CuatroTipos

Diseño periodístico y más.

Archivo de junio 21, 2011

Señales de renovación (tipográfica) en el régimen cubano

Antes…

…y después

HJF.-Coincidiendo con el 50 aniversario de la fracasada invasión de Bahía Cochinos y del VI Congreso del PCC, el pasado 15 de abril de 2011 el  diario cubano diario Granma –órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista de Cuba–renovó su vetusta paleta tipográfica sustituyendo la  Helvética Condensed Black (Max Miedinger, 1957) de sus titulares por la más reciente Amplitude (Christian Schwartz, 2003).

Por lo demás, quitando que la foto del logo con un Fidel victorioso alzando el fusil ha pasado de reproducirse en mapa de bits/monocromo a hacerlo en escala de grises, poco parece haber mejorado el diseño del diario. Ni el argumentario ha cambiado, ni su verbo inflamado a base de titulares/proclama. Tampoco el duotono negro-rojo (aunque ahora con un empleo más intenso evitando las tramas) ni su diagramación irregular muestran visos de evolucionar mucho. Incluso el texto de lectura sigue en Helvética. En fin, que gráficamente tampoco es que esto sea la Perestroika. Para comprobar el verdadero alcance de los cambios en el interior, me temo que tendré que esperar unos días a que regresen de allí el 40% de la sección de infografía del diario-que-me-da-de-comer, en feliz periplo ciclista por la isla.

Como saben, la omnipresente Amplitude es una de las tipografías más exitosas en el diseño periodístico de la última década. El autor, el joven Christian Schwartz (EEUU, 1977), supongo que ya estará curado de espanto, pero no sé qué opinará del aleatorio empleo de los pesos y anchuras de esta tipografía siguiendo la aparente norma de que ningún titular sea homogéneo en la portada. Tampoco sé que le parecerá que en ocasiones se emplee en cursiva (inclinándola ópticamente) cuando nunca diseñó esa variante. En todo caso, acceder al mercado internacional de fuentes de letra desde la isla no debe ser sencillo. Desconozco las condiciones del bloqueo comercial norteamericano sobre el régimen castrista, pero sin ir más lejos Amplitude se distribuye a través de la empresa FontBureau con sede en Estados Unidos. ¿Gesto de buena voluntad de Obama?