CuatroTipos

Diseño periodístico y más.

Au revoir a Le Soir y otros golpes de efecto de los Directores de Arte

Una muestra de la singular apuesta que hace Le Soir por la ilustración y la caricatura (18/8/2007.)

HerminioJF.-Clausurada la temporada de verano, periódicos “migratorios” como el francófono belga Le Soir, regresan a sus cuarteles de invierno. Ya os contamos a finales de junio cómo fiel a su cita veraniega, entre el 14 de junio y el 15 de septiembre Le Soir ha estado imprimiendo una edición internacional desde Valencia, con el objetivo de acompañar cada mañana a los veraneantes valones durante sus días de solaz y esparcimiento en la costa mediterránea española. Una costumbre a la que estos últimos años se están sumando varios diarios de toda Europa.

Viñeta en la portada y páginas 2 y 3 del 25/8/ 2007. Click para ampliar.

Ya sabéis que más que por un interés profesional, Le Soir me atrae como excusa argumental, porque de francés no tengo ni idea y su diseño no es que esté en mi ‘top ten’. Como los típicos amores de verano, su fugaz visita tampoco este año me ha cambiado la vida ni dejará mucha huella en mi trayectoria profesional, pero he seguido acudiendo fiel a revisarlo al archivo de la rotativa de AGM en busca de algún pequeño descubrimiento destinado a asombrar a mi retina encallecida de tanto pagineo voraz, ansioso por detectar siquiera un destello que merezca la pena conservar entre los amarillentos ‘polaroids’ de la memoria del verano del 2007.


Alguna de las hipercefálicias promos sobre las cabeceras de Le Soir de este verano. Entre las más grandes de Europa.

Y claro que los hay, aunque más que de soluciones de diseño brillantes, Le Soir es un periódico propenso a esporádicas “boutades”. Su maqueta no destaca globalmente, pero muestra repentinos síntomas de atracción al riesgo en forma de portadas inusuales o propuestas conceptualmente atrevidas, asociadas sobre todo a la ilustración, el arte o el cómic. Este año no podía ser menos y además de alguna sopresilla, trae su particular “golpe de efecto” de carácter megalómano marca de la casa:

Portada del viernes 14 de Septiembre de 2007.Ver en PDF (252 k)

El pasado Viernes 14 de Septiembre, con ocasión de la inauguración en Bruselas del Cityscape, (una enorme escultura de madera de 18 metros de altura que estará en la ciudad durante un año), el artista responsable del proyecto, Arne Quinze, realizó una serie de dibujos que ilustraron toda la edición del dia de Le Soir. Varios esbozos a toda página, y otros a modo de garabatos a lápiz más pequeños, conlándose entre las informaciones. Le Soir se atrevió incluso a hacer una intervención de lo más artística en su cabecera, que por un día apareció invertida, cual retrato setabense de Felipe V.

El Cityscape, y algunas de las páginas de Le Soir del 14 de septiembre.

Y es que ya lo advertía Diego Areso hace unos días: hay en los periódicos algún Director de Arte que se está tomando demasiado literalmente el nombre del cargo. Semejante despliegue es reseñable, aunque no muy comprensible. Desde luego nadie le puede negar el atrevimiento, aunque me temo que se trata de una apuesta destinada a paladares más sensibles a las nuevas expresiones artísticas que el mío, tan pendiente de la eficacia comunicativa, la economía de espacio y esas zarandajas tan prosaicas que tenemos los periodistas metidos a diseñadores que nos da pena llevarnos por delante la Amazonia para según qué cosas. Llámenme intrascendente, pragmático, insustancial, pero una cosa son los guiños artísticos y otra los excesos. A mí las ilustraciones del artista no es que me digan mucho, (aunque habrá a quien le gustarán, claro); y desde luego no están las cosas como para regalarle la promoción individual mediante 93.000 de ejemplares, incluyendo media docena de páginas completas a todo color. Que a mí no me han dejado maquetar tantas páginas seguidas sin publicidad en 10 años de profesión, oiga.

Click en la foto para descargar en PDF (60k).

La idea no era nueva. Pero ya puestos a demostrar semejante depliegue me quedo con la apuesta de Libération del 14 de diciembre de 2003. En esa ocasión, en conmemoración de su 80 cumpleaños, Antoni Tàpies creó para el Libé once ilustraciones y un alfabeto particular en un número extraordinario del que el artista español fue auténtico protagonista.

La rúbrica/cruz de Tàpies en la cabecera del Avui.

A Tàpies tampoco lo entiendo mucho, pero supongo que al menos ahora los ejemplares de ese Libération estarán revalorizándose en el eBay. Y al fin y al cabo Tàpies es un artista muy relacionado con la prensa: suya es la equívoca cruz del logo de la cabecera del Avui desde el rediseño de Cases i Associats de 2005. Y además, tras la vajilla de Chillida y la cubertería de Mariscal, es el candidato perfecto para acabar firmando los salvamanteles de El País.


Descargar el PDF de “El cruce de las palabras” (7,3 Mb)

Y finalizando precisamente con el hasta mañana único diario nacional de carácter “progresista”, El País acaba de engrosar nuestra cuota patria de “boutades” artísticas en cuatricomía con “El cruce de las palabras”, un encarte especial ideado por Chema Alvargonzález que este sábado 22 de septiembre de 2007 publicó como una más de las intervenciones artísticas incluidas dentro del proyecto La Noche en Blanco que se celebró el fin de semana en Madrid. El País distribuyó centenares de miles de ejemplares de 16 páginas a todo color de esta selecta publicación poético-visual de marcado carácter experimental.

Independientemente de su calidad e interés artístico (que los más exquisitos seguidores de Babelia sabrán deteminar), descarguen y juzgen ustedes si no se trata desde el punto de vista industrial de un “exceso“. Aunque esta palabra al fin y al cabo forme parte esencial de la teoría y práctica de buena parte del arte contemporáneo, que encuentra en la desmesura y el gigantismo innecesario su razón de ser. Quizás hubiera sido mejor imprimir solo unas decenas de miles y apilarlos en la recepción del Reina Sofía, para que lo cogiera quien de verdad estuviera interesado en el asunto, digo yo. Aunque supongo que a los dueños de Prisa, bastante dedicados ultimamente a reajustar sus afinidades partidistas, Gallardón y Telefónica se encargaron de subvencionarles a buen precio el ‘golpe de efecto’ visual. Algo que siempre viene bien mientras se van poniendo a cubierto del “fuego amigo”.

4 comentarios»

  Martí Ferrer: el rojo y el negro. « CuatroTipos wrote @

[…] comercial no le regaló para lucirse ni una sola página libre de anuncios (entenderán ahora algunos de mis rencores). Ni siquiera la portada se libró de incluir su correspondiente faldón. Pero daba igual, Martí […]

  Agatha diseña periódicos para San Valentín « CuatroTipos wrote @

[…] Au Revoir a le Soir y otros golpes de efecto de los Directores de Arte […]

  El anuncio dadaísta « CuatroTipos wrote @

[…] aficionado a la lectura del Manga japonés. Me lo apunto en mi particular galería de rarezas y golpes de efecto de Directores de Arte. Pero la cuestión es que en la portada de Culturas de hoy tenemos un anuncio a toda página de una […]

[…] Más en CuatroTipos Au Revoir a Le Soir y otros golpes de efecto de los Directores dee Arte […]


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: