CuatroTipos

Diseño periodístico y más.

¿Es posible amar a la Copperplate Gothic Bold?

HerminioJF.-En Tipográficamente, la “madre-de-todas-las-encuestas-tipográficas” realizada en 2007 por Norberto Baruch/Visualmente en la que les preguntó a 100 diseñadores cuál era la tipografía que más usan, la que más prefieren y la que más odian, la Copperplate asomó cabeza como una de las más denostadas por la profesión, posiblemente tan solo detrás de las previsibles Comic Sans, (esa tipografía que como Bruce Willis en la saga de la Jungla de Cristal, tiene el don de estar siempre en el lugar equivocado en el momento menos oportuno) y la Arial, a la que los selectos del oficio nunca le perdonarán la doble condición de ser una mala copia de la Helvetica, y que Gates la incluyera de serie en su tan poco glamouroso Windows de los 90. Pero.. ¿Qué maldición recae sobre la Copperplate para que diseñadores de toda latinoamérica como Ramiro Alonso, Carmen Riera, Patricio López, o Gustavo Nori hagan público su desprecio por ella?


Hay tipografías que dan ganas de matar: Intercambio de tarjetas en American Psycho. Christian Bale se pone cardiaco tras ver la del vicepresidente en Copperplate Gothic Bold… “incluso con marca de agua” Via UnderConsideration

Esta característica letra “incisa” diseñada en 1901 por Frederic W. Goudy, combina las formas de las sans serif “grotescas” de la época victoriana, con unos singulares remates puntiagudos que asemejan las incisiones de las letras cinceladas sobre piedra. Diseñada para ser empleada en mayúsculas en señalética y rotulación, se ha acabado convirtiendo en uno de los tipos más empleados en las placas y tarjetas de profesionales liberales como dentistas y abogados, las presentaciones más cutres en PowerPoint, o en las etiquetas de marcas de consumo masivo en supermercados. Quizás, como arguye Ezequier Rormoser, en el fondo odiarla no sea más que “una cuestión de piel”, pero lo cierto es que la vemos en todas partes (está instalada de serie en todos los Windows 98, y en el 84,74% de los Mac), y su peculiar morfología la han convertido en una de las tipografías más fácilmente reconocibles incluso por los lectores menos expertos.

Incapaz de causar indiferencia, la blogosfera se divide entre la masiva multitud que afirma odiarla con todas sus fuerzas (aunque I Hate Copperplate Blogspot demuestra con una interminable documentación gráfica que su empleo en las marcas de cerveza, tabaco y quesos norteamericanas sigue siendo masiva por los diseñadores del país), y los pocos que manifiestan, con igual entrega, su amor sin límites por ella; aunque, todo hay que decirlo, es muy difícil tomarse en serio una web como I Love Cooperplate Gothic, que bajo el lema “Dios creó primero la Cooperpplate Gothic Bold, y después al hombre”, últimamente anda empeñada en rediseñar la gráfica de la campaña de Barack Obama.

Usada masivamente en uno de mís títulos de crédito favoritos (¿para cuándo una categoría específica en los Oscar?), en la película Gracias Por Fumar

6 comentarios»

  roc21 wrote @

Muy interesante todo el post.

“Dios creó primero la Cooperpplate Gothic Bold, y después al hombre”, jajaja muy buena.

  Visitante wrote @

Muy buen post, me gusta cuando escriben sobre tipografía, bueno en realidad me gustan la mayoría de los temas que exponen aquí.

¿Cómo puedo saber cuando es una tipografía copia y cuando es una fuente original?

¿Es necesario saber de interlineado, interletraje, y demás cosas para identificar una fuente pirata o cómo puedo saber que una fuente es 100% original?.

Tengo entendido que se pueden hacer “extracciones” de un archivo PDF, siempre y cuando estén incrustadas e incluyan el set al menos eso creo, no sé como se hace eso, pero si sé que se puede hacer.

Me gusta el tema de la tipografía, es muy interesante el blog de “Letritas”, aunque su autor hace meses que ya no escribe, lástima..porque sus letras son muy buenas, desde Chúcara hasta la Romeral.

Esperando no ser impertinente con mis preguntas, reciban un cordial saludo y que tengan un buen día.

  cuatrotipos wrote @

Hola:
No sabría responderte. Efectivamente es posible extraer fuentes de un archivo PDF. La tipografía es información vectorial y en un programa de diseño de fuentes se pueden abrir y modificar. Lo único que no conserva la “incrustación de fuentes” son los valores originales de kern e interlineado…

En fin, que como dices la única manera de saber que el tipo no es original que conozco es usarlo y ver que las cosas no funcionan bien. Ahora, también es posible desde el Fontographer asignarle esas variables y corregirlas. Entonces…¿Cómo diferenciarlas?

Algún lector más experto sobre esto igual nos ayuda, es una buena pregunta.
Saludos
HJF

  panzerbero wrote @

Excelente artículo. Ahora me encuentro investigando sobre tipografías para un trabajo, y llegue a este blog. Además me llamo la atención ya que hace mucho que estoy ocupando la CGB con mi nick.

Saludos!

Paraíso Publicitario

  mary wrote @

pues, a mi en lo personal esa tipografía se me hace buena no importa como lo tomes el caso es saber adecuar la tipo a sus necesidades.
considero que son sólo ideas bastas.

  Pabol wrote @

Efectivamente es odiosa, ahora la institución en la que trabajo (el CSIC) ha pasao a usarla en el logo, mira que son cutres…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: