CuatroTipos

Diseño periodístico y más.

GigaPost: El diseño de Público y el “delay” de The Edge

HerminioJF.-Paco Oca de Maquetadores salió esta mañana bien temprano de casa para mostrarnos las páginas del nuevo diario Público (Ver su Flickr). Yo no madrugué tanto, y tuve que recorrer tres kioskos hasta hacerme con el último que quedaba, oculto entre los enormes paquetes sin vender de los demás. Puede que el éxito de ventas venga por la expectación generada estos días y esa tan poco racional y partidista curiosidad humana que motiva hasta a los más escépticos; quizás la tirada que llegó a Valencia no fuera muy generosa; incluso se habla de un presunto boicot de los quiosqueros, pero desde luego regalar DVDs de películas de primera fila como Los Lunes al Sol por solo 0,50 euros, es capaz de convencer a un Legionario de Cristo Rey de dar un golpe de muñeca fatal para La Razón y hacerse hoy con un ejemplar del último vástago de la prensa progresista.

Así que supongo que la FNAC se habrá sumado al nutrido grupo de personas físicas y jurídicas que “per natura” habrán recibido con uñas al nuevo diario: Los de la derecha porque son de izquierdas, y los de izquierdas porque tienen que repartirse la cuota de mercado, haciendo cierto el axioma de los tres grados de rivalidad: los enemigos, los enemigos a muerte y los compañeros de partido. Así que no voy a hablar de contenidos: ya habrá muchos en este momento encargándose de esta tarea y el lector sabrá filtrar qué hay de opinión sincera y qué de interesada frente a un nuevo diario, cuya salida en este negocio solamente parece alegrar a Pedro J., al que le viene de perlas que le abran el frente ruso periodístico a El País para desembarcar definitivamente en el liderato de la OJD.

Público hoy ha nacido siendo el periódico conceptualmente mejor diseñado que se edita en Madrid (suplementos aparte). Su retícula a 6 columnas (5 para géneros), marca de la casa de los nuevos diseños de Cases i Associats, como ADN (Cases, 2006) o Avui (Cases, 2005), le permite un dinamismo en la estructura que los diarios a 5 columnas no pueden tener y que sí emplean los periódicos gratuitos. Nacido a todo color, lo aplica con una eficacia y precisión a la altura de El Economista (Errea, 2006) y no como el resto que por ahora tan solo están siendo “coloreados”. No solo emplea códigos cromáticos genéricos para las secciones sino que también utiliza un color señalizador interno, un rojo burdeos, para indicar géneros interpretativos y de opinión. Y aunque no se muestra tímido empleando el color, el recurso a gamas frías, y una mayor sobriedad y coherencia, lo coloca a mucha distancia evolutiva del los festivos excesos cromáticos cometidos en El Periódico de Catalunya (Cases, 2000).

Su portada apuesta por el impacto a lo “Viewspaper” que adoptara del sensacionalismo para el portadismo de la prensa política seria y de referencia Simon Kelner en The Independent incluso antes de que Cases i Associats recalaran allí en 2005. Pero como el diario británico, el diseño interno de Público desmiente que sea un diario “popular” al uso. Nadie puede negar que el texto sigue siendo el protagonista, sosteniendo que se trata de un diario que tan sólo se apoya en la imagen, el gigantismo y el efectismo visual. Menos sobrio que The Independent, el tono de su diseño lo coloca a la altura del estonio Eesti Päevaleht (Cases, 2005) donde la jerarquía funciona sin que recurran a titulaciones desmedidas (excepto en la obertura de Ciencia y Culturas).

Estricto en la aplicación de su retícula, técnicamente es impecable en ejecución; los filetes, los titulares, los despieces, los destacados están en su sitio. Las líneas omnipresentes son inevitables en los diseños de Cases, pero afortunadamente bien lejos de los que emplearía en Opinión de Málaga (1999-2004). Deja los recuadros abiertos en la parte derecha, los filetes internos de los elementos de maquetación son finos y sutiles y emplea muchos lutos, para señalar géneros informativos o incluso en los folios anticipando la fecha y la web, pero siempre de tamaños limitados, de manera que sin ser un diario de blancos excesivos, no muestra la agobiante “estructura carcelaria” de algunos trabajos más primitivos del estudio.

Público muestra un nutrido catálogo de elementos de lectura rápida (apoyos, microdespieces, secuencias foto-texto) que superan en recursos a la mayoría de periódicos de España, y de los que El Mundo, ABC, La Razón y El País, sencillamente (aún), no disponen. Como en Avui los elementos de “navegación” son una prioridad y aplican un intensivo juego de géneros en los que la opinión, las entrevistas y los análisis no aparecen apartados sino que se integran en el cuerpo informativo, lo que le confiere ritmo a la lectura. Como El Economista, emplean titulares calados dentro de la foto cuando ésta lo permite, como Politiken (Palmer&Waston, 2006), los breves discurren a modo de friso sobre las noticias…

Para decepción de Periodista Digital, el nuevo Público no es una mera copia de ADN, porque obviamente su ambición está puesta mucho más allá. Público dispara con “pólvora de rey” y se permite hacer un suplemento de 64 páginas a base de fotones a toda página y siluetas del personal y cuyo texto total a cuerpo 10 hubiera cabido perfectamente en una página. (En fin, ya saben que a mí, acostumbrado a los rigores de la prensa regional, ciertos excesos no me van).

También muestra una ambición infográfica que no tiene reparos en cuanto a forzar el ratio de economía de espacio/cantidad de información apostando por los gráficos estadísticos como centro de impacto visual de la página. En este punto no temen emplear gráficos de flujo estadísticos (cosmogramas) como el New York Times, expertos en promover nuevas formas de mostrar datos numéricos. El pequeño equipo de infografía en el que se ha integrado Chiqui Esteban (ex Diario de Cádiz/Innovation) comparte con NYT también la contención crómatica (en los gráficos en único lugar donde vemos el color gris como recurso de diseño). El gran gráfico de hoy en las centrales y el cosmograma de la página 9 no son más que la declaración de intenciones de un departamento en el que seguro que va a brillar pronto el virtuosismo gráfico de otro joven ex Voz de Galicia como Chiqui, Álvaro Valiño, felizmente regresado al periodismo visual patrio después de un par de años dando vueltas por el mundo.

Para concluir, que Público tenga un muy buen diseño no significa que le guste a todo el mundo ni por supuesto que sea “irrefutable” en todos sus aspectos. Sobre todo a los que dan preferencia a lo “nuevo” frente a lo “bueno”, algo muy de diseñadores de gatillo fácil, pero que Nokia se ha encargado de demostrar que tiene bien poco que ver con la lógica industrial. Si algo funciona hay que dárselo a tus clientes y no andar preocupado si se parece a otros. Y desde luego Público no se asemeja (aún) a la competencia directa. Cierto que para un diseñador de periódicos con “un poco de mundo” y un anuario de la SND en la estantería, Público no trae sorpresas. Es Cases 100% y uno no tiene más que jugar a descubrir dónde aplicó primero tal tipo de cintillo, o tal manera de reticular los depieces. Pero sí que es un cóctel bien preparado con lo mejor y más acertado de las fórmulas que Cases ha aplicado sobre todo en los tres últimos años en decenas de rediseños en Europa y Latinoamérica. Las portadas de ADN/The Independent, los despieces de La Nación de Costa Rica, las tramas de los breves del Universal, la diferenciación de géneros de reportaje/análisis del Avui…

¿Cómo reprochar a Cases que se parezcan a sí mismos, que apliquen a su último gran encargo los trucos que han ido aprendiendo a lo largo de 15 años de evolución como estudio en centenares de diarios? ¿Cómo decirle a Bono que evite mezclar la voz grave y el falsete, o a The Edge que deje de usar el célebre “delay” en su guitarra pretendiendo que los U2 dejen de parecerse a los U2? Cases se parece a Cases siempre, aunque alguna vez más que otras, (y ésta es una de esas veces), pero a día de hoy Público tiene una identidad propia en su mercado, y si una bomba nuclear enviada por los amigos de Génova 13 acabara esta tarde con Público y su hemeroteca, el más despistado de sus lectores sería capaz de recordar cómo era una de sus páginas dentro de unos años.

Suerte en el nuevo proyecto. Por la parte del diseño la cosa ha empezado bien, aunque habrá que ver cómo evoluciona el asunto y sobre todo me veo en la obligación de recordar a Nacho Escolar que algunos de los diarios más renovadores de los 90, El Sol, Die Woche o The European, tienen algo en común: 1) Según la SND atesoraban alguno de los mejores diseños de su generación, 2) Hoy todos están muertos. La verdadera carrera para la consolidación de Público empieza a partir de ahora, cuando la competencia contraataque y se agoten los DVDs para regalar. Será entonces cuando la ley de la selva empiece a aplicar sus propias reglas, los diseñadores demostrarán su capacidad de reacción ante los imprevistos del maquetero, y la calidad del producto informativo será el verdadero gancho del negocio. Un mal diseño hunde un periódico, pero uno bueno no lo salva. Los contenidos son el único salvavidas disponible y siempre habrá margen para mejorar: Por lo pronto hoy en la página de la TV se les ha colado la programación de ayer.

26 comentarios»

  Paco Oca wrote @

No es que madrugue mucho, sino que uno tiene un niño al que llevar al cole. De todas formas, en mi quiosco habitual tampoco tenían a las 9:00 (sólo le habían llevado 4 ejemplares). Eso sí, sólo tuve que ir al quiosco habitual número 2 y allí estaba. Por cierto, espléndido tu análisis del diseño de Público. Lo enlazo desde Maquetadores pero que ya. Un abrazo.

  Pastelo wrote @

Pues fíjate que a mí el diseño me ha dejado un pelín frío. Al primer minuto me ha encantado, pero luego el inmenso festín de filetes me ha terminado por agotar. La navegación entre secciones es poco clara para mi gusto, las cabeceras aunque de distinto tamaño ocupan todas el mismo espacio, y no se notan demasiado cuando cambias de página. Esperaba algo excelso (creo que los del estudio Cases son muy buenos, y suponía que iban a poner toda la carne en el asador para este proyecto), y me he encontrado con algo “sólo” bueno para mi gusto. Creía que hoy iba a encontrar el diario que iba a marcar la tendencia de los rediseños de los próximos 4-5 años, y me he encontrado con otro periódico muy bien trabajado, pero no superior a otros diseños de los últimos años. Avui y El Economista, para mi gusto, son un poquito más agradables que Público.

Eso sí, si hablamos de diseño, el recién nacido está dos cuerpos por encima de su competencia directa (País, Mundo, Razón…).

Un pero muy gordo, espero que subsanable: el periódico mancha las manos. Un güebo, además. He necesitado jabón y todo.

  el león pintado wrote @

Sólo para felictarte por tu excelente, objetivo y bien documentado análisis del diseño de Público.

En efecto, un Cases 100%. Diseño de estudio.

  Diego wrote @

Un análisis estupendo.

Por mi parte, voy necesitar unos días, y unos cuantos ejemplares, para reposar la cabeza y descubrir qué es lo que opino de este nuevo periódico…

  CHQ wrote @

Excelente análisis, y gracias por las buenas palabras. Sólo un pero. Debo confesar que no capitaneo este proyecto infográfico, ahora mismo Álvaro y yo estamos al mismo nivel y aún queda capitán por llevar el barco.

  CHQ wrote @

Sin contar con la inmensa ayuda que nos han proporcionado para el lanzamiento Pablo Loscri y Jorge Doneiger, que nos han venido a echar una inmensa mano como consultores.

  cuatrotipos wrote @

Lo rectifico inmediatamente, Chiqui. Con tanto secretismo aún no controlo el organigrama del diario.🙂.

El trabajo de Valiño en la Voz hasta 2005 fue estupendo y puede que algún neófito por aquí lo haya olvidado tras su marcha a Londres. Y el tuyo…bueno, gracias a tu blog http://www.infografistas.com es bien conocido. Saludos también a Miriam Baña, la tercera deldepartamento. Os tendremos vigilados.

Bueno, sois pocos en infografía (cuando se vayan los consultores), pero en el Correo de Bilbao también eran 3 y ya ves en lo que se convirtieron.
Suerte…y al toro. HJF

  CHQ wrote @

Los consultores ya se fueron, así que ahí estamos, a los leones… De momento somso pocos, pero seremos más en breve. tenemos ahora mismo dos chcios (Susana y Francisco), ayudándonos un poco con al vorágine que es la salida, así que, al final, no estamos nada mal.
De nuevo enhorabuena por el análisis, impresionante.

  Eifonso Lagares wrote @

Felicidades por este magnifico análisis, el primer día en la calle del diario.

Saludos

  e-galeradas : Público wrote @

[…] a pesar de todo, que no corren buenos tiempos para el papel. Por eso, quizás, con más razón, haya que alegrarse de su nacimiento; en realidad, habría que alegrarse siempre del nacimiento de cualquier nuevo diario. Hoy, […]

  Dobiol wrote @

Por lo visto soy el único cuatrotipo que madruga… Aún así he acabado comprándo Público en la gasolinera del barrio porque en los kioscos estaba missing.
Tenía preparado un “micropost” por que imaginaba que tardarías en “pegarle” un repaso. Pero la espera valido la pena. Has hecho un análisis fantástico, Herm.
A mí, al igual que ha Diego, me hacen falta unas cuantas tandas más, pero la primera y la segunda impresión han sido fantásticas.
Dos peros: Estoy con Pastelo en que “ensucia”. Nada que ver con impecable acabado y la blancura de papel de El Economista.
El otro… Ese recorte de Ronaldinho de la contra es de juzgado de guardia.
El tema de la paleta de color ya lo hablaremos tu y yo… muchacho.

  cuatrotipos wrote @

1) El recorte de Ronaldinho es de juzgado de guardia. Y la foto posiblemente ampliada al 400%.
2) Del tema de la paleta de color no hace falta hablar. Reconozco mi derrota, pero a mí me gusta más cómo lo usan en la primera parte del diario y en deportes, más controlado, que en la parte de ciencia y cultura, en el que se desboca. Aunque no es muy invasivo, porque usan tonos bastante apagados, y lo cierto es que el uso sería bastante coherente y contenido, si no fuera por la idea de colorear de manera distinta las tramas de los breves superiores…no me desagrada, pero…
HJF

[…] Análisis del primer número en El diseño de Público y el “delay” de The Edge  […]

  Jesús wrote @

El diseño es igual que el ADN. Por eso, parece que llevas dos gratuitos en lugar de uno…

  Impresiones Públicas « Loretxoa wrote @

[…] Cuatrotipos, en un análisis sobre el diseño del nuevo diario, – vía Maquetadores […]

[…] y maquetación que se ha convertido en un referente obligado para mi: diseño de La Vanguardia, diseño de Público, Diseño de El […]

  estudiantes wrote @

Por cierto ¿qué tipos utiliza el Público?
Hemos mirado la Benton Modern/Miller y la Scotch Type y como sans la Amplitude o Antenna pero no damos con la tipo exacta. Alguién nos puede echar un cable..
Muchas gracias.

  cuatrotipos wrote @

La respuesta la tienes en el post del día siguiente
https://cuatrotipos.wordpress.com/2007/09/27/publico-completo-en-pdf-y-un-apunte-tipografico/

FF Cellini. Una Scotch Type
y FF Clan. Una sans angulosa tipo Antenna.

ITC Charter de texto y algún subtítulo con FS Clerkenwell, una Slab Serif

[…] con los compañeros antes de la despedida. Aún a última hora pude felicitar a Fernando Carvallo por el diseño de Público de Madrid y preguntarle por las vías de crecimiento que le quedan al jefe de diseño de un diario con una […]

[…] El Diseño de Público y el Delay de The Edge. […]

[…] la consideración de Público como nuevo valor emergente de la infografía mundial. Lo he repetido en cuanto he tenido ocasión: La infografía de Público ha sido la gran sorpresa del año. Y con 1 oro, 2 platas y tres […]

  Elogio del pequeño suplemento comercial « CuatroTipos wrote @

[…] de las peculiaridades que más destacaban en el diario Público desde que nació el 26 de septiembre de 2007 fue su ausencia de suplementos. Para conseguir que todos sus centros de impresión pudieron […]

[…] hablar de “modernidad”. Él tiene su opinión, por supuesto. Los premios La SND-E, y quien esto escribe, otra, qué se le va a hacer. De todas maneras olvidémonos de nuestro exigente rol de diseñadores […]

  Nacho « CuatroTipos wrote @

[…] cobertura a la propuesta más renovadora en el diseño periodístico patrio de los últimos años. El 26 de septiembre de 2007 Público nació “siendo el periódico conceptualmente mejor diseñado que se edita en Madrid (suplementos […]

[…] y un uso avanzado del color, elementos gráficos y la tipografía, quizás les parezca cosa de los diarios del otro bando. El aumento significativo en el tamaño del cuerpo de texto es un claro guiño a un público mayor […]


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: