CuatroTipos

Diseño periodístico y más.

Sed buenos, si podéis: Altruismo de couché y Good Magazine

HerminioJF.El altruismo mola, y el altruismo vende. Bill Gates lo sabe y va de benefactor de la humanidad, Al Gore lo sabe y va de salvador del ecosistema, Bono lo sabe y va de colega exigente con los del Banco Mundial, CuatroTipos lo sabe y va a reventar la marca de 1000 lectores diarios gracias a post ‘buenrrollistas’ como éste.

Bill y Melinda Gates junto a Bono, personajes del Año 2005 según Time, por ser “buenos samaritanos”.

El término ‘neocapitalista’ define a esta nueva generación de gente adinerada que siente igual pasión por su alta calidad de vida como por el idealismo y las causas justas. Alguien tenía que para dar respuesta a esa ansia de los ricos por sumarse al tren de la solidaridad, pero no con el rollo cutre y anónimo de misionero franciscano, sino en ese plan ‘fashion’ al que nos tiene acostumbrados Angelina Jolie, que se va a dar a luz a Namibia en un hotel de lujo, o Bob Geldorf, que da conciertos contra la pobreza en África exigiendo caviar en su camerino.

Para ellos nació en septiembre de 2006 Good Magazine. Hecha por jóvenes ricos para jóvenes ricos (detrás está el hijo de Al Gore, cómo no, y el ocioso heredero Ben Goldhirsh), con la intención de seguir las corrientes ‘pseudoalternativas’ más a la última y recomendar las causas altruistas más ‘cool’ a la hora de ser un benefactor de la humanidad como Rockefeller. Suena a retorcida ironía, pero no, créanme: va en serio.

Good Magazine, con sede en Los Ángeles, combina una elegante maquetación y una estupenda fotografía con un punto de vista optimista acerca del futuro de este planeta. Impreso en papel reciclado (de cajón), destina el 100% de los 20 dólares de suscripción anual a la ONG que prefieras, siempre que sea dentro de la selecta lista que ellos te ofrecen, donde como imaginarán no encontrarán ONGs excesivamente comprometidas ideológicamente tipo Amnistía Internacional que van por ahí cuestionando si en Guántánamo los EEUU se están saltando la declaración universal del los Derechos Humanos.

Hasta aquí la sesión de látigo a la que les tengo acostumbrados. Porque es cierto que “es fácil ser cínico con esta publicación“, pero no todo es negativo: basta con visitar su web para darse cuenta de que se trata de un producto de calidad y bien editado, en el que quizás no se encuentra la rebeldía que uno esperaría de “unos mordaces críticos de la hipocresía reinante”, pero se comprueba cierto esfuerzo por cambiar el sistema desde dentro abogando por una mayor transparencia informativa del gobierno de los EEUU. Y desde luego ser ‘progre’ en EEUU es estar bastante más a la derecha de lo que es habitual en los parámetros europeos, no nos engañemos. Así que aunque parezca que Good Magazine raramente supera la versión más superficial y menos comprometida de la solidaridad, hay que agradecer a editores de tan adinerada prosapia que se dediquen a estos menesteres filantrópicos, y desde luego nadie puede negar que saben montar fiestas memorables en plan MacDiego (disculpen el localismo; pero es una celebridad por aquí).

Hace más bien por la humanidad que los jóvenes cachorros del liberalismo se dediquen a leer esto que el Forbes o el Vanity Fair. Aunque igual me he precipitado un poco al juzgar de frívola a esta última revista de cultura y famoseo de alto nivel, porque conscientes de que esto del altruismo vende, ¿Adivinen a quién dedica el VF su portada de este mes? Efectivamente: a ese enorme cantante/cuestionable editor que empieza a mostrar una inquietante querencia a salir en las portadas demostrando que ser buena persona no es incompatible con la inmodestia..

Bono y la Reina Rania de Jordania, editores del número especial por África de Vanity Fair de Junio 2007.

Y desde luego el negocio va a más. También a finales de 2006 se creó en San Francisco otra publicación dirigida a filántropos pudientes: Benefit, aunque en su caso está centrada exclusivamente en causas benéficas de carácter local, pero con su considerable dosis de “glamour” solidario. No en vano se subtitula “The Lifestyle of Giving”, o sea, para gente sin complejos a la hora de desgravar impuestos. Afortunados ustedes, sus cuatro números pueden verse íntegros desde su página web. Gracias a ello les rescato esta elocuente portada, dedicada a seis amas de casa/grandes profesionales/mujeres solidarias de California. Dan ganas de suscribirse ¿verdad?

Transparency: Las explicaciones visuales de Good Magazine.

Volviendo a los chicos de Good: Como hemos comentado más arriba, uno de los ‘leit motiv’ fundamentales de esta publicación era acercar a los lectores la información clave sobre los asuntos relevantes que muchas veces no están bien explicados o bien los gobiernos procuran no difundir. A esa sección estrella la denominan “Transparency” y está glosada de grandes explicaciones gráficas de carácter estadístico.

Personas sin hogar en los EEUU

El reparto del agua en el mundo

El coste de las campañas de publicidad de las grandes empresas.

A pesar de que no siempre logran que los gráficos se entiendan muy bien (sentido último de la ‘trasparencia’) y de que generalmente se tratan de artificios gráficos más próximos al arte que al diseño de la información, pues toda funcionalidad queda supeditada a la estética, hay que reconocer el esfuerzo por buscar fórmulas originales para disponer los datos numéricos. Estos gráficos sólo se han podido ver en la versión impresa en los primeros cuatro números, pero desde el actual ejemplar se encuentran también disponibles en su página web.

La intrincada trama de empresas dependientes de General Electric.

Sin embargo mucho más celebradas y ocurrentes son las versiones en video que ofrece Good Magazine online. En poco tiempo han logrado destacar en el mundo YouTube gracias a su sentido del humor y a una elevada creatividad audiovisual. Uno de los mejores ejemplos es este video/gráfico dedicado a detallar las cabezas nucleares que posee cada país, y cuáles serían los efectos de una bomba nuclear en Nueva York:

Sin embargo, el video/gráfico más exitoso es el que se ocupa de informar sobre las grandes cifras que se maneja en el comercio de contenidos pornográficos en internet. No se sorprenderán si les digo que a día de hoy, este video ya acumula 1,915,917 visitas en el YouTube, aunque descuiden: pese a lo que pueda parecer, jamás se excede en la imágenes de los límites de lo políticamente correcto, que tanto aprecian los editores de Good Magazine:

PD.- Hasta que ví este video, creía que el nivel más alto que se podía alcanzar en la profesión del diseño de la información era la de Diego Areso/Quinta Tinta que fue portadista de MAN (permítanme que me arrodille en este punto). Pero he de reconocer que le supera en popularidad el puesto de trabajo del infografista de Good Magazine, al que parece que no le importó en absoluto cambiar el Freehand por el rotulador.

Desde luego él sí que debe pensar que los editores de Good Magazine son unos benefactores de la humanidad.

5 comentarios»

  tomas gorria wrote @

Felicidades, HJF.
Tremendo post.
TG.

  Ximo Górriz wrote @

Me adhiero al comentario del TipoGorría, y a continuación, apostillo. ¿Que si vende el altruismo? Ahí tenéis el párrafo que Santiago González colgó el otro día en su blog, bajo el título “Una conferencia sostenible”: Al Gore ha sido contratado para llevar la mala nueva del futuro alas Islas Canarias, donde impartirá dos conferencias. Una en Santa Cruz de Tenerife y otra en Las Palmas, por cada una de las cuales facturará 240.000 euros. El pagano de los 480.000 es un constructor, Santiago Santana Cazorla, detenido e imputado en la ‘Operación Góndola’ por corrupción urbanística en el municipio grancanario de Mogán.

Un saludo, HJF

[…] se pueden descargar aquí. Todo sea por salvar el planeta de la destrucción, porque si lo dejamos solo en manos de Al Gore y sus amigos, estamos […]

  Tres cosas que hacer hoy sobre las 20:00 horas « CuatroTipos wrote @

[…] un primo que no tiene muy claro esto del cambio climático, que el rollo de Al Gore & Friends nos parece un poco egocéntrico, y que esto de desconectar repentinamente todos los ordenadores del país no debe ser muy bueno […]

[…] Ya ven que se ha desencadenado el entusiarmo por la peculiar revista Good Magazine y su no menos peculiar apoximación a los gráficos estadísticos, que está sacudiendo a la comunidad de diseñadores de la información. Alégrense los lectores de CuatroTipos, qué diablos, porque aquí lo leyeron primero: para ser concretos el pasado 28 de Junio de 2007. […]


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: