CuatroTipos

Diseño periodístico y más.

Archivos para octubre 26, 2007

¡Por fin es viernes!: Los Héroes y El País

HerminioJF.- ¡Por fin es viernes! ¡Olvídense por unas horas de la fiebre de rediseños esa y preparen 2 euros para el fin de semana! Ya sé que no ha habido más que leer los blogs del ramo (entre ellos éste) para darse cuenta de que el golpe promocional de El País del pasado domingo no salió según lo previsto. Lo del renovador diseño se desinfló al primer pagineo. Lo del reloj “de autor” al parecer se estropeó a la primera ducha caliente. Pero en Miguel Yuste no dan la partida por perdida tan pronto y se vuelven a sacar de la manga una de esas demoledoras promociones que ponen a Pedro J. tan nervioso: una colección de 15 libro-discos con la discografía completa de Héroes del Silencio y Bumbury. El primero, “Senderos de Traición”, como es habitual, de regalo. El resto, a 8’95 euros cada jueves.

Así que me temo que muchos treintañeros como Javier Pérez le acompañarán al quiosco este fin de semana a comprar El País, quizás no tanto para comprobar la evolución del desconcertante diseño de El País Semanal del que nos acaba de dar la primicia de su portada, sino más bien atraídos por una promoción que promete arrasar ante el estruendoso éxito de la gira de reunificación-y-definitiva-disolución del grupo zaragozano que puso banda sonora a nuestros primeros botellones, cuando aún no se llamaban así.

Héroes del Silencio, “La chispa adecuada”, en aquellos maravillosos años.

Los Héroes cierran su gira mundial mañana Sábado 27 de Octubre de 2007 en Valencia, en el circuito de velocidad de Cheste. Aún quedan entradas, pero me temo que no iré. Antes me acercaría a Paul Weller en acústico hoy o a Lucky Soul mañana, más compatible con mi venerable edad. Pero tengo el piso lleno de jovenzuel@s veinteañer@s que se ha traído mi hermana para ver el último concierto de aquel grupo oscuro de letras indescifrables que “chaparon la paraeta” antes de que pudieran entrar a su primera sesión de discoteca light. Es su hora de desquitarse y supongo que al día siguiente no estarán como para bajar al quiosco, pero no creo que importe mucho. Me temo que Javier Moreno volverá a agotar tirada y que dejará para otro día lo de ponerle ladillos a los artículos de “Domingo” y lo de apretar un poco el track de la Majerit para darle consistencia a los titulares. ¿No creen?

El País Semanal es mutante

sadpgasñghaslkgasgasdgadfg
JPEREZ: Una de las cosas más sorprendentes de los rediseños de El País fue la primera portada del nuevo País Semanal. Es brillante y arriesgada. Una gran foto sin titulares era el mensaje de vanguardia. Comunicación visual de primera calidad. Apuesta por la imagen. Tras ella y en muy segundo plano, la cabecera con sus titulares en vertical. Hay que buscar la cabecera y girar la revista para encontrar más información sobre los contenidos, pero la portada ya nos ha alcanzado y no podemos sustraernos a torcer el cuello. Bravo.

asgasgadfgagfagfafg

ahgasdhfsgfhfdg
EL FRACASO

Una semana más tarde, vemos que el titular ha crecido y lo que era casi un pie de foto el pasado domingo 21, es ya un pequeño titular en el número del domingo 28. ¿Nos sorprenderán con otro cambio en el primer número de noviembre? No podré disfrutar de mis churros en el desayuno hasta que no lo compruebe.

TRAICIONAR LA PORTADA

La foto es el gran poder editorial, pero el esfuerzo necesario para comunicar los mismos mensajes que un texto es enorme. Debes pensar en otra dirección, beber de otras fuentes, para superar la convención de las letras. Esa fue la apuesta de la primera portada y ese fue el gran fracaso de su diseño interior. ¿Dónde está ese fantástico planteamiento que grita El País Semanal en su primera portada? No en su interior, desde luego. Y tampoco en su segunda portada.

ARQUITECTURA TEXTUAL

Al contrario de su arriesgada portada, en el interior no encontramos esos valientes titulares de sobriedad minimalistas, ni la visualización del concepto del reportaje en una única fotografía. Hay un cambio de registro muy notable. Las fotos se multiplican y se solapan. Los textos de los titulares escamotean la noticia bajo una arquitectura de titulares enrevesada. Los contenidos se confunden cada vez más con la publicidad. ¿Dónde está ese diseño deudor del mensaje y de la claridad? El diseño es el contenido.

EPS CON EL DISEÑO ANTERIOR.  ¿De verdad era peor que el actual? ¿Tiene ahora EPS un valor añadido sobre este?