CuatroTipos

Diseño periodístico y más.

Elogio del pequeño suplemento comercial

Portada del minisuplemento de 6 páginas del Salon del Automóvil publicado el 21 de mayo de 2008 por Público.

HerminioJF.-Una de las peculiaridades que más destacaban en el diario Público desde que nació el 26 de septiembre de 2007 era su ausencia de suplementos. Para conseguir que todos sus centros de impresión pudieran imprimirlo a todo color, y para ahorrar los costes de encarte, no podían superar nunca las 64 páginas, y por lo tanto había que ajustar la paginación todos los días; a diferencia del resto de periódicos, que disponían de mayor flexibilidad para variar su número de páginas. El director Ignacio Escolar sin embargo atribuyó en su blog tan sólo a razones editoriales esa carencia: No creo en los suplementos. Es la manera que tienen los diarios de crear guetos semanales para esa información que no les cabe en el día a día. En Público tendremos mucha cultura: seis páginas diarias. Entre ellas, habrá al menos una página diaria sobre música, otra sobre cine, otra sobre letras y otra sobre historia.”

Quizás la función de algunos suplementos de los diarios sea, tal como señala Escolar, “crear guetos semanales para esa información que no les cabe en el día a día”. Pero no solo eso: algunos reunen información especializada que vale la pena ofrecer en conjunto para aquellos lectores que no leen el diario todos los días o que sí lo hacemos, pero queremos ejercer nuestro derecho a comprar diferentes, según qué nos ofrezcan cada día. También periodísticamente ofrecen muchas posilidades de abarcar grandes coberturas imposibles de encajar en las exigencias de espacio de las páginas convencionales. Aunque básicamente, no nos engañemos, los suplementos suponen una fuente de ingresos extras publicitarios para un diario de los que ni siquiera Jaume Roures puede prescindir.

Así que descubro que en el Público de hoy por fin incluyen un suplemento. ¿El primero? No estoy seguro, aunque desde luego sí el primero que yo haya visto. Actualización (Chiqui Esteban interrumpe su merecido descanso en tierras de Goethe para confirmarnos que es el cuarto, en un par de semanas. Gracias). No altera la paginación del diario y apenas ofrece cinco páginas de información real, (más una de publicidad de Michelín, otra de Feria de Madrid y otra de Citröen). Pero desde el punto de vista del diseño ofrece una visión más relajada de la estructura fuertemente reticulada del diario, con blancos generosos, siluetas por doquier y folios más ligeros que los de información general. O sea, algo distinto. Y es que esa es una de las funciones colaterales de los suplementos: convertirse en el lugar donde experimentar, arriesgarse, innovar y demostrar la plena creatividad de un departamento, más allá del maquetero que en su día dejara preparado el consultor. Un ejemplo clásico: El País de la Tentaciones , tremendemente rompedor entonces, introdujo el color (y las siluetas, el blanco y la potencia tipográfica de los titulares como instrumento creativo) en el diario madrileño en 1993. Sin embargo la portada de El País aún no vería el color entre semana hasta principios de siglo XXI.

Sin los suplementos de Levante-EMV (desde Toros al de Fin de Año, desde fútbol a Semana Santa), quizás yo aún estaría resolviendo puzzles modulares en una página recticulada con los elementos de la biblioteca que pensó otro. Los diarios actuales se basan cada vez más en retículas fijas y fórmulas preestablecidas. Y ese es precisamente mi trabajo actual como rediseñador: crear modelos, y organizarlos en un maquetero tan gigantesco e inapelable, que pueda así minimizarse los fallos del personal menos cualificado o entusiasta, aunque a cambio se limite la creatividad de aquellos que podían aportar mucho más, pero que deben seguir los caminos prefijados por el consultor del diseño. Sin embargo los suplementos son una válvula de escape, la oportunidad soñada por cualquier diseñador de salirse un tanto de los caminos preestablecidos; una ocasión perfecta para acertar o para fallar estrepitosamente. Una faena incómoda para los que sienten este oficio como un mal menor pero una oportunidad ineludible para aquellos que quieren aprender cada día más.

Yo aún soy de los segundos, por eso a mí me gustan los suplementos, para salirme un poco del camino que trazaron otros, o yo mismo en los 5 diarios que he diseñado, y los que me quedan. Y me alegra que Nacho Escolar, para hacer un poco de caja, haya permitido que se cree un pequeñito “gueto” de información perfectamente prescindible hoy en sus páginas centrales, aunque tan solo sea para que alguien en el departamento de diseño de Público haya tenido la oportunidad de “liarse la manta a la cabeza”, y para variar, haya maquetado unos titulares mayúsculas en FF Clan Extra Bold, y tras colorearlos en magenta, los haya alineado a la derecha, para crear unas páginas bien distintas a las que ofrece Público todos los días.

Para los amigos de Público, que disfrutan en estas semanas de sus primeros suplementos, una dedicatoria: Tu primera colonia, Chispas”. Anuncio clásico de los 80.

5 comentarios»

  Timido wrote @

Tenían que llegar… y en cuanto tengan músculo comercial harán un dominical. Lo cierto es que la excusa de Escolar en su momento sonaba casi infantil.

  cuatrotipos wrote @

No, no es el primero. La semana pasada se curraron también uno muy chulo, con fotos pasadas a semitonos y con manchas de magenta descasadas con una estética tambien muy pop, muy warholiana podriamos decir. Por cierto, es una buena opción (yo tambien lo he probado con magenta en eines y Javi perez tambien lo hizo con el amarillo en el extramoda) utilizar una tinta de las CMYK al 100 % como tinta plana, funciona muy bien como quinta tinta cuando no tenemos presupuesto para ello, y para mi ha sido un descubrimiento, supongo que no para Diego Areso…, el de Quintatinta.
TGorría

  Chiqui Esteban wrote @

Cierto, pero hace unos semanas también salieron otro par: uno sobre el agua y otro sobre alta velocidad. Creo que con esos cuatro han sido todos, pero estos días no los he podido ver

  cuatrotipos wrote @

Corregido, Chiqui. Danke Schön…y buenas vacaciones.

  Diego wrote @

Je, je… Las quintas tintas sólo están al alcance de revistas ricachonas, como Wired.

Cuore lleva ya tiempo usando el magenta y el amarillo a tope, y les queda bien…


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: