CuatroTipos

Diseño periodístico y más.

Archivo para enero 18, 2009

Shepard Fairey, Obama, Obedece al Gigante

//www.thewashingtonnote.com/obama%20hope.jpg” porque contiene errores.

javierJPÉREZ: Cuando Shepard Fairey realizó el primer cartel de Obama con la palabra «HOPE» imprimió tan sólo 700 ejemplares. Unos meses más tarde,en diciembre de 2008, TIME cifraba la última tirada en 300.000 carteles. Hoy, el retrato es parte de la colección de la National Portrait Gallery y su autor, Shepard Fairey, firmó también una versión de su más célebre trabajo en la portada de la revista TIME con Obama como «Man of the year».

Y es que el retrato que nos ocupa no es sólo la (otra) (nueva) combinación vectorial de los colores de la bandera estadounidense que lleva camino de convertirse en (otro) icono de la cultura pop. Es el enésimo acierto de un autor que la revista TIME califica de «creador de iconos». Al parecer, Shepard es eso.

obamatime

shepard-obama-inauguration-no-cream

https://i1.wp.com/lebowskifest.com/images/obey_lebowski_soldout.jpg

ENTREVISTAS

Leo sendas entrevistas a Fairey en AIGA (2004) realizada por el editor jefe de cultura de TNYT y Mother Jones (2008). En ellas nos desvela parte de sus fuentes de inspiración, algunas evidentes, como el constructivismo ruso, otras menos claras, como el cartel de «Never Mind the Bollocks» de los Sex Pistols. Y entre ambos, la artista Bárbara Kruger y los anuncios de Marlboro.

Desde luego, Fairey no es de los que pueden ocultar sus fuentes de inspiración, porque casi todo su trabajo está basado en imágenes de otros. Fotografías vectorizadas, imágenes de carteles comunistas, dibujos. Al parecer, ha sido acusado en ocasiones de plagio, aunque siempre por personas diferentes a los autores originales. Lo cierto es que sus collages funcionan y hace carteles con imágenes muy poderosas.

OBEY THE GIANT

En 1989, con 19 añitos, Shepard cursaba su «Bachelor of Arts» en la RISD, en la ciudad de Providence, Rhode Island, USA. También trabajaba en un negocio de impresión que le daba lo justo para pagarse sus gastos y sus «acciones» en las paredes, los reversos de las señales y los edificios abandonados de la ciudad. Entonces nacio «Obey the Giant», «Obedece al Gigante». En su web encontrarán una buena colección de imágenes impactantes. Bajo estas líneas está el que fue su primer cartel.

https://i1.wp.com/blogs.helsinki.fi/grotesque/files/2007/12/stickers4.gif

André Roussimoff, «The Giant, el cinematográfico matón de las películas de los 80 y luchador de wrestling, fue el objeto-icono de su primer cartel autoencargado. Como verán, Shepard ha mejorado mucho. Tras él llegaron muchos otros. Con la imagen del gigante convertida en el nombre de su campaña de agitación de conciencias callejera, su producción de carteles bajo el slogan «Obey The Giant» creció y le hizo un artista conocido. Pocos diseñadores gráficos han conseguidoo, como él, un club de fans que le monte un blog. En realidad son una versión sarcástica del mensaje del Gran Hermano de Orwell. Shepard ha pretendido, con mayor o menor fortuna, poner en evidencia las contradicciones de la cultura de masas y las grandes corporaciones. Sus carteles tienen un valor estético más importante que su parte de denuncia.

Después de perder un pleito por la imagen de André, suavizó los rasgos de su talismán hasta convertirlo en la cara vigilante, mezcla entre buda y Galactus. Una palabra «Obey» bajo imágenes de colores básicos planos, bastan para identificar las obras de este ex-artista callejero reconvertido en artista global.

https://i2.wp.com/images-cdn01.associatedcontent.com/image/A2090/20906/300_20906.jpg

Anuncios