CuatroTipos

Diseño periodístico y más.

Piedras que hablan

TGorria. Hace unos meses, la editorial Columna, presentó Inquisitio, una novela de Alfred Bosch, historiador, periodista (un artículo diario en Avui) y escritor, sobre los últimos meses de Gaietà Ripoll, un maestro deista de Russafa que ha pasado a la historia por el triste mérito de haber sido la última víctima de la Inquisición.
La novela (que se editó entonces en catalán, y por la que el autor ganó el premio Prudenci Bertrana) no tuvo en Valencia una especial repercusión, a pesar de que la ciudad es la verdadera protagonista de la misma, posiblemente por el hecho de estar escrita originalmente en catalán. Ahora Planeta presenta su versión en castellano y le auguro un reconocimiento más acorde con su calidad. Yo leí la primera versión, y mis amigos pueden dar fe de que la recomendaba con especial fruición. Es una novela estupenda, a pesar de que en mi opinión, hubiera quedado más redonda si se hubiera evitado el recurso de la Valencia esóterica, que complica innecesariemente la trama la última parte de la narración. Es una tesis muy sugerente (los principales monumentos de la ciudad conforman el diseño de la constelación de la Osa Mayor), pero la plasmación en el libro resulta, en mi opinión, un tanto farragosa y más parece una concesión a los esquemas de los best-seller con fondo esóterico, que tan buenos réditos han dado a sus autores.

La cosa es que el pasado domingo tuve que maquetar/editar un reportaje (ver PDF) sobre el libro, de mi compañera Julia Damià, y como el material gráfico era escaso, opte por darle protagonismo a la ciudad de Valencia (una ciudad en la que las “piedras hablan“, como dijo Bosch en una feliz expresion durante la presentación de la novela).

Disponía de una buena reproducción digitalizada de una de las vistas más interesantes de Valencia, la litografia del arquitecto, pintor y litógrafo francés Alfred Guesdon 1808 – 1876, realizada a partir de fotografías aéreas obtenidas en colaboración con el fotógrafo Charles Clifford desde globos aerostáticos.

Se complementa con otra láminas tomada desde el puente del mar (la primera esta tomada desde el puente de San José) y pertenecen a una serie titulada L’Espagne à vol d’oiseau aunque el mismo autor realizó también otras series del mismo estilo en Italia y en Francia. Uno, que profesa una pasión moderada por la cartografía urbana histórica (sobre todo la de Valencia) no quise desaprovechar la posibilidad de “regalar” a los lectores de Endomingo (por cierto, rediseñado por mi hace poco, podéis bajaros el pdf de las dos últimas entregas, a ver que os parece) una lámina tamaño A2 de la vista de Guesdon, que reproduce con una notable fidelidad como era la Valencia en la que se ejecutó a Ripoll.

Cosas de la vida, al comentarlo con mi compañero y sin embargo amigo Javi Pérez, me recordó que el también había hecho algo parecido (con la misma lámina) en su estupendo extra sobre la riada del 57.

Quizás descansaba en mi subconsciente el recuerdo de estas páginas y eso me llevó a repetir la propuesta gráfica. Sea como fuere, creí que era pertinente, a pesar de la coincidencia, maquetarlo como inicialmente había previsto. Como hay buen rollo con Javi, seguro que me perdona el plagio (vale, tio, a cambio de una cerveza…)

1 comentario»

[…] Con el permiso de Tomás Gorria, voy a hablar de Alfred Guesdon, el litógrafo-arquitecto francés (Nantes, 1808-1876) que fue […]


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: