CuatroTipos

Diseño periodístico y más.

Archivo para Cine y titulos de crédito

Las últimas, y el diseño cinéfilo de Marcos Torres

Últimas páginas del diario Superdeporte (Valencia) proyectadas para su rediseño.

hjfHerminioJF.-Aseguró Mark Porter (lenguaraz autor del aclamado rediseño de The Guardian) en el congreso ÑH04 de Barcelona que cuando empieza a remodelar de un periódico, lo primero que diseña es la página de cartelera de cine. Es la más fea de todas, así que dice que a partir de ahí todo puede ir a mejor. Pero está visto que yo no soy tan optimista como Mark, así que cuando rediseño un periódico (ya van 8, snif) de estos pequeñitos que yo hago, lo primero que diseño es la última página, (mi favorita), convencido de que a partir de ahí las cosas generalmente irán a peor. Sobre todo porque propongo cosas tan “raras” e incómodas de editar que casi siempre se quedan en el cajón. La notable excepción me ocurrió con el rediseño del colorido Superdeporte (2006), en el que elaboré una docena de fórmulas distintas, para que nunca una contraportada fuera previsible. Hoy en día no se usan todos los modelos —al final se quedan en 3 o 4—, pero al menos es una última vivaz, con variedad de autores, y con bastante edición fotográfica y textual.

Todas tienen un eslogan. El de la página semanal del subdirector Julián Montoro me encanta: “A muchos nos gusta empezar el periódico por la página de detrás”

Disculpen el autobombing, pero éste tema de las últimas venía a cuento porque en el caso del rediseño del Diario de Ibiza (2004) me pidieron una página sencilla, —mi gozo en un pozo— porque como el diario tan solo tenía 4 páginas en color, querían aprovecharla con imágenes. No es una página con diseño muy original, pero al menos da salida a aquellas imágenes que merecen ser mostradas en color, y que la austera rotativa del diario no podía aportar en el interior (aunque ahora ya tienen rotativa nueva). La contraportada de ayer es un buen ejemplo de ello. Gracias a ella he descubierto el trabajo de Marcos Torres , diseñador ibicenco que ha creado los carteles y los títulos de crédito de “Desechos”, la última película del también ibicenco David Marqués. Me ha encantado su ilustración neo-pop, (me recordó al trabajo de Antonio de Felipe, aunque con un empleo del color muy distinto), sus personajes en B/N contrastando con las potentes manchas de colores planos y las letras desgastadas. Torres dice ser un cinéfilo empedernido, y admirador confeso de Saul Bass, así que no tengo ni idea de qué tal estárá la película, pero con esta cartelería desde luego tengo muchas ganas de ver esos títulos de crédito. Si andan por Ibiza están de suerte, porque un primer montaje del film se proyectará en el teatro Can Ventosa de Ibiza mañana jueves 11 y el viernes 12 de febrero, meses antes de su estreno comercial.

La película, y los carteles de Marcos Torres empapelando las marquesinas de las ciudades aún tardarán un tiempo en llegar. Pero por lo pronto, pueden visitar su estupenda página web, que más que un portafolio de su trabajo, es en realidad una auténtica visita.

PD.-Otras últimas páginas que nunca decepcionan son las de Lola Gómez Redondo y equipo en Heraldo de Soria, Diario Mejor diseñado de menos de 15.000 ejemplares de España y Portugal en los últimos SND-E ÑH06. La presente página se publicó el 2 de febrero y muestra la fotografía, creada junto a Concha Ortega, que regalaron a la web Gráffica para que fuera subastada en beneficio de los damnificados de Haití. Grande Lola.

PD2.-La inquietante campaña del blog por ahora anónimo Salvar a Un Periodista salpica el Facebook, los Twitter y los blogs de compañeros, bajo el lema, un tanto descorazonador de Por una vida digna, sé ex periodista”… Hay un claro tono irónico en el asunto, a pesar del drama profesional que se representa en los testimonios, que uno no sabe si son reales, aunque desde luego podrían serlo. Vía 233 Grados y T*P*/Paper Papers.

Anuncios

Tirant de diseño gráfico

tomas1TGorria. Siempre me resultó sorprendente que  en los diferentes premios cinematográficos no existiera ninguna categoría que premiara lo que podríamos denominar diseño gráfico y tipográfico, fundamentalmente los títulos de crédito o los carteles de las películas. No en comprensible que un diseñador  como Saul Bass (ver post más abajo) ganara un oscar por el cortometraje “Why Man Creates” y no por su inmenso  trabajo como diseñador gráfico vinculado al cine. Así que el año pasado, y dado que tengo alguna influencia con Josep Lluis Galiana, director de los premios Tirant (el festival que reúne lo mejor de la producción audiovisual valenciana, con más de 240 producciones), le propuse crear esta categoría. Josep Lluis aceptó el envite y desde la pasada edición ya hay un zoótropo* con esta leyenda. Y para esta edición, se me ocurrió que el jurado fuera esta banda de cuatro que se llama cuatrotipos. Dicho y hecho, el pasado martes nos reuníamos y tras comer en un restaurante del poligono Vara de Quart (no esperéis crónica de esta comida), nos acercamos al Club Diario Levante a visionar las nueve producciones que se presentaron a la categoría.

cuatrotipos-tiran2

Los cuatrotipos, bien aplicados en su función de jurado.

Tras las oportunas deliberaciones,  decidimos elegir una terna con las siguientes producciones:

  • Trazos, per Singles enamora’t
  • Mela Lozano, per Zhao
  • Nacho Gil Cid de Diego, per K-375, entre nosaltres

y darle el premio a la cabecera de la primera de ellas (Singles), fundamentalmente por la adecuación de la imagen al contenido de la producción, su buena factura y una mención especial a las ilustraciones que reflejaban paisajes urbanos de la ciudad de Valencia. Aqui la tenéis.

Así que esperemos que esta iniciativa cunda, y recuerden que cuando en próximas ediciones de los Goya o los Óscars se cree esta nueva categoría  los Tirant fueron los primeros, y cuatrotipos su inductor.

trofeu

* Els premis Tirant tienen una especial vinculación con cuatrotipos, ya que la mitad de nosotros colaboramos en ellos. Diego Obiol se encarga del diseño y matenimiento de su web (www.premistirant.com) y el arribafirmante de este post se encarga del diseño grafico y editorial (logo, carteles y catálogo) y del galardón: un zoótropo metálico que intenta recordar el yelmo del Tirant y recrear el fundamento del cine, la ilusión del movimiento.


Títulos de crédito, letras y películas

https://i0.wp.com/farm2.static.flickr.com/1374/911484408_77d8979ca9.jpg
Saul Bass fue el autor de los títulos de crédito de «Vértigo» y otras 23 películas.

javierJPÉREZ: Hitchcock comenzó a trabajar en 1920 haciendo rótulos para películas. Como ven, por algo se empieza, aunque todos nos alegramos de que dejara ese trabajo para dedicarse a hacer peliculas completas. Un año antes de que Hitchcock comenzara a flirtear con el séptimo arte, en 1919, la Warner Brothers creó la “Pacific Title & Art Studio” dedicada exclusivamente a proveer de rótulos y títulos de crédito a la industria, actividad que sigue desempeñando hoy día.
Las letras fueron las grandes aliadas del cine. Tan grandes que se consideró una proeza cuando en 1924, Murnau consiguió rodar un film sin rótulos: «Él último».  Pero al cine mudo le quedaba poco. En 1927, el mismo año en el que Samuel Welo creó la Photoplay, una fuente de letra de inspiración art-decó creada para ser usada en los rótulos cinematográficos, Warner estrenó «El Cantante de Jazz». Fíjense que el mismo año en que nació la primera screen font de la histora, se acabó el cine mudo. ¿Era una premonición? ¿A caso estaba en peligro la industria de la rotulación para cine? No. Quedaban los títulos de crédito y la Photoplay encontró acomodo en posters y carteles. Siempre hay solución para todo. Al carajo con las crisis.

https://i0.wp.com/www.uhu.es/cine.educacion/cineyeducacion/0%20Imagenescine/guionlenguaje1.gif

LOS GRANDES
Los títulos de crédito son lo primero que el espectador ve, experimentos a parte, y muchas películas son recordadas por ellos. Recomendamos la web titulosdecredito.org si queréis pegarle un vistazo a unas cuantas obras maestras de este género. Allí tienen un buen número de títulos de crédito con enlaces a los estudios de diseño que los han creado.

David DePatie y Fritz Freeleng
Ellos fueron los creadores de la Pantera Rosa. El único dibujo animado de la historia que obtuvo serie propia tras ser para los títulos de crédito de una película (la homónima de Blake Edwards, 1963). También son los creadores de El Coyote y el Correcaminos.

Saul Bass
«Con la muerte en los talones» y «Vértigo» de Hitchcok, «Anatomía de un asesinato» de Otto Preminguer, «Uno, dos, tres» de Billy Wilder. ¿Que tienen en común?: Saul Bass.

Maurice Binder
Sus trabajos más conocidos son los títulos de crédito de las pelis de 007 en eso ha creado escuela. Sin embargo, un gran grabajo suyo es la secuencia de inicio de «Charada» de Stanley Donen. Con este director también creo los títulos de «Arabesco».

Pablo Ferro
Desde la estupenda y tipográfica secuencia de «Bullit», de Peter Yates a los créditos de la inolvidable película de Stanley Kubric «Teléfono Rojo, volamos hacia moscú»

Kyle Cooper
Se puede hablar de una escuela creada por el desde su estupendo trabajo en Seven, de David Fincher. Aquí lo tienen.

YU+CO
Me gustó su trabajo en 300. Y fin.

Festival de Mediometrajes La Cabina

HerminioJF.-Ahora que llegó el horario de verano y tenemos más tardes libres, comienza en Valencia un peculiar festival cinematográfico en el que el protagonista es el mediometraje. Ese formato audiovisual de entre 30 y 60 minutos de duración, demasiado corto para ser un largo estrenable en una sala comercial y demasiado largo para promover en los múltiples festivales de cortometrajes en agenda. La Cabina pretende recuperarlos para el gran público, y para ello programa un cómodo festival entre el Jueves 3 y el Domingo 6 de Julio, por las tardes de 17 a 21 horas, en asequibles sesiones de 2 euros en el MUVIM, con mediometrajes alemanes, serbios, cubanos, españoles, franceses e israelíes. ¿No vale la pena pasarse por allí para ver qué tal?

Por lo pronto éste miércoles 2 a las 19 horas se celebra la inauguración del festival en la sede del MUVIM, con la música del grupo multinstrumental Ratolines, (con un fascinante repertorio que retrotrae a la música de películas de los 60 y 70, a lo Ennio Morricone) y con la proyección del mediometraje inaugurual “La Medida de las Cosas” (Alemania). Espero ver a Quique, a Mactiste, o a alguno de los Lletraferits valencianos, tan amantes de estos “saraos” alternativos, asomando cabeza por allí.

Vale la pena reseñar que frente a otros festivales cinematográficos de la ciudad, promovidos por instituciones públicas, La Cabina nace de la iniciativa particular de un grupo de jóvenes entusiastas del cine, muchos de ellos cortometrajistas. Dirigido por Carlos Madrid, coordinador de la revista valenciana de Tendencias LaMilk, de la comunicación se encarga Inma Saranova, licenciada en periodismo en la UV hace un par de años, pero que ya ha montado su propia empresa audiovisual, La Vaca Opaca, y ha rodado un par de cortos. Incluso el cartel ha sido realizado por la más que interesante ilustradora valenciana Mireia Pérez, que también ha hecho sus pinitos en el mundo del cortometraje. Y muchos otros veinteañeros valencianos amantes del 7º arte en su versión más alternativa. Mucha suerte en ésta primera edición.

PD.-Momento cinéfilo: El nombre del festival hace un obvio homenaje al más importante de los mediometrajes españoles, la “TV movie” de horror de Antonio Mercero de 1972 “La Cabina”, de 35 minutos, que llegó a ganar un Premio Emmy. Una demostración más de que lo importante no es la cantidad, sino la calidad; Y los que los nunca la han visto pueden descubrir a continuación en cuatro entregas:

La Cabina. Parte 1.

La Cabina. Parte 2.

La Cabina. Parte 3.

La Cabina. Parte 4.

Los veinteañeros de Tinta Digital y La Fuga de Logan

HerminioJF.-Basada en la película Logan’s Run (1976), a su vez inspirada en un libro de ciencia ficción de 1967, a finales de los 70 se realizó una serie de televisión titulada La Fuga de Logan que tuvo cierto éxito en nuestro país. Aunque ya han pasado más de 25 años desde que se estrenara en TVE (1982), muchos niños de mi generación quedamos impactados por el inquietante argumento de este culebrón futurista: una sociedad perfecta separada del mundo exterior por una cúpula, en la que hacerse mayor no estaba previsto, ya que al llegar a los 30 años todos sus habitantes debían morir, inmolados en un espectáculo público. Un policía (Logan), decide abandonarlo todo rebelándose contra su cruel destino y emprende una azarosa huida junto con la bella treintañera Jessica y un androide en busca de un mundo mejor donde envejecer en paz y acabar sus días por muerte natural.

Seguramente poco o nada recordarán de esta serie los miembros de la recién nacida red de blogs de comunicación Tinta Digital, donde participan un puñado de jóvenes promesas (alguna ya bastante consolidada) de la blogosfera periodística, de estos con los que vamos tropezando enlace tras enlace, comment tras comment y post tras post. Encarni Hinojosa/Yo Hago los dibujitos, Alicia Baidal/Veo Veo, J.M. Sánchez/El Caos y media docena más de blogueros que unen fuerzas a iniciativa de Borja Ventura/Bloc de Notas, para reventar el Technorati. Cada uno tiene un estilo propio, aunque les une su amor por los medios de comunicación, pero sobre todo una condición “sine qua non” que a modo de escalofrío me ha recordado aquellas sobremesas de invierno frente al televisor de principios de los 80: ¡todos sus miembros deben tener menos de treinta años!.

Intro de La Fuga de Logan (1977-1978)

Quizás sea cierto que éste ya no es un “País para Viejos”. Pero hecha la ley, hecha la trampa, porque a alguno apenas le queda un par de meses para llegar a esa fatídica edad. Pero bueno, los del 75 ya nos estamos acostumbrando a este “apartheid” del DNI, que cuando fuimos veinteañeros también ejercimos, por qué negarlo. Y es que cuando veía a Logan en uniforme-pijama corriendo pistola láser en mano por los pasadizos de su ciudad futurista huyendo para salvar su treintañero pescuezo, no sólo es que pensara que la trama era de ciencia-ficción, sino que incluso se me antojaba que alcanzar algún día los 30 años era ya de por sí ciencia-ficción. Luego me hice mayor y descubrí que la juventud es una enfermedad que se cura con la edad.

20’s vs 30’s

Suerte, jóvenes amigos de Tinta Digital. Cómo no disculpar vuestro inconsciente descaro de veinteañeros: espero sencillamente que no inmoléis a vuestros miembros al cumplir los 30, porque está a la vuelta de la esquina y descubriréis entonces que la juventud no basta con tenerla, sino que sobre todo hay que saber ejercerla si no queréis perderla para siempre.Y bueno es que vayáis sabiendo ya que el verdadero secreto para no hacerse viejos, tal y como nos descubrió Logan a toda una generación (lástima que la mayoría de vosotros por aquel entonces no estaba ni en proyecto, pero aquí estamos los CuatroTipos para contároslo, con toda nuestra envidia), no consiste en ser menor de 30, sino en mantener siempre la rebeldía que ahora tenéis, no aceptar nunca las reglas impuestas por que sí, albergar siempre la esperanza de que lo que vendrá mañana será mejor que lo dejamos atrás. Y sobre todo, mucho más en este negocio, en no parar nunca, nunca de correr. 😉

Hitchcock 2008 según la Vanity Fair

HerminioJF.-Me he quedado de piedra al ver la recreación que la revista norteamericanca Vanity Fair ha hecho para el próximo número de Marzo de 2008 de alguna de las escenas más emblemáticas de las películas de Alfred Hitchcock, con fotógrafos de talla mundial y actores de primera fila, desde Javier Bardem a Jodie Foster, pasando por Naomi Watts, Keira Knightley o Scarlett Johansson. Como decimos por mi tierra, “será per diners”. A eso lo llamo yo una plaza de Dirección de Arte en condiciones, Diego, y no lo nuestro. 😉

Y es que gastarse la pasta de esta manera tiene sus compensaciones. El “making off” de estas fotografías ya se está viendo en las televisiones de medio mundo, en concreto este mediodía en el informativo de Antena3. Lástíma de publicidad gratis para nada: Vanity Fair, ¡Edición española ya!


La fascinante “intro” de Vértigo (Alfred Hitchcock, 1958), obra de Saul Bass con música de Bernard Herrmann. Sin el “Premiere” ni el “After Efects”. Parece mentira que hayan pasado 50 años.