran marca global con ediciones en 21 grandes capitales mundiales como París, Bucarest, Mexico, Shangai o Singapur. La más exitosa es su edición de Nueva York, que alcanza los 140.000 ejemplares semanales, aunque, por supuesto, su edición de la capital británica (86.000 ejemplares), sigue siendo el pilar fundamental de su prestigio e imagen. El TimeOut de la ciudad del Támesis ofrece de unos años para acá las que posiblemente sean las mejores portadas que pueden encontrarse entre las ‘guías del ocio semanales’ de todo el planeta, quizás tan solo superadas por las de la guía Metrópoli de El Mundo del virtuoso e imprevisible Rodrigo Sánchez.

Por eso andan los expertos del sector sorprendidos por la portada de la semana pasada, que califican de poco afortunada. Incluso la web Media Circus se pregunta si “será éste el ejemplar del Time Out menos vendido de la historia”. Los expertos consultados apuntan en esa dirección. Por un lado porque la elección del verde está considerado como la peor opción posible para una portada, como ya comentamos en su día. Por otro lado porque ni el concepto ni la ejecución parecen haber gustado: TimeOut no es una revista política, es una guía del ocio donde los londinenses buscan propuestas para su tiempo libre, no debates de fondo sobre geoestrategia global. Muchos lectores pueden quedar desconcertados ante las enigmáticas palabras en árabe. Y desde el punto de vista de diseño, la portada es inusualmente sobria para el estilo habitual del TimeOut. Puede que más que en la simplicidad se haya caído en el “simplismo” hasta el punto de que el lector “no tenga ganas de descubrir qué hay en su interior”.

Portada del 4 de mayo de 2005.

El kiosko y ustedes mismos juzgarán. Pero un mal día lo tiene cualquiera y las portadas de TimeOut merecen nuestro reconocimiento, porque semana tras semana apuestan por fórmulas novedosas para evitar caer en la monotonía. Lo que tiene especial mérito cuando se trata de una publicación dirigida al público general (tiene una media de lectores de 400.000 ejemplares) y no de una revista de nicho de baja difusión, de perfil joven y especializada en diseño, donde las portadas pueden apostar por propuestas más atrevidas sin miedo al rechazo del público masivo.

26 de octubre de 2006.

TimeOut compite en el kiosko semanalmente contra otras guías del ocio buscando lectores y parece que lo más fácil y menos arriesgado sería caer en los recursos convencionales (famoso/a guapo/a mirando a cámara), para atraer su atención. Sin embargo muchas veces apuestan por conceptos complejos e imágenes heterodoxas, apelando a la sensibilidad e inteligencia del lector.

Portada del 22 de marzo de 2006.

Incluso permítanme que le atribuya más mérito que al Metrópoli de El Mundo: los riesgos conceptuales que asume Rodrigo Sánchez son mayores, y generalmente sus propuestas huyen de la obviedad aún con mayor intensidad que TimeOut. Pero al fin y al cabo Metrópoli es un suplemento tamaño revista que va encartado dentro un periódico y se difundiría igual aunque sus portadas no ‘conectasen’ con parte de los lectores. ¿Serían igual de atrevidas si tuvieran que competir en el kiosko con La Guía del Ocio?

Portada del 2 de noviembre de 2005

9 de noviembre de 2005.

29 de marzo de 2006

Portada del 1 de marzo de 2006.

Anuncios

La web del Congreso y la T.I.A.

Dobiol. Sabido es que aquí los cuatrotipos nos dedicamos a escribir, mayormente, sobre lo que acontece en lo referido al diseño de la información. Y aunque mis compinches parecen más volcados en el ámbito impreso, un servidor se encuentro casi totalmente volcado en diseño de la información en el ámbito de la web.

Entre líneas de código, píxeles, “hojas de estilo en cascada” y media docena de tipografías, las cosas van por otros derroteros. Los gurús de la “arquitectura” de la información en la web valoran un buen trabajo no sólo por su diseño. Las “tripas” del bicho cuentan tanto o más que la apariencia externa.

w3c

Accesibilidad, estándares, usabilidad … ¿Qué diferencia del papel, no? En el ámbito impreso, todo está a la vista. Lo que cuenta es lo que se ve. Que el “arquitecto de la información” sea un auténtico desastre es lo de menos si el resultado visual/informativo es óptimo.

Un buen ejemplo de la importancia de esta diferenciación (de lo que se ve, y lo que no se ve) es el pollo que se ha montado con la nueva web del congreso, presentada, a bombo y platillo, el pasado 13 de junio el presidente de la Cámara Baja, Manuel Marín.
Efectivamente su apariencia es bastante mejor que la anterior, pero quizá las prisas han jugado una mala pasada a los responsables del rediseño.

Capturas de la web del congreso en Firefox y Safari, respectivamente. En la captura de arriba se ve como no se “cargan” elementos que si que son visibles en Safari.

El País dijo en principio que la web “ha sido diseñada con una línea gráfica moderna y una navegación intuitiva y unos contenidos estructurado”. Pero no todos lo veían así. El Mundo le pegaba un buen rapapolvo el día del estreno, “el sitio contiene importantes errores y descuidos en su código fuente”. El País rectificaba el día 17 con una información bastante menos benevolente en la que se hablaba de que los usuarios “que han detectado errores cuando la página se consulta con navegadores como Opera o Firefox, y señalan que el sitio no respeta varios principios de accesibilidad”.

La gran pregunta es, ¿cuanto ha costado el cacharro?

14.304.113 €

30 años de democracia consolidada. Si, si… A mí esto de la web del congreso me huele más bien a un encargo a la T.I.A. ¿Nos se nos habrán hecho webmasters Mortadelo, Filemón & Cia?

T.I.A.

Lee el resto de esta entrada »

Laus 2007, el Pantone 200 y el “efecto San Sebastián de los Reyes”

HerminioJF.- El libro recopilatorio de los premios de diseño gráfico Laus 2007 ya está en las grandes librerías (el que ven sobre estas líneas me lo encontré en el FNAC). Y como es habitual está lleno de estupendas inspiraciones y atrevidas propuestas en todos los ámbitos del diseño gráfico, desde el diseño interactivo al packaging o la publicidad.

Si esto fuera un blog normal, lo que más atención merecería de nuestra parte sería el Trofeo Laus que ha obtenido en la categoría Editorial un magazine trimestral valenciano editado en formato y papel de periódico llamado D[x]i Magazine, dirigido, gestionado y diseñado (pongan el prefijo auto donde más les plazca), por Alejandro Benavent y consagrado a difundir la cultura y el postdiseño. Con una vocación radicalmente experimental, ya os comentamos hace tiempo que D[x]i es uno de los grandes orgullos locales de nuestra ciudad. Ya que no lo hicimos en su momento, CuatroTipos aprovecha este post para felicitar a Alejandro por su Laus, dar testimonio gráfico del premio y, ya que estamos, constatar nuevamente el emergente poder que el diseño valenciano está adquiriendo en las tierras de nuestros vecinos del norte. Temblad.

Pero como esto no es un blog normal, voy a dedicar unas líneas a detallar mi sorpresa al toparme en mi pagineo con una de las entradas seleccionadas (no llegó a premio Laus) en la categoría de Comunicación Gráfica Institucional. Se trata de la nueva identidad corporativa de la comarca de Vilagarcía de Arosa (Pontevedra), que me resultó extrañamente familiar:

Efectivamente, los fieles de CuatroTipos habrán encontrado cierta familiaridad de este logotipo (forma, color…), con el que desde hace años luce el ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes y a su vez con el que en medio de una gran polémica presentó el ayuntamiento de Tarragona el pasado mes de abril, bajo las acusaciones de la oposición de ser una copia del anterior. Le dedicamos un largo post. Todo el mundo tiene presunción de inocencia, pero… ¿Me estoy pasando de suspicaz al hablar, al menos, de coincidencia? (Hagan click para ampliar).

¿Es ésta la constatación definitiva de que eran ciertas las palabras del portavoz del Ayuntamiento de Tarragona cuando justificaba el parecido de aquellos logos, con el argumento de que “ya no queda nada por inventar”? ¿Qué extraña plaga está desencadenándose en los logotipos de los municipios españoles que todos empiezan a parecerse y colorearse en Pantone 200? ¿Porqué el manual de identidad gráfica de una localidad de la periferia de Madrid parece haberse convertido de repente en la referencia dominante del diseño institucional español?

La respuesta, posiblemente es más sencilla de lo que pensamos. Si tiran de Google comprobarán que el estupendo Manual de Identidad del Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes está colgado completo en PDF en la web municipal. Un centenar de detalladas páginas por las que la empresa Aderal 3 cobró 8.000 euros, y que constituyen un impecable ejemplo de un manual de identidad bien realizado en el que se prevé desde el sistema de vestuario, a la papelería, la señalización o la comunicación interactiva. No conozco el manual de Villagarcía de Arosa así que no puedo juzgar hasta qué punto les ha ‘influído’, pero aunque he encontrado otros manuales en internet todos son parciales y apenas aportan unas páginas. Dudo que se pueda encontrar otro trabajo semejante (en cantidad y calidad) de manera tan sencilla en toda la web.

Así que si todavía queda algún estudiante de diseño gráfico de este país que aún no se haya enterado, ya puede correr a decargarse los 8 capítulos en PDF. Exhaustivo y bien estructurado, hay que tener mucha fuerza de voluntad para no copiar/pegar párrafos completos. Pueden sacarse una pasta del trabajo del prójimo, pero tengan el detalle de no presentarlo a un concurso, no vaya a montárseles el sarao del Ayuntamiento de Tarragona. De nada.

Actualización (16/8/2008): Carlos Medina de Medina y Milata escribe hoy un comment defendiendo la originalidad de la imagen gráfica de Villagarcía de Arousa, afirmando que el parecido con el de San Sebastián de los Reyes es meramente casual. “El diseño de la marca institucional del Concello de Vilagarcía de Arousa se gano en concurso publico a finales del año 2004 y se publico por primera vez en el 2005. Todo el desarrollo de la identidad, aplicaciones, manual y gestor de identidad corporativa se alargo hasta 2007. Y es por ello que se presente en dicho año a los Laus. Si entras en la web del ayuntamiento (www.ivilagarcia.com) y en “identidade corporativ”a podéis ver el extenso manual. En cuanto al color si alguien conoce Vilagarcía de Arousa y su história sabrá que no podía ser otro color que el “rojo Ingles”, color que esta incluso en la fachada del Concello. En cuanto a la evolución del escudo en la web de Medina Vilalta Brand Design podeis ver de donde viene. (www.medinavilalta.com).”

PD.-Confieso que este post no era más que una excusa para plantear de nuevo dónde está colocada la delgada línea que separa la inspiración de la copia (También en Pantone 200):

Thriller, Michael Jackson, 1983.

Golimar, Bollywood, 1987. (Gracias, Marcos. Impagable)