CuatroTipos

Diseño periodístico y más.

Archivo para julio 25, 2007

Diseño de información comestible: el cuscús para 26

JPÉREZ: No es cosa sin importancia la alimentación para llegar a ser buenos diseñadores gráficos, o periodistas, o poceros. Los asiduos a este blog sabéis que los Cuatrotipos nos ocupamos tanto del biencomer como del bientrabajar. Sin una cosa no hay la otra. Atribulados como estamos por mantener llenas nuestras tripas de viandas apetecibles y sanas, ahí va un consejo culinario para una reunión multitudinaria de amigos. Si eres el cocinero, esto te ayudará a salir con bien del trance. Eso sí, primero, compra una cuscusera.

Receta de un cuscús para 26 personas.

Ingredientes:

  • 2 pollos y medio
  • 3 faldas de cordero
  • 2 cuellos de cordero
  • 1 col pequeña
  • 8 zanahorias
  • 5 calabacines
  • 7 nabos
  • 5 puerros gordos
  • 1 calabaza de guisar
  • 1 kg. de garbanzos
  • pimiento y apio a discreción
  • 3 1/2 kg. de sémola media de cuscús.

PREPARACIÓN:

Llenamos de agua la olla de la cuscusera y la ponemos a hervir. Echamos los garbanzos, previamente remojados. Mientras, salamos el cordero y el pollo y lo freímos a parte hasta dorar. Conforme la carne está dorada, la vamos echando al gran puchero que. Cuando toda la carne está en la olla, echamos las verduras cortadas en trozos grandes. Dejamos hervir todo hasta que los garbanzos están hechos y rectificamos de sal. La calabaza y el calabacín cuecen enseguida; por ello, hay que reservarlos y añadirlos al caldo cuando casi esté hecho, justo antes de empezar a preparar la sémola.

LA SÉMOLA

Para 3 1/2 kg. de sémola, reservamos unos siete u ocho cazos de caldo. Vertemos la sémola en la vaporera y la mezclamos con alrededor de medio vaso de aceite de oliva por cada kilo de cuscús y removemos bien con las manos para homogeneizarlo todo. Después, cubrimos el caldero con la vaporera y vamos removiendo la sémola de vez en cuando, a la vez que la mojamos con el caldo que previamente hemos reservado. En unos 15 ó 20 minutos tendremos la sémola lista, y con ella el cuscús.
EL SERVICIO

Se dispone en la mesa una gran fuente con verdura, otra con carne y la tercera con la sémola. Cada comensal elegirá la proporción de cada ingrediente a su gusto. El caldo llegará a la mesa en otro perol, por si alguien si desea agregar unas cucharadas más de líquido. Sírvase usted mismo, y si no llega a la carne, pídala.

LA SALSA

En una salsera grande, deshacemos una buena cantidad de salsa picante marroquí de guindillas “harisa” en tres o cuatro cazos de caldo. Si pones más de una cucharada en tu plato, será un asunto sólo para valientes.

EL VINO

Recomiendo servir lel condumio con un vinorro tinto, afrutado y de mucho grado. Como soy mañico, digo que uno de Cariñena, nobles y potentes, aunque no muy refinados. Si quieren algo más cool, quizá les merezca la pena acompañarlo con un Priorat.

Si el vino corre adecuadamente, no se preocupe por los cafés y prepare sillones, o un buen revolcadero a la sombra. Los comensales agradecerán una siesta. Saludos.