CuatroTipos

Diseño periodístico y más.

El síndrome de Diógenes, la paridad a la Lituana y el diseño de los países bálticos

HerminioJF.- Esta manía acumulatoria tan mía la justifico bajo la excusa del rigor profesional, aunque algún experto lo diagnosticaría directamente como una variante precoz del “Sindrome de Diógenes“. Pero lo cierto es que cada vez que viajo a un país extranjero, por ininteligible que sea el idioma, yo me traigo medio quiosco. Desde Nueva Zelanda a El Salvador, desde Uruguay a Letonia, desde Australia a Guatemala; como dice mi hermana, tengo “el cuarto de las ratas” hecho un desastre, impracticable ante la acumulación de pilas de periódicos traídos de los países más exóticos a los que he viajado en la última década. Pero hoy andaba limpiando por casa y he decidido librarme de unas cuantas toneladas de papel antes de que una chispa del enchufe de la plancha desencadene en mi casa un incendio tan devastador como el del bosque de Bambi.

Y entre los numerosos periódicos que he decidido no conservar se encuentra este ejemplar del diario lituano Respublika, con el que me hice en un quiosco de Klàipeda. Es el segundo diario en importancia del país y cuenta con un diseño sosito y una tipografía de titulares (una lineal humanística que no ando muy interesado en reconocer) que da grima, pero antes de reciclarlo he querido mostrarles los dos suplementos diferenciados que propone para los sábados: Brigita, para mujeres, y Julius, para hombres. Sabido es que en los últimos años los periódicos de todo el mundo están promoviendo la creación de suplementos femeninos para atraerse ese esquivo nicho de mercado (en España los sábados los diarios de Vocento reparten la revista Mujer Hoy, y el madrileño El Mundo incluye Yo Donna), pero no es tan habitual que los diarios propongan también simultáneamente suplementos de temas “masculinos”. Aunque hace unos meses les comenté el curioso caso del tabloide sensacionalista británico The Mail on Sunday y su apuesta dominical por cambiar el concepto de gran suplemento unisex que ofrece la competencia, para repartir a sus lectores dos revistas distintas con claro enfoque de género: You (femenino) y Live (masculino).


Así que, aquí me ven: Con la escoba en una mano, y con la otra compartiendo con ustedes esta breve reflexión acerca de que si la segmentación por razones de género es un camino que emprender en el futuro de los periódicos. Y nada, al contenedor con la Respublika; Si viajan a Lituania les recomiendaría que, como hice yo con mi gran amigo, mejor gastrónomo y enoooorme periodista Francisco Pascual, disfrutasen de un paseo en bicicleta por las interminables dunas del itsmo de Curlandia o que se perdieran en una agradable paseo sin rumbo por el empedrado barrio judio de Vilnius, y se olvidaran del quiosco, porque al menos yo no logré encontrar nada en los estantes lituanos que valiera la pena traerse a la península. Eso sí, por favor, descarten cualquier validez científica de esta apreciación obtenida en un pequeño viaje por el diseño báltico, porque igual me he dejado joyas visuales importantes por ahí, y no estaba yo como para documentar una tesis doctoral sobre el tema. Tan solo me acerqué un par de veces al quiosco y así, al primer vistazo, lo único que me llamó la atención en Lituania fue el diseño del Verslo Zinios.

Las luces y sombras de un viaje veraniego por Lituania: por un lado la magnética atmósfera de las iglesias lituanas y la fascinante espiritualidad popular, y por el otro el indigerible plato local denominado Cepelinai (patata cocida y carne hervida, nata agria, algo frito y todo muy oleoso). Igual no tuve suerte con el restaurante, pero no pienso repetir.

Porque lo cierto es que lo mejor del periodismo visual de los tres países bálticos viene de importación, puesto que está en el diseño de los diarios económicos pertenecientes a la editora polaca Bonnier Press. Diseñados todos por el polaco Jacek Utko, el Lituano Versio Zinios, el Letón Dienas Bizness y el Estonio Äripäev, comparten el diseño originario del premiado económico polaco Puls Biznesu, que también se ha implantado en otros diarios repartidos por todo el Este de Europa. Cada uno en un idioma diferente, poseen una maqueta atrevida, con una potente titulación en tipografía sans serif casi propia de los diarios deportivos, y una estupenda edición fotográfica, llena de imaginación y guiños a la inteligencia del lector. Un buen ejemplo, junto al español El Economista, de que la información económica no tiene que diseñarse de una manera aburrida. Así que me traje para España unos cuantos ejemplares de cada uno y esos no los pienso eliminar de mi hemeroteca.

El diseño original de Jacek Utko en el polaco Puls Biznesu, fue premiado como “World’s Best Design” en la 25 edición del certámen de la SND en 2004.

Diario de Bonnier Press en Lituania.

Diario de Bonnier Press en Letonia.

Y el estonio Äripäev, calficado a su vez 2007 como uno de los diarios mejor diseñados de todo el mundo en el 28 certámen de la SND.

Fuera de estos económicos, y siguiendo con la ruta báltica, tampoco me resultó muy interesante el diseño periodístico de Letonia. Cierto es que el líder en el mercado Diena preparaba un rediseño (créanme que merecido) que desgraciadamente me perdí por unos meses. A cargo de los diseñadores daneses Ole Munk & Maj Ribergaad, el pasado mes de noviembre de 2007 Diena se redujo de sábana a tabloide y pasaron de una titulación en serif a sans serif. En fin, si alguien va por Letonia un día de estos, por favor, olvídese de traerme una bandera, que le agradecería más por adelantado que me acercase un ejemplar de este diario, a ver que tal ha quedado.

