CuatroTipos

Diseño periodístico y más.

Archivo para julio 11, 2008

Vacaciones tras los pasos de Kerouac

B.S.O. de este post en riguroso blanco y negro: Scott MacKenzie, “San Francisco (Be Sure To Wear Flowers In Your Hair)”, 1967

Neal Cassady y Jack Kerouac.

HerminioJF.-En 1951 Jack Kerouac escribió su obra más emblemática “On the Road”, (En el Camino), que resumía sus experiencias durante los cuatro viajes que realizó junto a su amigo Neal Cassady a finales de los 40 por la América profunda. La novela, que redactó en 22 días frenéticos en un solo rollo de papel contínuo, fue publicada en 1957, y se convirtió “en la biblia y el manifiesto de la generación ‘beat’. Una ‘novela de culto’ y un clásico de la literatura nortemericana.” según puede leerse en el prefacio de la edición de bosillo de Anagrama. La wikipedia afima que contrariamente a la leyenda “Kerouac no utilizó más drogas que el café para escribir la novela”.

Fragmento del manuscrito original de la novela de Kerouac “On the Road”.

Sesenta años después de aquellos “viajes enloquecidos, a bordo de Cadillacs prestados y Dodges desvencijados”, quien esto escribe y dos amigos periodistas más nos dirigimos tras los pasos de Kerouac para emular, en versión libre y no muy fidedigna, las etapas del primero de esos viajes entre la costa Este y la Oeste de los EEUU, saltándonos tan solo la etapa Iowa-Wyoming, que si no no llegamos. Serán también 22 días frenéticos para cruzar el país Nueva York-Chicago-Denver-Salt Lake City-San Francisco, en el que me temo que tan solo podremos comprometernos a cumplir los dos primeros deseos en la vida que proclamaba el alter ego de Kerouac en la novela: «Un coche rápido, una larga carretera y una mujer al final del camino».

Pese a su aureola “underground” y alternativa en realidad On The Road es una de las novelas más leídas y recurrentes de la literatura norteamericana del siglo XX, y cada año se venden 100.000 ejemplares de ella. El espíritu libre que proclama el libro a base de una escritura ansiosa de frases cortas y directas ha inspirado a generaciones de escritores y amantes de la aventura, e incluso ha servido de “leit motiv” para la creación infográfica conceptual (de lo que se entera uno gracias a Chiqui Esteban/Infografistas). Así que seguramente el trayecto Denver-San Francisco estará más animado en estas fechas que El Camino de Santiago, porque si no hubiera sido bastante con la promoción del trayecto que ha realizado esta novela durante medio siglo, en los últimos meses la compañía BMW ha emitido insistentemente un anuncio en el que las frases de éste libro eran las protagonistas.

BMW anuncio On The Road, basado en frases extraídas del libro de Kerouac. (Vale; reconozco que la cosa pierde cierta autenticidad cuando pasa por encima la implacable apisonadora del márketing)

A falta de Cadillacs descapotables (para el BMW no había presupuesto), la agencia de alquiler nos ha provisto de un Ford Mustang, que esperemos que también quede bien en las fotos. Todo lo anterior les da derecho a envidiarme, pero quizás lo hagan un poquito más si les digo que el regreso será vía Boston, ciudad donde tenemos previsto encontrarnos con “The Boss” Javier Zarracina en la redacción del Boston Globe y con “The Boss” Bruce Springsteen y su E-Street Band en el concierto del 2 de Agosto en el Gillete Stadium. Sabrán disculpar tanto dispendio, pero puestos a romper la hucha, mejor gastárselo todo para que sean nuestros nietos los que terminen de pagar la factura. Al menos hemos decidido arruinarnos en dólares, que en estos tiempos sale más a cuenta.

No esperen muchas noticias mías en cosa de un mes. Quizás alguno de los otros Tres Tipos asomará de vez en cuando la cabeza por aquí, aunque nos hemos puesto de acuerdo este año para abandonar las redacciones al unísono la segunda quincena de Julio. Espero en todo caso que no nos pase como al compañero Martin Gee y no nos llamen el día antes de regresar para decirnos que no nos molestemos en volver.

Regresen todos.

Felices vacaciones.