CuatroTipos

Diseño periodístico y más.

Archivo para noviembre 14, 2007

Atmosphère o el buen menú francés (y barato)

JPEREZ: Atmosphère (Tel. 96 392 00 09, de lunes a viernes, de 8 a 20 horas) es un local pequeño y limpio, con un patio interior de esos tan frescos y agradables en primavera. Está en la calle Moro Zeit, nº 6, esa que hace esquina con la calle Bolsería justo en la plaza del Tossal. La calle está hecha unos zorros. Es una de las calles preferidas de Tipo Gorria, pese a discurrir entre fachadas degradadas, viejos edificios venidos a menos y algún descampado tras una valla de derribo. A mi me parece también una calle bonica, sobre todo porque hay un luthier en una planta baja. Se le puede ver con la gubia y la zuela, haciendo violines. Desde luego, el lugar tiene un paseo. Y después, a comer. Mejor reservar mesa porque está bastante solicitado. Si han podido visitar su página web sabrán hasta el menú del día.

Estábamos esperando Tipo Obiol, Tipo Gorria y yo, cuando se presentó HJF con una invitada. Mira por donde, hoy vamos a ser cinco en la mesa. “Os presento a mi hermana Majo”. Majo es una atractiva chica de risa fácil y simpática que sabe cuándo dejar de beber vino. Yo, cuando tenía 23 años como ella, me bebía hasta el agua de los floreros. Ahora veo a una joven que rechaza el tercer vaso de tinto y me parece un hecho virtuoso.

Sopa de tomates y cebollas rojas asadas

LA COMIDA

Mientras Majo hablaba sobre grupos musicales con Dobiol y TGorria, yo miré la carta. Unas pizarras negras nos anuncian el menú del día con una elegante letra de tiza que cada día escribe Cristel, una de las cocineras. Tres primeros, tres segundos y tres postres de elaboración casera por menos de 10 euros (sin bebida) es una buena opción para cualquiera. También tienen un menú sin postre por dos euros menos. Bravo.

gasgsdafghdsfh
Gusto francés: al parecer, eso en Valencia quiere decir mantequilla en vez de aceite, sal de marca en la mesa y una sopa de verduras o de cebolla, o algún plato de cuchara, entre los tres primeros. La sopa de tomates y cebollas rojas asadas del día estaba fantástica. Es un menú alejado de las aceitosas maneras valencianas en los restaurantes baratos. Sencillo y gustoso. Patata asada con su poco de mantequilla y perejil y un par de filetes de buena ternera al punto. Ensalada con tostada de queso. Dauphinoise parmentier (lasaña de puré de patata y queso). Los postres son caseros y tienen un gusto estupendo. Probamos la tarta tatín de plátano casera, el pastel de almendra y coco y la Mousse de chocolate. Todos estaban buenísimos.

EL VINO

Tienen únicamente séis vinos en la carta, aunque en el expositor pudimos ver un Lan y alguno más. Es ciertamente parca, pero tienen dos tipos de Burdeos, uno tinto a 12 euros, y un «cru burgeois» de uno de los Chateaus de la zona a 20 euros. Para ser Burdeos, los precios no están del todo mal. También pueden elegir entre un par de vinos monovarietales D.O. Valencia que están de moda (Icono Syrah e Icono Merlot) y otro par de Requena, de la excelente bodega Dominio de la Vega. Todos a 12 euros. En cuanto a la cerveza…. solo tienen Mahou. En fin, habrá que acostumbrarse.

Los Cuatrotipos tenemos la voluntad de movernos en este segmento de precios que ondula entre los 10 y los 20 euros, aunque en ocasiones lleguemos a los 30, conscientes de que no es una cuenta habitual para pagarla todos los días. Queremos una comida honesta, con algún valor añadido, que se pueda permitir cualquier paisano un día de trabajo a la semana. Uno de esos es Atmosphère, el restaurante cafetería del Instituto Francés de Valencia.

TGorria: 6,8

  1. Ambiente: (7,5) Yo adoro a Georges Brassens, y aunque a veces la cultura francesa me suena un poco petulante, soy de la generación que en vez de inglés, aprendio francés en la escuela primaria, asi que un trozo de Paris en Valencia siempre es agradable. Además, la oferta cultural del Instituto Francés siempre es muy interesante
  2. Diseño: (7) Lo más destacable, la buena caligrafia de Cristel en las pizarras.
  3. Lo de comer y beber: (6) No esperen nouvelle cuisine, pero la oferta es honesta y el servicio muy agradable.
  4. Relación calidad/precio: (7) Adecuado

HerminioJF: 7,25

  1. Ambiente: (8) No deja de ser un “restaurante/cantina de institución educativa”, pero por su luminoso patio interior, y por estar inserto en el hall del Instituto Francés, (que siempre incluye una pequeña exposición artística o fotográfica), merece la visita, aunque sea para tomar un café tras un paseo por las callejuelas del Camen. Un servicio familiar, francés de verdad, y bien majo. Abstenerse adictos a la sofisticación, si es que el precio no se lo había dejado claro.
  2. Diseño: (6) Lo justo en cuanto a mobiliario y decoración. Pero la carta de precios en la pizarra, aunque está escrita a mano, parece diseñada con el Quark. Siempre me hubiera gustado tener una letra así.
  3. Lo de comer y beber: (7) Elegí a ciegas y me llegó una ensaladita graciosa y una especie de mousaka de patata típicamente francesa, del que mi escaso talento de “gourmand” me impiden recordar su nombre. Nada extraordinario, pero por 10 euros, va que chuta. Me quedé con un pelín de hambre, (glotón que es uno), pero con ese precio hubiera incluido una entrada conjunta (Tabla de quesos franceses, 10 euros, creo recordar), y hubiera quedado redondo.
  4. Relación calidad/precio: (8) En la onda del ArtiCo. Lo que uno espera de un menú del mediodía de un pequeño restaurante informal para jóvenes cosmopolitas trabajadores a cuenta ajena.

DObiol:7,5

  1. Ambiente: (8) Son ya unas cuentas veces las que he ido a este agradable y luminoso ‘bistro’ que se oculta en el interior del Instituto Francés. Tiene una de las mejores terrazas-patio más agradables de la ciudad y el servicio ‘nativo’ es simpático y eficiente.
  2. Diseño: (7,5) Más bien minimalista y con algunos toques de personalidad como esa pizarra que nos ha gustado a todos.
  3. Lo de comer y beber: (7,5) Lo dicho. Ya estuve y volveré. Y no sólo por la terraza. De esta vez recuerdo ese pastel de patata con “boloñesa” (Herminio muy certeramente lo acerca a la ‘Moussaka’ pero sin berenjena), nada pesado y muy sabroso. Un pero: El café, salido de uno de estos artefactos con cápsulas que anuncia George Clooney sabia rarete.
  4. Relación calidad/precio: (7) Un menú variado, ligeramente ‘afrancesado’, bien realizado. El precio dentro de la media.

JPEREZ:7

  1. Ambiente: (7) Correcto
  2. Diseño: (7) Bonitas cartas de tiza en la pizarra
  3. Lo de comer y beber: (7) Comida sencilla, pero variada y bien hecha.
  4. Relación calidad/precio: (7) Sin más comentarios

_____________________

Ranking CuatroT(r)ipos
Desde que ponemos nota…. (Queda fuera nuestro favorito, La Gallineta. Ya volveremos.)

  1. Atmosphère: 6,8/7,25/8/7=7,26
  2. ArtiCo: 7,25/6,9/6,75/6=6,7
  3. La Drassana: 6/5,5/5,8/5,3=5,65
  4. La Safa: 4,6/5,6/6,3/5,6=5,52
  5. Fudd: 4,5/5,3/5,7/5=5,1


Anuncios

Las tipografías más legibles y la polémica Tiresias.

JPÉREZ: Tiresias, hombre primero, mujer después y finalmente hombre de nuevo. Ciego y profeta vidente por designio de los dioses, acabó su vida a causa de un golpe de frío, tras sumar los años de las vidas de muchos hombres. Personaje de leyendas y fábulas, su espíritu fue invocado durante siglos por los oráculos para obtener sabiduría. Desde 1998, su nombre quedó inscrito también en el universo tipográfico. Al final de este artículo podrán leer un resumen del mito, pero, de momento, vamos con la tipografía porque un profeta transexual, ciego y probablemente analfabeto, está ligado ahora a una de las más mediáticas (y polémicas) fuentes fabricadas ex-profeso para uso en textos accesibles a personas con visión restringida: la Tiresias.

LEGIBILIDAD

Primero hay que reconocer que hablar de legibilidad de fuentes para personas con restricciones visuales en este blog es algo complicado, porque los CuatroTipos no predicamos precisamente con el ejemplo. Nuestra web usa un cuerpo en los límites de la legibilidad, así que, si usted es capaz de leer esto, tranquilo: tiene una agudeza visual normal.

Las personas con restricciones visuales comienzan a ver bien textos escritos a partir de los 12 puntos, negro sobre blanco. Así pues, la clave para la legibilidad es una vez más el tamaño. Pero hay una serie de peculiaridades en los signos que eliminan posibles errores de lectura, como la diferenciación gráfica entre la I (i) mayúscula y la l minúscula; el grosor y uniformidad del trazo; ojos grandes, rasgos de letra claros o un interletraje amplio…

LETRAS LEGIBLES

Hay muchas familias de fuentes consideradas muy legibles por personas con visión restringida: la Officina y la FF InfoText , de Erik Spiekermann and Ole Schäfer (1990 y 2000); la Thesis (1994) y la Agro Sans (1997) de Lucas de Groot, la Clearwiew de James Montalbano (2000) , adoptada para la señalización del sistema de autopistas federales de EE.UU… y muchas otras, incluida la Tiresias.

asfasf
OFFICINA

ITC Officina Sans

FF LETTER GOTHIC TEXT

FF Letter Gothic Text

PERO, ¿QUÉ PASA CON LA TIRESIAS?

En 1998, el Dr. John Gill, jefe de investigación científica del Real Instituto de la Ceguera del Reino Unido, diseñó un nuevo tipo destinado a la subtitulación de diálogos en pantallas, la Tiresias. Es una buena fuente, muy legible, con un gran interletraje, que resiste muy bien el desenfoque y cumple con todas las características de alta legibilidad. En esta última década el Instituto de la Ceguera ha hecho crecer la familia Tiresias dotándola de otras cuatro hermanas con (muy) leves variaciones en el grosor del trazo y en el interletraje, destinadas a cartelería, textos de escritura, textos en botones, etc. En realidad, me parece un esfuerzo notable. Bajo estas líneas tienen algunos ejemplos.

An example of Tiresias Signfont

Tiresias Singfont, ligeramente más gruesa que la anterior, diseñada para textos de señalización

An example of Tiresias screenfont

Tiresias LPfont, diseñada para textos largos. La más ligera de la familia tiresias.

An example of Infofont

Tiresias Infofont, diseñada para carteles informativos.

Lo cierto es que cuando esta familia tipográfica fue creada ya existían muchas otras (todas las citadas arriba, y muchas otras, excepto la Clearview), diseñadas por verdaderos expertos en tipografía, que cumplían con los parámetros de legibilidad igual que la Tiresias y, además, eran lo suficientemente amplias (ligera, normal, gruesa, extragruesa, cursiva) como para servir a otros propósitos, con lo cual eran más usables por los diseñadores de información, que es de lo que se trata si se quiere yudar.

LA POLÉMICA

La polemica de los diseñadores anglos con Tiresias tiene su centro en el estupendo blog sobre accesibilidad del periodista Joe Clark, un verdadero blog accesible con texto en cuerpo amplio aunque, todo hay que decirlo, con el ojo medio del texto un poco reducido (Joe, hombre, ¿tú también?).

En un artículo titulado «¿Que esconde Go Transit?» sobre este operador de ferrocarriles del gobierno de Ontario, destapaba un supuesto tráfico de influencias de Go Transit al elegir y defender a capa y espada la Tiresias para adoptarla como fuente de señalización de la red de ferrocarriles de Toronto y sus alrededores. Pueden seguir la polémica en el foro de Tipophile ¿What’s wrong with Tiresias?

sdfhsdfhsdh

El mito de Tiresias

Joseph Campbell en su libro «Las Máscaras de Dios» (Alianza Editorial 1992), recoge la leyenda de Tiresias descrita por Ovidio, poeta romano nacido en el 43 a.c. y muy famoso en las abadías de la edad media europea. Según la cita del libro de Campbell, nos cuenta Ovidio que «Tiresias irritó con un golpe de vara a dos inmensas serpientes que es estaban apareando y (¡Oh maravilla!) cambió de hombre a mujer. Así vivió durante siete años. Al octavo, vio de nuevo a las dos serpientes y les dijo: “Si golpearos tiene la virtud de que quien lo hace se convierte en su opuesto, os golpearé otra vez”. Así lo hizo, y recuperó su forma anterior, volviendo de esta forma al sexo de su nacimiento».

Zeus y Hera discutían a menudo y si no, que se lo pregunten a Tiresias.

LA CEGUERA

A partir de entonces, Tiresias obtuvo los conocimientos de ambos sexos, algo que ni siquiera los dioses poseían. No sospechaba que esa sería la causa de su ceguera. Zeus tuvo una disputa con Hera a cerca de quién obtenía más placer en el sexo, si las mujeres o los hombres. Hera sostenía que eran los hombres y Zeus estaba seguro de que las mujeres gozaban mucho más. Como no se ponían de acuerdo, llamaron al único que había tenido ambas experiencias en el mundo, así que Tiresias fue reclamado en el Olimpo para zanjar la discusión. Tiresias habló y se puso al lado de Zeus: «las mujeres gozan incomparablemente más que los hombres», dijo. Hera, enfurecida, dio rienda suelta a su ira y lo dejó ciego.

https://i2.wp.com/content.answers.com/main/content/wp/en-commons/thumb/b/b0/300px-Johann_Heinrich_F%C3%BCssli_063.jpg

Tiresias y Odiseo, en el Hades, en una pintura de Johann Heinrich Füssli

Zeus, apiadándose del pobre Tiresias, pero sin atreverse a deshacer la voluntad de su esposa, le concedió el don de predecir el futuro. De esta manera, Tiresias se convirtió en el oráculo más importante del mundo antiguo, y uno de los seres humanos más perfectos a causa de su experiencia transexual. Es personaje habitual de las tragedias (Las Bacantes, de Eurípides) y poemas griegos (La Odisea, de Homero).