El rediseño del letón Diena, de Ribergaad&Munk de Noviembre de 2007, me lo perdí por un par de meses.

Eso sí, me pude traer el suplemento deportivo de los lunes del Diena: Sporta Diena. No tardé en darme cuenta de que se trataba de un diseño de Cases i Associats: Lo cierto es que guarda cierto parecido con el gratuíto español Gol que diseñaron en 2004: Su estructura es distinta (6 columnas el letón, 5 el español), pero la estricta retícula con gruesos filetes separadores, y la titulación en la contundente tipografía “mecana” Giza resultaban inconfundibles.

Suplemento deportivo de los lunes del letón Diena, diseño de Cases i Associats.

Períodico gratuito Gol (se reparte los lunes en Madrid y BCN), diseño de Cases i Associats.

Y también de la mano de Cases llegamos finalmente mi país báltico favorito en cuanto a su diseño periodístico. Pese a ser uno de los países menos poblados de Europa (1,4 millones), Estonia cuenta con un capítulo propio de la SND, la Society For News Design-Estonia, seguramente la más pequeña del mundo. Es una señal de que algo se mueve por allí, y no hay más que acercarse al quiosco para comprobarlo. Además del ya conocido Äripäev, allí podrán hacerse con el colorido Eesti Paevaleht, que cuenta con uno de los diseños más interesantes salidos del estudio de Cases i Associats (2004).


Con una retícula densa y estricta, pero menos obsesiva con lo de poner filetes por todos lados, Eesti Paevaleht hace especial énfasis en la navegación: cuenta con una novedosa herramienta de indexación lateral en los márgenes de salida de la página, y con gruesos folios con colores claramente identificados que señalan de una manera muy rápida la sección en la que se encuentra el lector. Quizás resulte un tanto excesivo el tamaño de esos folios o el número de colores distintos empleados, porque lo cierto es que en los últimos trabajos de Cases i Associats, alejándose del modelo de El Periódico, ya no utilizan tantos colores señalizadores como antaño. Tampoco he visto que hayan repetido lo del navegador lateral, pero está claro que el diseño de Eesti Paevaleht no solo les sirvió a los de Cases para explorar caminos nuevos sino que también fue un buen lugar para consolidar y mejorar ideas anteriores, que luego potenciarían en sus diseños de los últimos tres años: como la retícula tabloide a seis columnas o la combinación de Romanas Modernas (Centennial) con Sans Serif de aspecto técnico y contemporáneo (Interestate, Corpid).

Menos interesante en su conjunto, pero con importantes atrevimientos en páginas señaladas, hay que destacar el Tartu Postimees, aunque su diseño global no llame tanto la atención. Su fuerte está en la edición fotográfica: grandes tamaños y encuadres y motivos poco habituales, algo en lo que la prensa nórdica (Suecia, Finlandia) es especialmente experta, y que por proximidad regional puede acabar siendo una constante también en los emergentes países bálticos.

Y hasta aquí puedo leer, por si les sirve de alguna ayuda si se acercan por allí arriba. Cierto es que disfruto más cuando estoy en un país en el que entiendo algo de lo que pone en los periódicos, porque como supondrán, en lituano, letón y estonio no aprendí ni a decir buenas tardes. Y resultaba bastante incómodo que los camareros se encogiesen de hombros desconcertados cuando después de pedirles un café con leche por señas, insistía en que me dejaran echarle una mirada al periódico de la ciudad, pese a mis obvias limitaciones idiomáticas. Pero qué les voy a contar, rarito que es uno, pocas cosas me han resultado tan gratificantes como ojear/hojear la prensa estonia refugiado en uno de los emblemáticos cafés de la universitaria ciudad de Tartu mientras ahí fuera caía el diluvio universal.

PD.-¿Y sobre el resto del viaje? Hay muchas cosas interesantes que ver por allí. Pero en septiembre me entró un poco de pereza ponerme a escribir, y entenderán que a estas alturas del duro invierno queda un poco extemporáneo que me ponga a contárselo. Así que dejo esa crónica para dentro de unos meses, cuando se acerquen de nuevo las vacaciones veraniegas, ay, tan lejanas.


4 comentarios»

  malabe wrote @

Admiro tu capacidad de redacción, enseñanza y sobre todo ganas de escribir todo esto después de tu viaje y tu jornada laboral como el resto de humanos. Bravo. Los que nos aburrimos en el trabajo aprendemos mucho contigo (y con los tres tipos restantes tambien, que cosnte…).

  TipoDobiol wrote @

Ay, que yo tengo el mismo problema… Lo malo es que no es necesario viajar para seguir acumulando periódicos. Lo tengo comprobado.
Parece que no tiene cura, asíi que te aconsejo un viaje a Murcia para comprarte uno (o más) de estos. A mí me funciona. Por lo menos no se ven.

  cuatrotipos wrote @

Gracias Malabe. Es una alegría encontrarse al antiguo alumnado por aquí de vez en cuando, pero qué rápido crecéis.😉 A ver si actualizas un poquitín más tu blog y nos enteramos de tus progresos en el diseño web.
Saludos. HJF

[…] ejemplo, gracias a los SND de 2007 supe qué periódico debía de comprar cuando viajé a Letonia. Y gracias a los SND 2008 he descubierto las sorprendentes portadas del diario ruso Akzia (para los […]


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: