CuatroTipos

Diseño periodístico y más.

La nueva La Gaceta, o el “rediseño irrebatible”

Antes (desde Marzo de 2008)…

gaceta1

…Y ahora, (desde el pasado miércoles 21 de octubre de 2009)

HerminioJF.-Este miércoles 21 de octubre de 2009 nació el nuevo diario generalista de difusión nacional “La Gaceta”, surgido de las cenizas del veterano periódico económico “La Gaceta de los Negocios”. Nunca mejor dicho lo de las cenizas, ya que el cambio estructural y redaccional del nuevo diario respecto al anterior ha sido absoluto, en una política de “tierra quemada” que se ha llevado por delante todos los elementos que le identificaban en el pasado. Algo que era de esperar tras su adquisición oficial el 16 de septiembre e 2009 por el Grupo Intereconomía, que suma a sus combativas emisoras de televisión y radio, los semanarios Alba y Época.

Antes (desde Marzo de 2008)…

gaceta4

gaceta7

gaceta9

gaceta10

…Y después.

Dirigido en esta nueva etapa por Carlos Dávila, la nueva Gaceta—cuyos responsables afirman que de su primer número han vendido 100.000 ejemplares, y que van a imprimir más— tiene todo lo que uno podría prever en coherencia con la marcada línea editorial del Grupo Intereconomía. Y aunque en el editorial de su primer día no dudan en proclamar que por la venas de su redacción “corre la tinta ardiente del nuevo periodismo” está claro que el espíritu polícromo, atrevido, compacto y variado de su diseño previo, coordinado por el anterior director de arte Eduardo Cruz, no era del agrado de los nuevos responsables del diario. Bien al contrario, la nueva maqueta, a pesar de ser impresa a todo color, muestra una economía de medios a veces pasmosa. Utiliza un color identificativo distinto para sus cinco secciones, con los que colorea las tramas de los despieces de manera un tanto tosca, pero a lo largo de sus páginas, de arquitectura previsible, apenas existe diferenciación tipográfica. Da igual que se trate de un suplemento o de las secciones normales, que sean páginas de política o de deportes, que se trate de una información convencional, una crónica, un reportaje, un análisis o una entrevista… los titulares principales van todos en Miller Display Bold (excepto la opinión, en Miller Display Semibold)

gaceta11

gaceta8

gaceta5

Es obvio que el nuevo diseño de La Gaceta está bien lejos de la sofisticación de los anteriores, que podían convencer más o menos, pero a los que nunca les faltó imaginación, cuidado por los detalles, y una interesante y reconocida trayectoria (numerosos premios SND lo atestiguan), en infografía, suplementos y páginas especiales. Pero los nuevos dueños dicen haber apostado por la sobriedad y por un estilo muy serio, rígido y estricto “marcado por recursos gráficos similares a diarios como New York Times”, nada menos.

gaceta6

gaceta2

gaceta3

¿Cuántas fotos similares de Mariano Rajoy hacen falta en una entrevista de Mariano Rajoy?

No estoy seguro que este sea sea el rediseño que entusiasme a los lectores del New York Times. Tampoco parece un candidato al palmarés de los próximos ÑH, pero quizá haya que reflexionar sobre si ese estilo menos elaborado de diseño encaja mejor con el “target” lector de la nueva La Gaceta. El recurso a apoyos complejos, páginas de diseño variado, y un uso avanzado del color, elementos gráficos y la tipografía, quizás les parezca cosa de los diarios del otro bando. También el aumento significativo en el tamaño del cuerpo de texto aparenta ser una deferencia con los lectores más veteranos a los que los textos de lectura más pequeño de otros diarios generalistas (como ABC) les pueden resultar difíciles de leer. Aunque a causa de su retícula a 6 columnas el tamaño de las líneas sea tan corto que cause numerosos problemas de partición y justificación (ver foto a continuación).

justificacion

“Aguas” en las columnas por problemas de P&J debido a la escasas letras por línea.

La constatación de esta inquietante teoría la he obtenido hoy jueves 22 al leer en las páginas de opinión una encuesta realizada a los lectores en la que a la pregunta de “¿Le ha gustado la nueva Gaceta?”, nada más y nada menos que el 97% afirma que “mucho”, un 3% que “poco” y un 0% afirma que “nada”. Resistentes al cambio, siempre hay lectores que se quejan de que les muevan una sección, les acorten deportes, les escondan el sudoku, o les cambien la tipografía, y los diseñadores hemos de reconocer a menudo nuestros errores. Pero Dávila y su equipo han conseguido una proeza digna de encomio por parte de todos los que nos dedicamos a esto de hacer diarios: un rediseño “irrebatible “que consigue agradar a la práctica totalidad de sus lectores. ¿Cómo lo han hecho?

gaceta12

PD.-Me hubiera gustado haber leído la ficha técnica de la encuesta de la Gaceta. Es un privilegio contar con lectores tan identificados con la línea editorial de su diario. Fíjense en la coincidencia con los resultados publicados en la encuesta del miércoles 21.

gaceta13

12 comentarios»

  tomas gorria wrote @

Una lástima, salvo por el tema de los titulares de dos colores, me gustaba mucho más el diseño anterior. Ya lo decia aquel, un paso adelante, dos pasos atras.

  Paco Oca wrote @

Hoy viernes lo he comprado para verlo coincido en todo con tu análisis. A mí no es que me guste más que el anterior (que tenía sus peros) sino que me parece horrendo. ¿Quién es el responsable? Por cierto, la encuesta de hoy también sigue la misma línea: Comprende que los sindicatos se manifiesten contra los empresarios? NO: 98% – SI: 2%. En fin, las encuestas, como el diseño.

  Mario Benito wrote @

Después de leer tu artículo, sigo sin saber qué te parece este rediseño. Es como no querer ir al grano, dar vueltas para no decir lo que piensas o algo así (aunque puedo estar equivocado). Y no me parece muy sincera la reflexión final sobre la “equivocación” de los diseñadores y el que tal vez sea este diseño “muy serio” el acertado. Porque es tan serio como la comparación que hacen ellos con The New York Times, ¿no? No me parece sincera porque sé que tú (por ejemplo) no harás algo así nunca, ¿me equivoco?
Sé que la falta de tacto suele ser uno de mis fallos, pero tanto tacto…
Por cierto, se te echa de menos últimamente por la blogosfera.
Un saludo

  cuatrotipos wrote @

Venga Mario, que ya me conoces: Cuando una cosa me gusta mucho se me nota en seguida. Cuando no me atrae, procuro dar instrumentos de análisis para intentar razonarlo. A nadie nos gusta que despachen nuestro trabajo solo con un “no me gusta”, que a mí me duelen mucho. Ningún diseño es irrebatible, a pesar de los que digan las encuestas online, y ninguno es malo en todos y cada uno de sus aspectos.

Pero no creo que le haya dado muchas vueltas: resulta obvio que no me entusiasma. Si digo que usan el color de una manera tosca, si tienen problemas técnicos con el P&J del texto, si no hay variación tipográfica ni por secciones ni por géneros, si los suplementos son iguales que las páginas normales, si su estructura es monótona y previsible, si el anterior diseño, podía gustar más o menos, pero habia un esfuerzo de imaginación y cuidado por los detalles….pues verde y con asas.

Y en cuanto a la reflexión, creo que se nota la ironía. Se califica por sí solo ponerse como espejo el New York Times y presumir de que el 97% de los lectores les gusta mucho tu diseño, que ya es el acabose. Pero está claro que el movimiento era descongestionar el diario, menos color, menos apoyos, dejarlo todo en titular, texto, foto y un despiece coloreado y ya está. Simplificarlo, enfriarlo… La ejecución del rediseño es obvio que no ha sido brillante, pero no son los primeros que lo hacen. La Voz de Galicia también se cargó en 2007 una línea ascendente en su calidad visual, y se plantó con un rediseño que parecía una “vuelta al pasado”… Está claro que hay una tendencia de empresarios de la comunicación, en busca de cierto ‘target’ de edad e ideológico, que están eliminando “diseñismo” de los diarios. Algo habrá que reflexionar sobre ello.

Lo inquietante, que refiero en el texto, no es hacer diarios más ‘simples’, que puede ser un valor y que para determinados productos hay que considerarlo, porque no todos los lectores, mercados y diarios son iguales. Pero diseño relativamente “simple”, despojado de elementos complejos, lo tienen The Guardian, Público de Portugal, y el IHT, que son espejos donde mirarse. El peligro es hacer diseños simplones. Al igual que diseños densos, compactos, y llenos de detalles y recursos distintos los tienen Público o El Periódico, que lo hacen muy bien…y otra cosa es hacer diseños abigarrados y desordenados.

Bueno, en 4T no podemos escribir tanto como quisiéramos, pero en Encajabaja y Labuenaprensa siempre estáis al quite para que no nos falte a los internautas una buena dosis semanal de debate y diseño de calidad. Gracias especialmente por regalarnos los sabios consejos de Pedro Pérez Cuadrado y Miguel Buckenmeyer. Saludos.

  Javier Vidal wrote @

Pues yo te entiendo perfectamente, Herminio. A mí tampoco me gusta “destrozar” un trabajo ajeno, al que como mínimo le supongo tiempo y esfuerzo. Otra cosa es que me guste, que no. Pero estoy harto de leer críticas irrespetuosas del trabajo de los demás, hechas desde el sillón de casa, sin verse metido ahí, en harina. Y no voy a hacerlo yo. Lo cierto es que el día del estreno del rediseño le dediqué la mañana entera a la nueva Gaceta. La miré, la remiré y prometo que estuve buscando algo, alguna cosita, por pequeña que fuera, que me llamara la atención, que me gustara. No la encontré. Creo que es un paso atrás enorme, la mención al diseño del NYT me arrancó una carcajada (en fin…) y sobre todo, sobre todo, lo siento por Eduardo Cruz, que se curró uno de los diseños más personales y atrevidos de los últimos años en el panorama nacional, y del que ya no queda nada de nada…
A ver cuándo os dejáis caer por aquí y nos vemos de una vez, mesa y mantel por delante…

¡Un abrazo!

  Mario Benito wrote @

Estoy con Javi en lo de que tenemos que vernos mesa de por medio. Así podremos hablar de distinta manera a cuando el debate es algo público como sucede aquí. Estoy seguro de que entonces estaremos muy de acuerdo en cosas relativas al tema que hoy nos ocupa.
Porque el rediseño del que hoy hablamos no me parece “sencillo”, ni intencionado en ningún sentido buscando algún tipo de público. Creo que la empresa y los máximos responsables del diario (no quienes hayan diseñado las páginas, a los que no conozco, y a quienes supongo que menudo marrón les cayó) no han cuidado en absoluto e incluso han despreciado la parte formal de su proyecto, no sé si por motivos económicos o por puro desconocimiento. Y si se hace una crítica de él, cosa que yo no voy a hacer en encajabaja precisamente para no dejar mal a compañeros de profesión (lo hablamos entre nosotros, no creas, y no supimos cómo hincarle el diente al asunto), si se hace esa crítica, decía, pues hay que reflejarlo. Imagínate que justificásemos faltas de ortografía en los textos para así “diferenciarnos” de la competencia. Flaco favor le hacemos al diseño periodístico si justificamos, aunque sea mínimamente, trabajos como éste.
No obstante, supongo que mucha de tu crítica es irónica y es posible que yo no haya sabido verlo.
Lo mejor de todo, es volver a leer cosas tuyas en Cuatro Tipos. Repito que te estábamos echando de menos.

Un fuerte abrazo e insisto en lo de comer juntos cuando podamos (los cuatro tipos y los cinco encajabaja)

  Diego wrote @

A mí el diseño me parece simple, ramplón. Tiene un par de ideas con posibilidades, como lo de abrir las secciones con portadillas. Y poco más.

¿Falta de medios y tiempo?, ¿falta de respaldo?, ¿falta de criterio?. No lo sé.

Pero creo que no se puede recurrir constantemente al “la empresa les obligó a hacerlo mal” o “la empresa no les dio medios para hacerlo bien” como razones para no juzgar un trabajo gráfico. El resultado es malo. Punto. Analizarlo y criticarlo es la única manera de mejorar estas cosas.

  víctor palau wrote @

A ver Herminio… Es malo, malo, malo… lo mires por donde lo mires. Se pueden perdonar algunas cosas pero hay otras que a estas alturas son simplemente ¡inexplicables!
¿Quién es el diseñador? Bueno… mejor ¿Quién es el cliente?

  Quinta Tinta wrote @

[…] rediseño de La Gaceta de los negocios (le hubiera dedicado un post, pero me da pereza… y ya hay quien se ha despachado a gusto sobre el […]

  El rediseño de La Gaceta sale el miércoles « Redacciones wrote @

[…] Edito (28/10): En Cuatrotipos han hecho una crítica feroz del “nuevo” (o mejor, viejo) diseño de La Gaceta. […]

  Mario Benito wrote @

Querido Diego. Creo que ninguno sabemos exactamente cómo ha sido. Pero que la “empresa ha despreciado la parte formal” de este proyecto, que es lo que yo he escrito, es constatar un hecho. La diseñadora lo ha hecho mal, y punto, no, porque después la empresa y su director le han dado el visto bueno. Por eso el comentario de Palau termina muy acertado diciendo “¿Quién es el cliente?” Bueno, termina y empieza, porque ese comentario lo dice todo absolutamente mejor que ninguno de nosotros.
Desconocer quién hace un trabajo tuyo y dar por bueno un trabajo que puede calificarse como quieras menos de profesional no es una actitud responsable por parte de una empresa periodística. No tiene justificación.
Un saludo

  unoseis wrote @

Ho-rren-do


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: