CuatroTipos

Diseño periodístico y más.

Usos perversos del papel prensa

T. Gorria. A mi me cuesta recordarlo, pero se dice que hace unas décadas, se envolvían los bocadillos del almuerzo con papel de periódico, (y si eran de calamares, se convertían en calamares en su tinta). Unas cuantas décadas más atrás (eso si que ya no lo recuerdo) el concepto de reciclar el papel de los diarios tenía una acepción digamos que más higiénica, ustedes me entienden.

https://i1.wp.com/www.thesharkguys.com/wp-content/uploads/2010/02/newspaper-hat.jpg

También he visto en alguna foto como los maquinistas de las rotativas se hacían (como los niños emulando ser mosqueteros) sombreros papirofléxicos para no mancharse la cabeza de tinta: como las pajaritas funcionariales o los aviones de papel…

MUEBLES REALIZADOS CON REVISTAS Y PAPEL DE PERIÓDICOS RECICLADOS

En fin, la imaginación y la necesidad han hecho que los periódicos se hayan utilizado para multitud de funciones alternativas. Desde los entrañables ninots de antaño hechos con el llamado cartónpiedra a base de papel prensa y cola, pasando por muebles tapizados con papel prensa hasta esta selección de usos recopiladas en la web argentina divaguetaz.com

  1. Limpiar los vidrios.
  2. Alinear las patas de la mesa/sillón/champañera coja.
  3. Empacar los platos en la mudanza.
  4. Tapizar la jaula del pájaro.
  5. Recoger la mierda del perro.
  6. Matar moscas y demás insectos.
  7. Recortar letras para elaborar anonimos
  8. Rellenar los zapatos para que conserven su forma.
  9. Empacar clavos, tornillos y focos de la ferretería.
  10. Para prender la parrilla.
  11. Rellenar los regalos sorpresa.
  12. Como asiento en el parque.
  13. Hacer bolitas y pegarles a los compañeros de clase.
  14. Para esconderse detrás de él cuando no quieres que te vean, sobre todo si eres un espia ruso.

En fin, cuestiones imprescindibles en la cultura contempóranea, como podéis observar. En todo caso, valga esta tonta divagación como introducción a lo que de verdad quería hablar. Esta mañana me ha llegado por correo postal (hoy estoy tremendamente analógico) la colección de los cuatro números aparecidos de la revista New papers, que como ya habréis sospechado, “viene” editada en papel prensa, formato tabloide. Esta circunstancia no es especialemente original, sino fuera por el hecho de que es una revista que se compone exclusivamente de carteles de autor.

Desde Valencia también se han generado iniciativas parecidas (la revista dxi, con sus páginas con grandes fotografías, el propio catálogo Fragments, tristemente célebre por ser censurado…) También es destacable sic, una publicación de tintes alternativos (en su diseño y concepción) que vehiculó durante doce números la exposición sobre Velluters en el MuVim, y que contó con la peculiaridad de estar diseñada con una tipografia (creada por Establiment: Ángel Álvarez y Antonio Ballesteros) que nació y murió con el propio proyecto (bajar pdf, aquí).

sic

sic

dxi

Fragments

Según Ricardo Juárez, director de la publicación, surgida del estudio madrileño Disismaineim (su visita es muy recomendable, y el neimin, estupendo) eligieron el formato porque les gustaba “el rollo ‘mala calidad’ que da el periódico”. También porque es como “un fanzine fotocopiado pero en grande y en color, porque no tiene grapas y se puede desmontar fácilmente y, sobre todo, porque es un formato muy barato”. Los números son temáticos, y tienen títulos como “Máquina del tiempo” o “Efectos secundarios”. Tiran alrededor de 3.000 ejemplares (salvo ediciones especiales) que se distribuyen gratuitamente por locales selectos de Madrid, Barcelona y Bilbao. También han elaborado en colaboración con la Casa encendida dos números especiales para ser encartados dentro de “El País” como acciones especiales, alcanzando una tirada de has 200.000 ejemplares.

Yo tuve la idea de ponerme en contacto con ellos (a través del post de Diego Areso, en QuintaTinta), y como os decía antes me han enviado amablemente la colección de los números que hasta la fecha han editado, que guardaré celosamente. Y no me han decepcionado, es una iniciativa bien original e interesante, sobre todo por la posibilidad de editar a un precio muy razonable 3000 colecciones de carteles en formato A2.

Seguro que hay algunas ideas más que se nos pueden ocurrir en este sentido  y que puede ayudar a un sector de las artes gráficas que no está en su mejor momento. A mi se me ocurren algunas cosas, ¿porque no una novela diseñada para este formato?, por ejemplo. Del resto, mejor os la cuento si algún día la pongo en práctica. Seréis los primeros en saber de ellas.

No comments yet»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: