CuatroTipos

Diseño periodístico y más.

Archivo para Cómic e historieta

El cómic realidad (III): ¿Stan Lee y Fidel Castro?

castro_little

Bajar alta resolución

javierJPÉREZ: En los primeros días del año 1959, cuando Fidel Castro y sus guerrilleros entraron en La Habana, los super-héroes ya no triunfaban en USA. Los tebeos de hazañas bélicas habían sustituido al Capitán América, la Antorcha Humana y The Sub-Mariner. El dueño de la editorial Timely, Martin Goodman, había reconvertido su negocio con otra editorial, germen de la futura Marvel, llamada Atlas Cómics: historias de horror, misterio y guerras. Entonces llegó Fidel.

Tal como pueden leer en la web pagina12.com, que es el lugar donde se inció esta reseña, los primeros meses de 1959 fueron un periodo de negociación entre el gobierno norteamericano y los rebeldes de Castro. Todavía estaban en juego los recursos de la isla explotados por grandes compañías estadounidenses. Nadie respondía francamente si subía o bajaba las escaleras. En junio de ese mismo año, desde el piso 14 del Empire State Building donde tenía su sede la editorial Atlas Comics, salió a la calle una historieta de cuatro páginas que contaba cómo «un grupo de ‘barbudos’ bajaron de las montañas cubanas hasta la capital para liberar al pueblo y fundar un nuevo país».

Dibujada por Joe Sinnott, «The Man whith the Beard» (El Hombre de la Barba) es una genuina apología pro-castrista, dónde se pueden leer frases como “este es el hombre al que Cuba saluda como héroe y libertador”, refiriéndose a quien ya imaginan. El guionista de estas escasas cuatro páginas fue el propio Stan Lee, el futuro creador de Spider-Man y abanderado de una de las más anticomunistas editoriales de tebeos del mundo. Esta historia corta de la revista «Battle» que al cabo de unos meses fue sorprendida y rebasada por la historia, tan sólo es ya una referencia en un archivo friki de cómics de abuelos.

imagen-2

Al poco tiempo, las editoriales Atlas y Timely se refundieron en la nueva editorial Marvel y Stan Lee, junto los dibujantes Steve Ditko y Jack Kirby, creó para ella a toda una nueva galaxia de super-héroes (“Los 4 Fantásticos”, “Spiderman”, “Hulk”, “Iron Man”, “Daredevil”, “Doctor Strange”, “X-Men”) que inaugraron la llamada «segunda edad dorada» del cómic USA. Mientras tanto «The man with the Bear» fue borrada de los registros oficiales de Marvel. Al parecer, ya sólo Joe Sinnott, su dibujante, conserva una copia fotográfica de los originales de esa historieta maldita. Hoy, Stan Lee ya es un venerable ancianito que hace cameos en las películas de la serie Spider-Man. Si le preguntan por «The Man of The Bear» seguro que responde que no se acuerda. Aunque quién sabe. Los viejos casi siempre sorprenden.

ENLACES
La realidad y el cómic (I)
La Realidad y el Cómic (II): Joe Sacco
Entrevista con Joe Sinnott
El 11-S en cómic ( y los graficos de Reuters)

Anuncios

El cómic-realidad (II): Joe Sacco, periodismo en viñetas

selfportrait_sacco

javierJPÈREZ: En realidad, Joe Sacco no es sólo un dibujante de cómics, ni sólo un periodista. Es también un reportero especializado en guerras que dibuja sus crónicas, aunque no un reportero convencional. Él no está presionado por la inmediatez que demanda el mercado y se interesa, sobre todo, por explicar la guerra a traves de los efectos que produce en las víctimas. Se introduce en la vida de los refugiados. Trasmite lo que ve y lo que le cuentan. Eso, desde el punto de vista del Periodismo con mayúsculas, lo coloca más cerca de Capuscinski que, pongamos, Alfonso Rojo. En una entrevista colgada en January Magazine se define como «un dibujante de cómics que hace periodismo». Como dice Sacco, «no necesito a nadie disparando alrededor para conseguir mi historia».

https://i2.wp.com/www.motherjones.com/arts/qa/2005/07/sacco_265x344.jpg

sacco3

sacco2

Joe Sacco (expo in Teylers Museum)

Sacco muestra lo que su personaje ve y se dibuja a si mismo.  Muestra tanto las historias que le relatan otros como las que vive en su propia carne. En sus libros hay abundante documentación sobre los conflictos que trata.

palestinesaco

PALESTINA

joe-sacco-palestinaEntre 1991 y 1992, Joe Sacco pasó dos meses viajando y tomando notas por los territorios ocupados. Allí, con el ánimo de los mejores reporteros comenzó a tomar notas y a dibujar. El resultado fue “Palestina“, una miniserie de nueve números publicada en Estados Unidos por Fantagraphics desde 1993 hasta 1995.  Más tarde fue recopilada en dos volúmenes y después, en una posterior edición acabó convertida en un sólo tomo. Entonces ganó el American Book Award. En España está publicado por Planeta. Pero en Ámazon también está (en su edición inglesa) y vale sólo 16 dólares.
El trabajo de Sacco es tan importante que no es correcto hablar de Maus y Art Spiegelman sin mencionar a Joe Sacco y su”Palestina”. Un «Holocausto» por otro.
Un cronista por otro. Pero no un Pulitzer por otro. Cabe preguntarse si la obra de Joe habría merecido el mismo premio que la de Spiegelman, si hubiera elegido otros temas que Gaza, Bosnia y Chechenia. En realidad, es un ejercicio mucho más cercano al periodismo y la crónica política que el histórico Maus. Que los nazis, como villanos, están un poco pasados y ya ningún periodico abre con el Desembarco de Normandía.

GORAZDE, ZONA PROTEGIDA.

«Yo nunca hice ninguna diferencia entre niños serbios, croatas y musulmanes. Estábamos siempre juntos, pescando en los bosques, en el parque, en el estadio (…) Antes de la guerra, todos teníamos buenos coches, comida, trabajo. Ellos tenían una buena vida también. Y entonces empezaron a disparar. Nunca en mi vida entenderé por qué. Ellos destruyeron nuestras vidas. Los Serbios. Pero también destruyeron sus propias vidas». Estos son el tipo de testimonios que pueden encontrar en “Gorazde, zona protegida”. Esta  novela gráfica de Sacco, tan aclamada por la crítica, como Palestina, fue publicada en 2000 también por Fantagraphics.

ilivehere

chechenia1

Su último proyecto es una historia de 40 páginas sobre refugiados chechenos bajo la marca de Amnistía Internacional, que aparece en un libro llamado «I Live Here» . Todavía no tiene editorial en España.

https://i2.wp.com/images.darkhorse.com/covers/300/a/amspmc.jpg

Portada del número dibujado por Sacco en la  serie “American Splendor” del guionista Hervey Pekar.

https://i2.wp.com/amitavakumar.blogsome.com/images/sacco1a.gif

Tal como apreciaba el comentario de Matías  en el anterior artículo, Sacco merecía encabezar esta serie de «Comics y Realidad» de Cuatrotipos. Forma parte de la santísima trinidad de los comics que nos cuentan la vida junto con Spiegelmann y Marjane Satrapi. Pero todo tiene solución excepto la muerte y los impuestos. Joe Sacco ya ocupa un lugar de honor en mi biblioteca.

ENLACES
La realidad y el cómic (I)
Obras completas de Joe Sacco en Fantagraphics
Entrevista a Joe Sacco en january Magazine

Entrevista en The Grauniad

Una de tebeos: la realidad y el cómic (1)

cidbb5

javierJPÉREZ: Más allá del cómic histórico, practicado con maestría en España por Antonio Hernández Palacios (1921-2000) y sus «Relatos del Nuevo Mundo» o «El Cid», existe otro género de tebeos que podríamos llamar cómic-realidad o cómic documental. Con los reparos habituales de la clasificación de los géneros, se trata de relatos con voluntad testimonial, más alejados de la novela histórica y más cercanos al animo periodístico, que buscan la recreación de lo hechos “tal y como ocurrieron”. Allá van cinco muestras de este género. Y recuerden: sólo la realidad supera a la ficción.

https://i2.wp.com/lh5.ggpht.com/anguloagudus/SFy4zNeEB-I/AAAAAAAAcR8/JhkFV1ist_8/s800/ojo%20jesus2.jpg

maus.jpg

«MAUS»
Uno de los hitos del comic-realidad sucedió en 1989, con la publicación por Norma y Muchnic de «Maus: a Survivor´s Tale», una historia sobre un judío polaco, padre del autor, Art Spiegelman. La obra fue editada inicialmente en dos tomos y actualmente circula por las librerías especializadas una recopilación en un sólo tomo llamada simplemente «Maus», editada por Planeta DeAgostini. El relato fue el ganador de un premio Pulitzer en 1992 y narra las vicisitudes de Vladec Spiegelman en la Polonia nazi.
https://i2.wp.com/www.history.ucsb.edu/faculty/marcuse/classes/33d/33dTexts/maus/72MausCatGun.gif

Maus significa Ratón en alemán. Art Spiegelman usó animales antropomórficos para representar a los diferentes grupos étnicos de su historia: ratones para los judíos , gatos para los alemanes, cerdos para los polacos (el protagonista se sentía terriblemente traicionado por sus compatriotas), ciervos para los suecos, perros para los estadounidenses y ranas para los franceses.

https://i2.wp.com/www.zonalibre.org/blog/elcoleccionistadtbos/archives/fotografo.jpg

«EL FOTÓGRAFO»
El Fótografo son 240 páginas de cómic editadas en 3 tomos por Glenat. Todo un clásico moderno del cómic-realidad. Una historia llena de pasión. Una lucha de voluntades por llevar abrigo a una remota de guerra. Un relato de algo que pasó hace 20 años, dónde se mezcla el lenguaje fotográfico con el cómic.
Didier Lefèvre fue un viajero. Tal como dice en su nota biográfica de la editorial Glenat, en los años 70, sus estudios de biología lo llevaron a colaborar con Médicos Sin Fronteras en una expedición a Eritrea. A la vuelta, cuando Lefèvre era la única persona en el aeropuerto de Jartum con cámara de fotos, estalló un golpe de estado en Sudán. Sus fotos se vendieron en todo el mundo y, progresivamente, Lefèvre fue adentrándose más y más en su verdadera vocación. Queda patente en su portafolio, colgado en una página web que lleva su nombre.
En 1986, Didier Lefèvre viajó a Afganistán junto a Médicos sin Fronteras. En esos días, el ejército soviético libraba duras batallas contra los muyahidines. Bin Laden todavía estudiaba en alguna Madrasa wahabista de Arabia Saudí y los buenos de la guerra eran los integristas afganos.
Médicos sin Fronteras asumió la misión de establecer un hospital de campaña en un perdido valle afgano especialmente castigado por la guerra. Didier, llamado por los afganos Ahmadjan, viajó con ellos y capturó los momentos de la expedición. Con sus fotos construyó un perfecto documental del horror y la desgracia que les rodeaba en su camino.
Pero de aquel viaje no quedó sólo un testimonio fotográfico. Con la llegada del nuevo siglo, Didier Lefévre se puso en contacto con el dibujante Emmanuel Gilbert. De sus conversaciones salió el la idea de poner sobre el papel la historia de aquel viaje. Los sobrios y dinámicos dibujos de Gilbert se alternan con las fotos de Lefévre, en una innovadora combinación narrativa. Ello confiere a la historia un inusitado aspecto de reportaje fotográfico. Lefevre murió en enero de 2007.

persepolisok

«PERSÉPOLIS»
“Esta soy yo cuanto tenía 10 años. Era 1980. Primer año en el que era obligatorio llevar pañuelo en la escuela”. Con esta frase sobre un sencillo dibujo de una niña en la contracubierta nos sorprende Marjane Satrapi con su primer tomo de “Persépolis”, una historia autobiográfica sobre las sucesivas revoluciones islámicas que asolaron Irán. Contada en cuatro tomos en su edición original en 2002, año en el cual ganó el prmio al mejor guión en el Festival de Angoulême, Persépolis es la historia de la llegada de los Ayatolás a Irán. Su protagonista, primero una niña de 10 años y después una adolescente que huye al extranjero, cuenta los cambios en las escuelas, en las calles y en la sociedad civil iraní.
«Persépolis» también es el film animado que representó sin suerte a Francia en los oscars de 2008. Realizado por la propia Marjane y Vincent Paronnaud, Premio del Jurado en Cannes 2007 y éxito rotundo de taquilla en Francia, el mero hecho de ser elegida como representante gala en la ceremonia de Los Ángeles ya es un triunfo a partes iguales para la historia y para el cómic.

«EL INFORME 11-S»
Uno de los fenómenos editoriales de 2006 en USA fue el cómic “El Informe 11-S”, del guionista sid Jacobson y el dibujante Ernie Colon. Se trata de una historieta de unas 120 páginas basada en el Informe de la Comisión Nacional de Investigación sobre los atentados terroristas contra Estados Unidos. El lado documental está avalado por el presidente y el vicepresidente de la mismísima comisión de investigación, y el lado artístico cuenta con unas frases elogiosas de Stan Lee, el gran gurú de la segunda edad dorada de los cómics en los años 60. El cómic incluso reproduce algunos de los gráficos que Reuters distribuyó los días posteriores al atentado.



«A CONTA ATRÁS»
En España, el último representante de este género es “A Conta Atrás” el primer tomo sobre la marea negra causada en Galicia por el hundimiento del Prestige. El dibujante catalán Sergi San Julián y el guionista Carlos Portela prometieron acabar el segundo tomo para su presentación en el estival del cómic de Barcelona 2008, pero no tengo contrastado que finalmente lo cumplieran. La historia está planteada como un flash-back, partiendo de un año después de los sucesos y analizando a partir de ahí a todos los personajes que pudieron intervenir o ser afectados, retrocediendo en cada capítulo hasta llegar al momento inicial.

Soltesz, Flora, Ibáñez.

TGorria. No sabemos quien se inspiró en quien, ni siquiera que hubiera algun tipo de inspiración, aunque parece probable que si asi fuera, por una simple cuestión cronólogica el orden fuera el que se sugiere en el título de este post. La cuestión es que cuando descrubrí, gracias al amigo (y sin embargo, compañero) Javi Pérez el sorprendente trabajo de Frank Soltesz, verdadero pionero de la infografía, algo me resultaba extrañamente familiar en la composición de esas casas transparentes, en las que se veía el interior de las habitaciones y la vida que bullía allí dentro.

Pero no fue hasta que ayer que descubrí una ilustración que no conocia del ya referenciado (y reverenciado, je) en Cuatrotipos Jim Flora cuando todo cobró sentido y se me apareció la imagen de aquello que me resultaba tan familiar, una de las cumbres del tebeo español, la última página del Tiovivo de Bruguera, esa finca tan entrañable sita en la calle del Percebe, numero 13. Ibáñez en estado puro. De este modo, un triángulo se cerraba: Frank Soltsez, James Flora, Francisco Ibáñez.

No sé si puede decirse que Frank Soltesz fuera el inventor de este modo tan gráfico (mejor, tan infográfico) de representar las estructuras de los edificios, lo que si podemos sospechar es que Flora conocía su trabajo cuando hacia principios de los sesenta ilustró para la mítica revista Life de esta manera tan impecable este artículo sobre un hotel de Nueva York (haced clic para ampliarlo, vale la pena) o esta otra impagable ilustración sobre el futuro publicado también en la versión española de la misma revista y que sigue el mismo esquema que la anterior (no os perdáis esta galería de papelcontinuo sobre el mismo).

Y es más que probable (la tira de Ibáñez se publicó por primera vez en 1961, y los trabajos en Life de Flora son de principios de los sesenta) que el autor de Mortadelo y Filemón conociera el trabajo del ilustrador americano, pero aunque fuera así, esto no restaría ningún mérito a Ibáñez.

No soy un experto en casi nada, pero de vez en cuando resulta gratificante descubrir este tipo de relaciones, sobre todo cuando tienen que ver con una parte importante de la memoria personal de uno. 13 rue del percebe (ver referencia en wikipedia) fue durante buena parte de mi infancia una cita semanal con el ingenio y el buen humor, (¿recuerdan ustedes aquello de Increible, pero mentira?) no exento de mala leche y ácida crónica social, en unos momentos de dificultades para la expresión libre.

Aunque posiblemente, más allá de inspiraciones y homenajes, en el origen de la atracción de estas soluciones gráficas y comunicativas esté en la vieja afición por fisgonear en la vida de los demás, vamos, lo que viene siendo el voyeurismo social, ejemplificado tan elocuentemente en La ventana indiscreta, una solución cinematográfica emparentada también, de algún modo, con estos muros transparentes de Soltsez, Flora, Ibáñez, (y ahora Hitchcock).

Más información:

El informe 11-S en cómic y los gráficos de Reuters

JPEREZ: Uno de los fenómenos editoriales del año pasado en USA fue el cómic “El Informe 11-S” . Fue una de las novedades del pasado salón del Cómic de Barcelona y se puede encontrar en librerías especializadas. Se trata, ni más ni menos, de una historieta de unas 120 páginas basada en el Informe de la Comisión Nacional de Investigación sobre los atentados terroristas contra Estados Unidos. El lado documental está avalado por el presidente y el vicepresidente de la mismísima comisión de investigación, y el lado artístico cuenta con unas frases alogiosas de Stan Lee, el gran gurú de la edad dorada de los cómics en los años 60. En ralidad no es para tanto. No esperen un buen cómic. Y en cuanto a su valor como historia… es un resumen del informe oficial de la comisión del 11-s contado cronológicamente, es decir, aburre hasta a las piedras.

bajar pdf

GRÁFICOS DE REUTERS

Sobre estas líneas pueden ver el gráfico a toda pagina que compuse para Levante el día 18 de septiembre de 2001, con toda la información de Reuters que había llegado al periódico esa semana. Al hojear el «Informe 11-S», un par de dibujos me recordaron algunos gráficos que las agencias mandaron a los dos días del accidente. En efecto. El cómic reproduce algunos de los gráficos que Reuters distribuyó los días previos al atentado. El dibujante Ernie Colon copia exactamente alguno de los gráficos sobre las torres. Como mínimo, se documentó bien.

Arriba, viñeta de«El Informe 11-S». Abajo, detalle del gráfico de Reuters.

 

 

Arriba, gráfico sobre las rutas que siguieron los aviones, también de Reuters. Abajo, viñetas de«El Informe 11-S»

 

EL CÓMIC
El septuagenario dibujante puertorriqueño Ernie Colón tiene buen oficio y maestría con los lápices. Por supuesto, el tebeo tiene algunas buenas viñetas, pero en general abusa del dibujo rápido y de las fotos pasadas por filtros de Photoshop. La composición es monótona y confusa. En ocasiones ni siquiera sabes a que viñeta se refiere el texto.

El guion es de un tal Sid Jacobson, el antiguo redactor jefe de la editorial de Harvey Comics, donde también trabajó durante muchos años Ernie. Sus textos son muy informativos, pero se pierden en detalles que, en ocasiones, son irrelevantes. Imagínense el tostón: Ciento veinte páginas con textos en cuerpo minúsculo plagados de fechas, horas, siglas y nombres de funcionarios de segunda fila. Por supuesto, es más ameno que leerse el informe de la comisión entero, pero no debemos olvidar que no es el informe, sino una interpretación del mismo.

EL NUEVO IRAK
El reto de un producto de este estilo es alejarse de la propaganda política y realizar un trabajo serio y honesto. A esta iniciativa editorial se le ha de conceder un valor documental, puesto que resume las conclusiones de un informe largo y farragoso. En principio no emite juicios sobre lo que ocurrió, sino únicamente datos, aunque las ilustraciones, recreaciones de algo que imagina el dibujante, o el guionista, representan un juicio de valor en si mismas.

¿Qué falló en el sistema de seguridad?
Esa es la principal pregunta a la cual responde el tebeo. Al final, el informe presenta unas conclusiones que invitan a aumentar los presupuestos de defensa y a mejorar las partidas de dinero para la CIA. Recomienda al gobierno USA que lidere al mundo en cuestión de derechos humanos y moralidad, pero no habla de Guantánamo. De lo que sí habla es de Irak. Lo llama el “Nuevo Irak”. Debe referirse a los niños muertos. En esto el cómic no se moja. Simplemente se ciñe al guión del informe de la Comisión 11-S. ¿Es eso objetividad? ¿Es justo y honesto? Dejemos eso para otra ocasión.

  • Reseña de Alberto Cairo respecto al comic en septiembre de 2006.

PD: Mi historieta de lo que estaba haciendo el 11 de septiembre de 2001: Llegaba yo a la redacción de Levante tras dar cuenta de una miserable hamburguesa y me senté en mi mesa pensando en el vaso de café del malo que iba a tomar en breves minutos, cuando obsevé que en al redacción había grupitos en torno a los televisores, como cuando jugaba el Valencia. «Se cae, ¡Que se cae! (gritos)». Y se cayó. Y luego la otra. Ya no nos despegamos del televisor, ni de los transistores, ni de la web (que estuvo colapsada durante horas) durante toda la tarde.

El Jueves (II)

JPÉREZ: Esta es la portada de El Jueves de la semana del 25 al 31 de julio del corriente. Tras el secuestro de su número anterior en los quioscos, tanto la revista como su página web se difunden con normalidad. Como pueden ver, la escena de apareamiento principesco sigue siendo el tema principal. A estas alturas la revista estará ya agotada en todos los kioskos del reino. Recomendamos visitar eljueves.es y leer los comentarios de la propia revista.

¿CUAL FUE EL MOTIVO DEL SECUESTRO?

Creo que El Jueves da en el clavo con su sarcástica portada de esta semana. Fue el caracter abiertamente sexual de la ilustración lo que animó al juez Del Olmo a instancias del fiscal general de Estado Cándido Pumpido, a retirar la revista de los quioscos. Menudo pais moderno es España, con sus fiscales actuando de oficio contra la publicación de un chiste. Chistes de sexo+familia real= problemas judiciales. Pumpido & Del Olmo defienden el estado de derecho empapelando a quien suelta un chiste malo. La vicepresidenta De La Vega, por su parte, habló del buen trabajo de la fiscalía. Esto es Springfield.

Lo ocurrido en España esta última semana prueba que el humor es más que necesario y El Jueves más que imprescindible. En sus 30 años de vida, esta revista dirigida por Manel Fontdevila ha hecho chistes con bocadillos mucho más salvajes que los de la ilustración. Si no lo creen, compren el libro que editó El Jueves llamado “Tocando los Borbones”.

Página de Guillermo, el dibujante de la portada secuestrada.

UN AUTOR EN LOS JUZGADOS

El Diario de Cadiz dice esto del dibujante: «Profesor Honorífico de Humor por la Universidad de Alcalá de Henares y, un año más tarde, ganó el Premio Villa de Madrid de Humor Gráfico. Humorista y caricaturista directo, cáustico, que maneja con extrema pericia el entintado (de un recargado detallismo) así como el color digital».

El Jueves

JPEREZ: Arriba pueden ver la portada de la revista que fue retirada de los quioscos españoles un viernes 21 de julio de 2007. Entre el juez Del Olmo y Cándido Pumpido, Fiscal General del Estado consiguieron que, el pasado viernes 21 de julio, las portadas de El Mundo y El País tuvieran, por primera vez en un lustro, cierta sintonía en la valoración de una decisión judicial. El secuestro de la revista El Jueves y de su página web son dos hechos que, lejos de impedir la recepción del mensaje de la revista en su portada, lo amplifican.

Casi todos los españoles que compran habitualmente está zafia, grosera, salvaje, irreverente, iconoclasta y estupenda revista satírica pudieron conseguirla tranquilamente durante el miércoles 18, jueves 19 y viernes 20 de julio, incluso durante el sábado y el domingo. Y no solo los lectores habituales, sino los que no lo son, como es mi caso. En cuatro puntos de venta valencianos que consulté, el Jueves se agotó rápidamente. Todos los quiosqueros coincidierons en que hay millones de maneras de impedir que la policía retire una revista de tu propio negocio, sobre todo si estás advertido con anterioridad de que va a hacerlo. Gracias al secuestro, esa portada pudieron verla en medio mundo. Incluso en Australia.

El Diario de Navarra publica en su web unas cuantas reacciones de humoristas.

LAS EDITORIALES

De las dos editoriales que publicaron el sábado 21 de julio los dos principales diarios Españoles me quedo con la de El MUNDO, que aporta argumentos jurídicos y pone el dedo en la llaga al sostener que no se puede achacar un delito basándose en un juicio estético o moral. También dice, acertadamente, que con esa decisión se obliga a todos los medios de comunicación a reproducir la portada para no hurtar a los lectores de un elemento de juicio indispensable para formarse su opinión al respecto. Me adhiero a eso.

Periódico El Mundo

EDITORIAL DE EL MUNDO: «De cómo amplificar una grosería convirtiéndola en delito»

«(…) Esta resolución supone un grave error. (…) El Juez argumenta que el dibujo es “claramente denigrante y objetivamente infamante” lo cual es un juicio estético o moral, pero no legal. A nuestro entender, no existe injuria ni, por supuesto calumnia porque se trata de una revista de humor. La imagen es de mal gusto, zafia, y puede herir a muchos conciudadanos, pero no es delito. Entra dentro de lo permisible en una sociedad donde la libertad de expresión es un valor fundamental».

Periódico El Páis

EDITORIAL DE EL PAÍS: «Secuestro inútil».

«(…)El secuestro de publicaciones en la época de Internet y de las nuevas tecnologías es, además, perfectamente inútil y contraproducente para los fines que pretende: amparar supuestos derechos vulnerados. ¿Cómo impedir la cascada de reproducciones de la viñeta secuestrada en papel en los incontrolados y variados soportes informáticos hoy existentes? La decisión judicial contribuye a lo contrario de lo que dice pretender: da publicidad y facilita la circulación de la caricatura. Sienta un precedente pésimo e inútil. Lo mejor es que quede sin efecto.»

Periódico ABC

Noticia del secuestro en ABC: «

«(…)el lector habitual de El Jueves sabe que han hecho otras portadas como ésta, siguiendo el tono de la revista. “Que no digo que sea suave”, ha agregado. El editor ha dejado claro que la Casa Real ya había sido anteriormente objetivo del humor de la revista, y ha recordado que publicaron un libro titulado “Tocando los Borbones”, con viñetas dedicadas a la Familia Real.

Ante posibles imputaciones legales, José Luis Martín ha explicado que se amparan en que nunca ha existido la voluntad de injuriar a nadie, y ha admitido que su publicación está siempre en el límite. “Puede ser que nos pasemos, aunque esto lo tendrán que decir los jueces”, ha aseverado. El mismo Martín ha pronosticado que la Casa Real no debe estar interesada en que “se agoten todos los números de la revista”. Tanto Monteys como Martín han achacado la rapidez de la medida judicial al hecho de que la polémica portada apareció ayer durante más de media hora en un popular programa de televisión.»