CuatroTipos

Diseño periodístico y más.

Archivo de noviembre 18, 2008

Las comidas de ÑH5 (I): ¿Mesa para cuarenta?

republicanaok

javierJPÉREZ.- Zaragoza. Jueves 13 de noviembre. «Hola, somos cuarenta. ¿Nos da de cenar?» Y la respuesta fue sí. No era un salón especializado en bodas, sino un pequeño local en la zaragozana calle Méndez Núñez llamado «La Republicana». Es lo que tienen los locales de pinchos: buena barra, ocho mesas y velocidad de rotación de clientes. A veces es bastante para dar de comer a un auténtico regimiento.

republicana_foto1_okg

republicana_foto3ok

republicana_foto7_okg

LOS COMENSALES
Cuatrotipos lideró la propuesta de condumio. No fue mérito nuestro, sino del local. ¿Quién se resiste a un Somontano entre pinchos de puerros al roquefort y calabacines rellenos de merluza? Así, una columna de estrellas del mundo de la comunicación visual atravesó el río Huerva y tomó el casco antiguo de Zaragoza. Oliviero Toscani, Alberto Cairo, Fermín Vilchez, Alessandra Kalko, Carlos Pérez de Rozas, Marisa Flórez, Javier Errea… se acomodaron entre las mesas más nobles y la barra, junto con Álvaro Gil, Eduardo Cruz (Gaceta de los Negocios),  Laura Cruz (Errea Comunicación), José Santos y Carlos Javier Valdemoros (Ideal), Miguel Angel Jimeno de LaBuenaPrensa… , José Luis Peiró, Jesús Riera, Carlos Caneiro… y otros muchos nombres de gente estupenda que espero me disculpe: el pincho de cebolla confitada con queso afecta a mi memoria.

vinasdelveroLA COMIDA Y EL VINO
Degustamos el pimiento relleno de atún, la chistorra con morcilla, la papa con mahonesa, el picadillo de atún, huevo y lechuga o el pollo al curri. Tomamos unas copillas de Viñas del Vero joven, un tinto clásico entre los somontanos con tan sólo cuatro meses de roble, pero no vean como entraba…
Pueden hacerse una idea de la comida pegando un vistazo a la carta. Nuno Vargas, Diego Obiol, el triunvirato de SantaClaraGrafics (Xavi Isern, Sandra Villar y Àngels Soler del equipo de infografía de La Vanguardia) y un servidor compartimos mesa. Sed y hambre se llamaba a lo nuestro. Entre las bromas de Nuno, la simpatía de los SantaClara, las risas de Obiol y mis diátribas apostolares, nos comimos cinco bandejas de pinchos. La otra mitad de Cuatrotipos, HJF y TGorria, junto con Martí Ferrer (el flamante oro de este año en suplementos) Angel Castaños y Amor Muñoz, desaparecieron abrumados por el (tan sólo aparente) colapso del local. Ellos buscaron acomodo en una bodegilla cercana. Lloramos su ausencia hasta bien vacío el segundo vino y luego nos reunimos con ellos para la copas.

Hubo tres comidas más y habrá noticia de todas.