CuatroTipos

Diseño periodístico y más.

Archivo para febrero 16, 2009

Diez años endomingado

endomingo01

tomas1TGorria. Tras casi diez años de aparecer ininterumpidamente con Levante-emv, ayer dejó de publicarse el suplemento dominical Endomingo. Hace ya tres meses que dejé de tener relación con este suplemento, convirtiéndome en una de las primeras “víctimas” de la crisis en este periódico, y me gustaría pensar que feneció quizás tras una crisis de melancolía al ver lejos a uno de sus padres (je).

Cuando en noviembre de 1998, (la portada que encabeza este post es la primera) Pedro Muelas me encargó el diseño de un dominical para el periódico Levante-EMV, no podria llegar a pensar que mi relación con este suplemento llegaría a cumplir una década. La verdad es que me gustó como me quedó, y aunque quizás la combinación entre Franklin Gothic Condensed y New Baskerville pueda parecernos ahora a los snobizados diseñadores de periodicos una relación demodé, en el diseño general del aquella propuesta de 16 páginas se reconocía ya un cierto estilo personal, que ya había probado en publicaciones como la revista semanal Dise, de la Universitat de València.

 

 

 

vacaslocas

No soy un teórico del diseño, pero siempre me pareció apropiada una distinción que hace ya tiempo escuche a una diseñadora de periódicos. Hablaba de diseño frío y de diseño caliente, y con esta metáfora térmica se referia a la diferencia entre un periódico como El País y otro como Claro, (una iniciativa para hacer un diario sensacionalista en España, que duró unos pocos meses), y metodológicamente diferenciaba entre un diseño circunscrito a un contenido (sistema de premaquetas cerradas) o un diseño aplicado a un contenido (una maqueta nueva para cada contenido). Para endomingo yo opté (la verdad es que siempre ha sido mi manera de trabajar) por el diseño caliente, o dicho más poeticamente, con un diseño con alma. se trata de aprendeherse del contendido del reportaje o del artículo y a maquetarlo aportando tus conocimientos y tu sensibilidad en el trabajo, pero no para aumentar tu ego, sino para coadyuvar a que el texto o las fotografías del reportaje cumplan mejor su cometido, y lo cierto es que, a través del diálogo con compañeros redactores o fotógrafos (aunque con en ocasiones hay algún pequeño conflicto natural) he de decir que este objetivo se cumplía de manera bastante satisfactoria. Como me dijo Ferranda Martí (directora del dise) en una ocasión: “Tomas, eres el unico maquetador que conozco que se lee los textos que maqueta.”. Diez años, más de 500 números, tres rediseños y más de 3000 páginas).

 

pelotazos

extasis

guerrano

Así que de esta manera, y sobre todo con la complicidad y el respeto por mi trabajo de Juan Lagardera (un saludo, juanito), y más tarde de Andrés H. de Sa, mi trabajo en endomingo empezó de manera casi natural a abarcar otras competencias como la documentación o la edición textual: la redacción de elementos peritextuales (me la he inventado yo la palabreja, pero se refiere a los titulares, entradillas, destacados, ladillos, los apoyos textuales alrededor del artículo central) y a otros más propios de mi condición, como edición fotográfica, infografías o ilustraciones. En fin, que endomingo se convirtió casi en un suplemento de autor, (como lo definió un compañero recientemente), en un ejercicio de edición periodístíca integral (perdón por lo rimbombante de la expresión). También me lancé a la redacción de reportajes y durante estos años me he convertido en algo así como el corresponsal de diseño en el periódico, el especialista en reportajes sobre diseñadores valencianos o tipografía, función que ahora ejerzo tambien en Valencia City, con una columna periódica. De hecho, la mayoría de los reportajes que ilustran este post han sido maquetados y escritos por mí, y eso es una ventaja. En este enlace podéis ver en page flip una selección de los reportajes y entrevistas que he publicado en endomingo o en otras publicaciones. O bajaros el pdf aquí.

 

electrodomesticos

sillasworld

También quiero aprovechar este post para echar una lagrimita por aquellas noches de bocadillos (y alguna que otra sonora bronca) del Caramel, acompañados por animosos redactores que preferían las primeras horas de las madrugadas de los viernes para afilar los titulares de sus reportajes para el fin de semana: Herminio, Laura, Juanjo, Quico, Rafa, Víctor… y a los colaboradores de opinión que nos han acompañado estos años. Alfons Cervera y Antonio Vergara durante toda la travesía, pero también a Carmen Amoraga, Carlos Marzal, Piera, Alcañiz, Josep Vicent Marqués…

Los vientos de la crisis económica ya han llegado con fuerza a los medios de comunicación. Si hace unos meses debatiamos sobre el futuro de los periódicos por la competencia de Internet, la bofetada de la realidad económica puede convertir en risibles aquellos argumentos, y la frialdad de los números puede acelerar la necesidad de un replanteamiento global del futuro de la prensa en papel. Hará falta imaginación y creatividad y espero que de algún modo todos podamos echar una mano para capear la tormenta que se avecina (o es una vecina que me atormenta?). En ese sentido, modestia aparte, creo que algo podemos aportar todavía, y si nos ponemos a pensar en ello, alguna idea puede se nos puede ocurrir. De momento, tenemos este foro para empezar a debatirlas. Aquí quedamos. Saludos cordiales.