CuatroTipos

Diseño periodístico y más.

Una de tebeos: la realidad y el cómic (1)

cidbb5

javierJPÉREZ: Más allá del cómic histórico, practicado con maestría en España por Antonio Hernández Palacios (1921-2000) y sus «Relatos del Nuevo Mundo» o «El Cid», existe otro género de tebeos que podríamos llamar cómic-realidad o cómic documental. Con los reparos habituales de la clasificación de los géneros, se trata de relatos con voluntad testimonial, más alejados de la novela histórica y más cercanos al animo periodístico, que buscan la recreación de lo hechos “tal y como ocurrieron”. Allá van cinco muestras de este género. Y recuerden: sólo la realidad supera a la ficción.

https://i1.wp.com/lh5.ggpht.com/anguloagudus/SFy4zNeEB-I/AAAAAAAAcR8/JhkFV1ist_8/s800/ojo%20jesus2.jpg

maus.jpg

«MAUS»
Uno de los hitos del comic-realidad sucedió en 1989, con la publicación por Norma y Muchnic de «Maus: a Survivor´s Tale», una historia sobre un judío polaco, padre del autor, Art Spiegelman. La obra fue editada inicialmente en dos tomos y actualmente circula por las librerías especializadas una recopilación en un sólo tomo llamada simplemente «Maus», editada por Planeta DeAgostini. El relato fue el ganador de un premio Pulitzer en 1992 y narra las vicisitudes de Vladec Spiegelman en la Polonia nazi.
https://i2.wp.com/www.history.ucsb.edu/faculty/marcuse/classes/33d/33dTexts/maus/72MausCatGun.gif

Maus significa Ratón en alemán. Art Spiegelman usó animales antropomórficos para representar a los diferentes grupos étnicos de su historia: ratones para los judíos , gatos para los alemanes, cerdos para los polacos (el protagonista se sentía terriblemente traicionado por sus compatriotas), ciervos para los suecos, perros para los estadounidenses y ranas para los franceses.

https://i1.wp.com/www.zonalibre.org/blog/elcoleccionistadtbos/archives/fotografo.jpg

«EL FOTÓGRAFO»
El Fótografo son 240 páginas de cómic editadas en 3 tomos por Glenat. Todo un clásico moderno del cómic-realidad. Una historia llena de pasión. Una lucha de voluntades por llevar abrigo a una remota de guerra. Un relato de algo que pasó hace 20 años, dónde se mezcla el lenguaje fotográfico con el cómic.
Didier Lefèvre fue un viajero. Tal como dice en su nota biográfica de la editorial Glenat, en los años 70, sus estudios de biología lo llevaron a colaborar con Médicos Sin Fronteras en una expedición a Eritrea. A la vuelta, cuando Lefèvre era la única persona en el aeropuerto de Jartum con cámara de fotos, estalló un golpe de estado en Sudán. Sus fotos se vendieron en todo el mundo y, progresivamente, Lefèvre fue adentrándose más y más en su verdadera vocación. Queda patente en su portafolio, colgado en una página web que lleva su nombre.
En 1986, Didier Lefèvre viajó a Afganistán junto a Médicos sin Fronteras. En esos días, el ejército soviético libraba duras batallas contra los muyahidines. Bin Laden todavía estudiaba en alguna Madrasa wahabista de Arabia Saudí y los buenos de la guerra eran los integristas afganos.
Médicos sin Fronteras asumió la misión de establecer un hospital de campaña en un perdido valle afgano especialmente castigado por la guerra. Didier, llamado por los afganos Ahmadjan, viajó con ellos y capturó los momentos de la expedición. Con sus fotos construyó un perfecto documental del horror y la desgracia que les rodeaba en su camino.
Pero de aquel viaje no quedó sólo un testimonio fotográfico. Con la llegada del nuevo siglo, Didier Lefévre se puso en contacto con el dibujante Emmanuel Gilbert. De sus conversaciones salió el la idea de poner sobre el papel la historia de aquel viaje. Los sobrios y dinámicos dibujos de Gilbert se alternan con las fotos de Lefévre, en una innovadora combinación narrativa. Ello confiere a la historia un inusitado aspecto de reportaje fotográfico. Lefevre murió en enero de 2007.

persepolisok

«PERSÉPOLIS»
“Esta soy yo cuanto tenía 10 años. Era 1980. Primer año en el que era obligatorio llevar pañuelo en la escuela”. Con esta frase sobre un sencillo dibujo de una niña en la contracubierta nos sorprende Marjane Satrapi con su primer tomo de “Persépolis”, una historia autobiográfica sobre las sucesivas revoluciones islámicas que asolaron Irán. Contada en cuatro tomos en su edición original en 2002, año en el cual ganó el prmio al mejor guión en el Festival de Angoulême, Persépolis es la historia de la llegada de los Ayatolás a Irán. Su protagonista, primero una niña de 10 años y después una adolescente que huye al extranjero, cuenta los cambios en las escuelas, en las calles y en la sociedad civil iraní.
«Persépolis» también es el film animado que representó sin suerte a Francia en los oscars de 2008. Realizado por la propia Marjane y Vincent Paronnaud, Premio del Jurado en Cannes 2007 y éxito rotundo de taquilla en Francia, el mero hecho de ser elegida como representante gala en la ceremonia de Los Ángeles ya es un triunfo a partes iguales para la historia y para el cómic.

«EL INFORME 11-S»
Uno de los fenómenos editoriales de 2006 en USA fue el cómic “El Informe 11-S”, del guionista sid Jacobson y el dibujante Ernie Colon. Se trata de una historieta de unas 120 páginas basada en el Informe de la Comisión Nacional de Investigación sobre los atentados terroristas contra Estados Unidos. El lado documental está avalado por el presidente y el vicepresidente de la mismísima comisión de investigación, y el lado artístico cuenta con unas frases elogiosas de Stan Lee, el gran gurú de la segunda edad dorada de los cómics en los años 60. El cómic incluso reproduce algunos de los gráficos que Reuters distribuyó los días posteriores al atentado.



«A CONTA ATRÁS»
En España, el último representante de este género es “A Conta Atrás” el primer tomo sobre la marea negra causada en Galicia por el hundimiento del Prestige. El dibujante catalán Sergi San Julián y el guionista Carlos Portela prometieron acabar el segundo tomo para su presentación en el estival del cómic de Barcelona 2008, pero no tengo contrastado que finalmente lo cumplieran. La historia está planteada como un flash-back, partiendo de un año después de los sucesos y analizando a partir de ahí a todos los personajes que pudieron intervenir o ser afectados, retrocediendo en cada capítulo hasta llegar al momento inicial.

5 comentarios»

  José Antonio Sánchez wrote @

Quizás con menos incidencia, pero también en España, se realizó un comic realista basado en la consecución del mundial de Basket en Japón. En él se narraba las vivencias de Pepu Hernandez y los ‘golden boys’ del baloncesto nacional en el toneo que culminó con el título mundial.
Aquí os dejo un enlace que habla de él.

http://nekitos.blogspot.com/2006/11/comic-sobre-la-medalla-de-oro-en-el.html

  Matias wrote @

Vengo con el típico comentario de “se olvidaron de…”. Y sí, se olvidaron de Joe Sacco (porque no creo que lo hayan dejado fuera a propósito, no? :P)

  cuatrotipos wrote @

Soy JPÉREZ. Olvidé a Joe Sacco. Arreglaré esto en breve. Gracias Matías.

[…] merecía encabezar esta serie de comics y realidad de Cuatrotipos. Forma parte de la santísima trinidad de los comics que nos cuentanla vida junto con Spiegelmann y M… Pero me temo este servidor de ustedes sólo conocís su obra por referencias y no contaba con […]

[…] La realidad y el cómic (I) La Realidad y el Cómic (II): Joe Sacco Entrevista con Joe Sinnott El 11-S en cómic ( y los […]


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: