CuatroTipos

Diseño periodístico y más.

Archivo para enero 30, 2008

Rockdelux cambia

Dobiol. Desde hace ya bastantes años, una de mis particulares citas kiosqueras más gozosas es encontrarme cada mes con el nuevo número de Rockdelux. Las prioridades no son las mismas, y del puñado de revistas que me compraba cada mes he tenido que ir descartando o alternando las compras. Cierto es que sus contenidos y su línea editorial no es, en mi opinión, del todo satisfactoria (bastante errática y jugando al desconcierto). Ese puntito “visionario” y con un exceso de petulancia me deja siempre con un regustillo amargo, pero lo cierto es que a pesar de esto no he dejado de comprarla.

Portada del mes de febrero. Las portadas “textuales” de El Periódico hacen escuela.

Con esta revista musical, una de las más veteranas, (sus inicios se remontan a verano de 1984, en plena efervescencia de ‘la movida), la cita es ineludible. Entre otras cosas porque además de ser uno de mis mayores accesos informativos a nivel musical, desde 1999 incluye cada mes un CD ‘sampler’ (como dicen ellos) monógrafico que suele recoger, normalmente, el catálogo de un sello o lo que les venga a bien colocarnos.
Cierto es que hay más revistas musicales nacionales y que es bastante probable que esta no es la mejor (su coetánea Ruta 66, Popular1 o Efeeme -ahora en versión online– compiten con ella como revistas de referencia), pero Rockdelux es la que recoje de manera más global las nuevas tendencias del pop-rock alternativo e independiente, música electrónica, sin desatender a los clásicos, reediciones y artistas de culto.

THE ROCKDELUX EXPERIENCE (2003). CD que acompañaba al Rockdelux con motivo de su número 200 fruto de la grabación de concierto conmemorativo en el que distintos artistas hicieron versiones de canciones míticas.

Durante los meses de enero y febrero la revista viene acompañada con sendos CD recopilatorios con lo que, a su parecer, es lo mejores temas del año en el ámbito nacional e internacional. Cierto que, conscientes de que son referencia, pecan (como decía anteriormente) de un exceso de ‘flema’ y snobismo a la hora de elaborar sus influyentes, famosas y controvertidas listas. Sólo hay que consultar alguno de los diversos foros para comprobar como es amada y odiada a partes iguales.

Portadas del número 100 y 200 respectivamente. La segunda claro homenaje “velvetiano”.

Portadas del 2002 con el diseño vigente hasta ahora.

Copio y pego del comunicado que me ha hecho llegar un colega: “El anterior cambio estructural se realizó en marzo de 1998, coincidiendo con el número 150. Sobre esta base se realizaron modificaciones en el número 201, en noviembre de 2002. Ahora, el número 259 inaugura otra nueva etapa.”

Cada mes, me meto en el kiosco a buscarla (no siempre el mismo), la pido y de vez en cuando el kiosquero-a me mira con un punto de extrañeza. Puede incluso que no la tenga. Puede incluso que, ya ojeándola, me quede con cara de bobo leyendo la reseña del enésimo grupo de “venden” a bombo y platillo como la nueva esperanza del popo mundial y que no he oído en mi puñetera vida, o que me enerve la desfachatez de algunas de sus críticas. Lo cierto es que saco de ella lo que me interesa (no pocos descubrimientos han salido de sus CDs y críticas) y no tardaré en acercarme al kiosco a por el RDL. Ya os contaré.

UPDATE: Ya que hablamos de fílias y fobias musicales, los amantes de la buena música que tengan TV por cable no deberían perderse esta noche (a las 22h en TCM) Quadrophenia, la mítica película, basada en en el la ópera rock homónima de los Who, que narra las guerras entre mods y rockers en el Reino Unido de los 60s. Como curiosidad, destacar que fue el debut cinematográfico de Sting.
Además de no perdérmela, para celebrarlo le he sacado brillo a mi vespa y de paso os dejo este ‘llutuve’.