CuatroTipos

Diseño periodístico y más.

Archivo para septiembre 11, 2007

El informe 11-S en cómic y los gráficos de Reuters

JPEREZ: Uno de los fenómenos editoriales del año pasado en USA fue el cómic “El Informe 11-S” . Fue una de las novedades del pasado salón del Cómic de Barcelona y se puede encontrar en librerías especializadas. Se trata, ni más ni menos, de una historieta de unas 120 páginas basada en el Informe de la Comisión Nacional de Investigación sobre los atentados terroristas contra Estados Unidos. El lado documental está avalado por el presidente y el vicepresidente de la mismísima comisión de investigación, y el lado artístico cuenta con unas frases alogiosas de Stan Lee, el gran gurú de la edad dorada de los cómics en los años 60. En ralidad no es para tanto. No esperen un buen cómic. Y en cuanto a su valor como historia… es un resumen del informe oficial de la comisión del 11-s contado cronológicamente, es decir, aburre hasta a las piedras.

bajar pdf

GRÁFICOS DE REUTERS

Sobre estas líneas pueden ver el gráfico a toda pagina que compuse para Levante el día 18 de septiembre de 2001, con toda la información de Reuters que había llegado al periódico esa semana. Al hojear el «Informe 11-S», un par de dibujos me recordaron algunos gráficos que las agencias mandaron a los dos días del accidente. En efecto. El cómic reproduce algunos de los gráficos que Reuters distribuyó los días previos al atentado. El dibujante Ernie Colon copia exactamente alguno de los gráficos sobre las torres. Como mínimo, se documentó bien.

Arriba, viñeta de«El Informe 11-S». Abajo, detalle del gráfico de Reuters.

 

 

Arriba, gráfico sobre las rutas que siguieron los aviones, también de Reuters. Abajo, viñetas de«El Informe 11-S»

 

EL CÓMIC
El septuagenario dibujante puertorriqueño Ernie Colón tiene buen oficio y maestría con los lápices. Por supuesto, el tebeo tiene algunas buenas viñetas, pero en general abusa del dibujo rápido y de las fotos pasadas por filtros de Photoshop. La composición es monótona y confusa. En ocasiones ni siquiera sabes a que viñeta se refiere el texto.

El guion es de un tal Sid Jacobson, el antiguo redactor jefe de la editorial de Harvey Comics, donde también trabajó durante muchos años Ernie. Sus textos son muy informativos, pero se pierden en detalles que, en ocasiones, son irrelevantes. Imagínense el tostón: Ciento veinte páginas con textos en cuerpo minúsculo plagados de fechas, horas, siglas y nombres de funcionarios de segunda fila. Por supuesto, es más ameno que leerse el informe de la comisión entero, pero no debemos olvidar que no es el informe, sino una interpretación del mismo.

EL NUEVO IRAK
El reto de un producto de este estilo es alejarse de la propaganda política y realizar un trabajo serio y honesto. A esta iniciativa editorial se le ha de conceder un valor documental, puesto que resume las conclusiones de un informe largo y farragoso. En principio no emite juicios sobre lo que ocurrió, sino únicamente datos, aunque las ilustraciones, recreaciones de algo que imagina el dibujante, o el guionista, representan un juicio de valor en si mismas.

¿Qué falló en el sistema de seguridad?
Esa es la principal pregunta a la cual responde el tebeo. Al final, el informe presenta unas conclusiones que invitan a aumentar los presupuestos de defensa y a mejorar las partidas de dinero para la CIA. Recomienda al gobierno USA que lidere al mundo en cuestión de derechos humanos y moralidad, pero no habla de Guantánamo. De lo que sí habla es de Irak. Lo llama el “Nuevo Irak”. Debe referirse a los niños muertos. En esto el cómic no se moja. Simplemente se ciñe al guión del informe de la Comisión 11-S. ¿Es eso objetividad? ¿Es justo y honesto? Dejemos eso para otra ocasión.

  • Reseña de Alberto Cairo respecto al comic en septiembre de 2006.

PD: Mi historieta de lo que estaba haciendo el 11 de septiembre de 2001: Llegaba yo a la redacción de Levante tras dar cuenta de una miserable hamburguesa y me senté en mi mesa pensando en el vaso de café del malo que iba a tomar en breves minutos, cuando obsevé que en al redacción había grupitos en torno a los televisores, como cuando jugaba el Valencia. «Se cae, ¡Que se cae! (gritos)». Y se cayó. Y luego la otra. Ya no nos despegamos del televisor, ni de los transistores, ni de la web (que estuvo colapsada durante horas) durante toda la tarde.

¿Qué tenemos de papeo?

Dobiol. A pesar de que la agenda informativa de hoy está bien acotada con el 6º aniversario del 11-S, me vais a permitir que haga un breve lunch, para sugeriros este exquisito blog:

http://lunchstudio.blogspot.com/
La idea no puede ser más sencilla. Los miembros de este estudio de arquitectura (formado integramente por mujeres), nos muestran lo que comen cada día. Una idea, sugestiva, universal y bastante apetitosa.

Como bien dicen ellas:

Architects by profession, we’re also ladies who lunch.

Más en su galería flickr.

Memorabilia visual para el 6º aniversario del 11S

HerminioJF.-Dos torres, un avión impactando y una columna de humo. Las hemos visto miles de veces, pero las imágenes del 11S siguen estremeciendo 6 años después y son una parte imborrable de nuestro imaginario visual. Dentro de 20 años habremos olvidado muchas cosas, pero todos recordaremos con precisión dónde estábamos aquella tarde de septiembre de 2001.

Esta es una recopilación personal de algunas de las aportaciones del 11S a la cultura popular y al periodismo visual contemporáneo.

1.- La portada del New Yorker del 24 de septiembre de 2001.

Considerada por Magazine.org como la 6ª mejor portada de los últimos 40 años. No cabe duda que es atrevida: con ilustración de Art Spiegelman (autor del célebre comic Maus), la silueta de las torres está impresa en una quinta tinta negra brillante sobre el fondo negro mate de la cuatricomía tradicional. Hagan click para ampliar o lo verán todo negro.

Aunque la portada que se realizó para el 5ª aniversario de la destrucción del WTC en 2006 es también memorable. Grandes los chicos del New Yorker.

  • Las 40 mejores portadas de revista de los últimos 40 años de Magazine.org.

2.- Las Torres Borradas

Carátula de inicio de Sexo en Nueva York antes y después.

Numerosas producciones televisivas y cinematográficas tuvieron que hacer algunos “ajustes” tras la destrucción de uno de los principales iconos de Nueva York. Series como Sexo en Nueva York o Los Soprano editaron sus secuencias de apertura para borrar las Torres Gemelas y películas como Zoolander o Serendipity eliminaron digitalmente las imágenes del WTC de sus fotogramas.

3.- Anuncios con poco tacto.

En 2004 alguien en el departamento de marketing de El País pensó que sería buena idea emplear el 11S para promocionar sus suscripciones enviando un mail a 50.000 internautas con el eslogan: “un día da para mucho”. (Vaya, que se lo digan a Bin Laden, que en un par de horas cambió el rumbo de la historia). El anuncio se retiró de inmediato ante las numerosas quejas, sobre todo llegadas de los EEUU, e incluso El País acabó pidiendo públicamente perdón en un Editorial.

Pero no han sido los únicos en emplear el 11S como imagen publicitaria. Hace poco la agencia BBDO presentó esta campaña ecologista: “Para la naturaleza todos los dias son un 11S”

Y Starbucks retiró este cartel promocional en 2002 ante las quejas de numerosos clientes que consideraban que contenía imágenes que evocaban el impacto del avión contra las dos torres junto con la palabra “collapse”.

4.- El cartel americano de la película United 93 de Paul Greengrass (2006).

Diseñado por los especialistas en cartelería cinematográfica Petrolad de Los Angeles, constituye un gran ejemplo de contención tipográfica y visual con un buen corte que marca el tono para el inquietante lema: “Cuatro aviones fueron secuestrados. Tres de ellos alcanzaron su objetivo. Esta es la historia del cuarto.” Pero yo le hubiera quitado las torres al fondo. El icono del WTC humeante ya está demasiado gastado y bastaba con el avión entreviéndose entre los pétreos rayos que coronan la Estatua de la Libertad para sitúar el contenido de la película. Aún así, en mi opinión, mucho mejor que la segunda versión que se usó en España (sobre estas líneas), realizada por los británicos Creative Parnetship.

5.- Luces y sombras del día D de la infografía moderna.

Gráfico del diario finés Itsa Sanomat y sus aviones estrellándose a 1.000 km/h contra las Torres ¡haciendo un giro de 90º justo antes del impacto! Ni en la guerra de las Galaxias.

Pocos departamentos de infografía salieron indemnes de la dura tarde del 11S. Todo se desbordó por la velocidad del trabajo, la falta de precisión de los primeros datos y sobre todo el ansia de los jefes que ante la magnitud de la tragedia requerían más gráficos, más grandes y más rápido. Quien más y quién menos metió la pata en algo, y en los X Malofiej del 2002 no se hablaba de otra cosa: en los gráficos del día después aparecían coches bomba que nunca explotaron, trayectorias de aviones inverosímiles, horas no contrastadas, aviones inexistentes y lo que es peor, concesiones injustificables a la estética supeditando la precisión informativa de los gráficos. Una lección para toda la profesión, que como es habitual, aprende más rápido de los errores que de los aciertos. Desde el 11/9/2001 muchos diseñadores de información comprobamos “detalles” que antes pasábamos por alto.

Gráfico del New York Times premiado por AIGA en 2002.

En el balance positivo está 1) el ejemplar trabajo de seguimiento infográfico del New York Times en las fechas posteriores del atentado que los premios Malofiej ayudaron a proyectar universalmente. 2) La primera gran prueba de fuego para la emergente infografía multimedia en diarios como El Mundo (y su estupenda trayectoria posterior) o Vocento (a la que desgraciadamente no darían continuidad), y 3) una de las escasas publicaciones monográficas sobre infografía con la que contamos los periodistas visuales fuera del los anuarios Malofiej: el estupendo álbum de 200 páginas+CD de marzo de 2002 coordinado por Juantxo Cruz que recopilaba el trabajo del departamento de infografía de El Mundo alrededor del 11S y la Guerra de Afganistán. 11-0-09: Atlas de la Guerra.

6.-Las portadas del día después que fueron más allá que las demás.

El 12 de septiembre, pocos inclumplieron la pauta de fotón y titular gigante. El USA Today es un buen ejemplo del proceder de la mayoría de los diarios aunque la destaco por la estupenda calidad de su reproducción fotográfica. Sin embargo hay algunas excepciones que considero que deben ser señaladas…

The News Leader (EEUU). El único que se atrevió a emplear un grafíco como elemento visual principal de la portada. Aunque considero que la portada de ese día debería haberse dejado para la emoción más que para la fría estética del análisis infográfico. No sé que opinará Chiqui.

The Courier&Mail. (Australia) La hemeroteca es cruel con los periódicos de las antípodas, que no tuvieron tiempo de recoger la noticia del siglo. Es duro eso de nacer viejo.

Aftonbladet (Suecia). Incluso en un día tan visual como este, dando paso al poder de la palabra y dejando a MacLuhan a la altura del betún. Esto si que es ir a contracorriente.

The Times (Gran Bretaña) y Liberation (Francia). Varios periódicos de todo el mundo apostaron por la fotografía gigante a doble cubierta (entre ellos el valenciano Levante-EMV), pero a dos les corresponde el honor de poner el titular más concreto y falto de connotación posible.

San Francisco Examiner, sin embargo, fue el menos sutil.

7.- Delfin Quishpe

Pocos hubieran sabido de la existencia de este “cantautor ecuatoriano de folclore tecno-andino”, si no fuera porque a finales de 2006 se transformó en un fenómeno de internet gracias al polémico videoclip “Torres Gemelas” con el que pretendía rendir homenaje “a todos los compatriotas que perdieron sus vidas el 11 de Septiembre del 2001”, aunque con dudoso buen gusto. Pese a todo cuenta en Youtube con millones de visitas.

8.- Portada de The Guardian del 5º aniversario del ataque.

Prácticamente todos los diarios del mundo dedicaron la portada del 11 de septiembre de 2006 a conmemorar el atentado. No así The Guardian, que despachó el tema con un breve por abajo y le dedicó la foto del día a Nicole Kidman. Hay quien se lo tomó muy mal.