CuatroTipos

Diseño periodístico y más.

Archivo para noviembre 13, 2007

Martí Ferrer, en rojo y negro

Suplemento de 48 páginas de Diari de Girona, publicado el lunes 29 de octubre de 2007. Diseño e ilustraciones de Martí Ferrer.

HerminioJF.-Bien es sabido que en los últimos 20 años los maquetadores de diarios solemos provenir de las facultades de Ciencias de la Información. En esta profesión mestiza (en palabras de Alberto Cairo), parecería que el camino del periodista que tiene que aprender de diseño y el del diseñador que tiene que aprender de periodismo es igual de tortuoso y pocos se explican porqué somos los primeros los que nos animamos a recorrerlo con más frecuencia, porque a decir verdad, tanto monta monta tanto. Pero lo cierto es que tras diez años de carrera profesional he comprobado que los diseñadores gráficos y licenciados en Bellas Artes rara vez asoman la cabeza por aquí, o bien acaban dándose a la fuga tras su primer contrato, buscando lugares donde expresar mejor su creatividad, donde los plazos de cierre sean más razonables y no sentirse un mero eslabón de una cadena en la que el departamento de diseño apenas representa el 5% de la plantilla. Quién sabe: igual huyen sencillamente porque aún no han aprendido a decir que no, porque aspiran a tener una vida sentimental razonable y encontrar a sus hijos despiertos al volver a casa, o tan solo porque no quieren pasarse los cinco próximos años básicamente reproduciendo la diagramación pensada por otro y utilizando tan solo 2 o 3 tipos de letra predeterminados para todo.

El diseñador gráfico gironés Martí Ferrer tuvo varias veces la oportunidad de salir pitando, créanme, pero ya era demasiado tarde y esto del periodismo le había envenenado demasiado por dentro como para esperar encontrar un antídoto eficaz ahí fuera. Prefirió quedarse en su puesto de Jefe de Maquetación de Diari de Girona, con sus 8.000 ejemplares de venta diaria, sacando adelante la edición los siete dias a la semana con la sola ayuda de un equipo de dos diseñadores. Pocos aguantaron más de dos veranos siguiéndole el ritmo, pero Martí Ferrer, contra todo pronóstico, ha continuado haciendo gráficos, planificando alzados, maquetando suplementos, velando cierres y acumulando días de vacaciones que nunca podrá disfrutar. Y alguna vez, solo alguna vez, encontrando un hueco para ir publicando sus ilustraciones en las páginas del periódico.

El pasado lunes 29 de octubre de 2007 fue una de esas veces. En el Diario de Girona planearon un Especial para las fiestas de San Narcís en las que recogerían 25 de las leyendas más tradicionales de la ciudad de Girona (90.000 habitantes). Así que Martí abrió su Freehand 9.0 y se puso a dibujar y a dibujar. Y le salió este suplemento de 48 páginas, en el que el departamento comercial no le regaló para lucirse ni una sola página libre de anuncios (entenderán ahora algunos de mis rencores). Ni siquiera la portada se libró de incluir su correspondiente faldón. Pero daba igual: Martí Ferrer lleva años sorprendiéndonos con gestos heroicos como estos y saliendo victorioso de los envites de las premuras del tiempo, el exceso de trabajo y la invasión publicitaria.

A lo largo de las páginas, rigurosamente ilustradas en negro y rojo, un simpático personaje va visitando las principales fábulas y mitos gerundenses. Ilustraciones llenas de imaginación en las que se combinan fotografías y grabados con el dibujo vectorial y siempre en colores planos. Una pequeña delicia que pide a gritos ser impresa en papel de 90 gr/m2 y encuadernada en forma de libro a cuenta del Excelentisim Ajuntament, pero a la que Martí, con esos gestos de humildad que tiene que dan ganas de estrangularle, pretende de nuevo quitarle importancia. Así que no le hemos dejado terminar la portada de hoy de su periódico hasta que nos ha enviado un puñado de fotos de este suplemento para poder colgarlas en el blog y así recordarles (y recordarnos) que a veces las mayores sorpresas surgen lejos de las fuerzas centrípetas de este oficio y que incluso desde el más pequeño de los diarios se puede conseguir, aunque sea de vez en cuando, epatar como los grandes de verdad.

Desde luego no sé qué as bajo la manga se guardará para el San Narcís 2008. Pero esperamos impacientes su próxima ocurrencia, porque a Martí Ferrer (al que varias oleadas de diseñadores de Levante-EMV hemos aprendido a apreciar tan sólo hablando por teléfono con él a 600 kilómetros de distancia), le hemos acabado perdonando que venga del diseño gráfico, porque le consideramos uno de los nuestros. Aunque tras ver suplementos como éste, como imaginarán, en el fondo lo que querríamos es ser uno de los suyos.

PD.- Este suplemento de Martí es, en cierta medida, un homenaje visual a uno de los libros de ilustración más interesantes editado en España en los últimos años: el volumen de cuentos del escritor castellonense Max Aub publicado originalmente en México en 1957 bajo el título de Crímenes ejemplares y que fue reeditado por la exquisita editorial valenciana Media Vaca en 2001. Una auténtica joya para bibliófilos de 146 páginas en las que junto a los 87 relatos, Media Vaca incluyó los trabajos de 31 ilustradores, en el que cada uno plasmó su estilo personal, pero siempre con una rigurosa combinación cromática de negro y rojo.


Más en CuatroTipos:

Anuncios