CuatroTipos

Diseño periodístico y más.

Archivo para Libros

La mirada escribe

Tomas Gorria.- Una frase me ronda por la cabeza desde hace unas cuantas semanas, una versión de la célebre frase sartriana: el periodismo es una pasión inutil. Y esta tarde he vuelto a recordarla mientras oia a Ignacio Carrión, un periodista moderadamente apasionado disertando sobre este oficio, y sus relaciones con la ficción y la biografia, en una conferencia (Biografia, periodismo y ficción, una aproximación a la obra de Ignacio Carrión) que ha ofrecido con motivo de la donación de sus manuscritos a la Universitat.

https://i0.wp.com/islakokotero.blogsome.com/images/ignaciocarrion.jpgSegún la nota de prensa de la Universitat, “Ignacio Carrión es un valenciano nacido en San Sebastián en 1938. Fue redactor de la agencia de noticias EFE en Londres y redactor jefe de Información del semanario Blanco y Negro en los años sesenta. Más tarde, trabajó como corresponsal de ABC en San Francisco y Londres y, en los ochenta ejerció de corresponsal de Cambio 16 y Diario16 en Washington. Sus últimos años en el periodismo los pasó en El País, como enviado especial del diario por todo el mundo hasta septiembre del 2003. Carrión ha escrito hasta el momento tres novelas, tres libros de viajes  y dos ensayos.

imagen-2

Tras una brillante conferencia, coherente con el estilo claro, sucinto y con ritmo narrativo que caracteriza al periodista, la concurrencia, Carrión y Alfons Cervera, que ejercia de moderador,  se inició un debate sobre el oficio periodístico, su estado actual y su futuro en el que las diversas opiniones no eran precisamente halagüeñas. Cierto es que Ignacio Carrión ha conocido las mieles de la versión más excitante del mismo (como se puede comprobar con el currículum citado más arriba), y la visión de unas redacciones repletas de conformismo y rutina le debe resulta especialmente deprimente, pero esta visión pesimista sobre el periodismo español puede refrendarse con una ojeada rápida a nuestros principales rotativos, y me temo que mi experiencia personal en alguna que otra redacción me confirme que el miedo a la innovación, la escasa creatividad e imaginación y el recurso fácil a lo ya conocido conformen el día a día de nuestros periódicos.

Lo malo es que la época dorada del periodismo, la de los grandes reportajes y las crónicas brillantes me pilla muy lejos, y ni siquiera la he llegado a atisbar. O quizas la nostalgia es mala consejera y tendemos a dulcificar un pasado que tampoco dió tanto de si. Y aunque no se me da muy bien la adivinación y se me escapan otros análisis estratégicos, barrunto que si hay un futuro para la prensa escrita, este debe basarse en la calidad, y más alla de la información (contra la que no puede ya competir con otros medios o con Internet) el género estrella del futuro periodístico debiera ser el reportaje, y arrimando el ascua a la sardina visual, las aportaciones del diseño de las páginas, las fotografias, ilustraciones e infografías tendrán mucho que ver en los periódicos del futuro (en papel papel o en papel electrónico).

En mi bloc de notas sobre la conferencia de Carrión, una frase domina sobre las demás: la mirada escribe, una expresión que resume la visión del periodismo de Carrión. Un aserto que el periodista refrenda con anécdotas jugosas: la del reportaje de la bailarina de los pies inmóviles, la entrevista con el dueño de los relojes Swatch, que preguntaba constantemente la hora…

En definitiva, una tarde bien aprovechada (con un compañero de butaca de lujo, Pepe Cardona, el Persa) y una casualidad: mi primera aproximación a los diarios de I. Carrión: una nota de 1972 en la que explicaba que Nixon había sido elegido presidente de los EEUU. Treinta y seis años más tarde, escribo estas lineas esperando a que se proclame a Obama como nuevo presidente. Es la 1:30. Voy a oir la radio a ver si me lo cuentan. Mañana espero leerlo en los periódicos.

https://i2.wp.com/www.smh.com.au/ffximage/2007/11/12/obama_wideweb__470x418,0.jpg

Al fondo a la derecha

JPÉREZ: De entre todos los pictogramas y signos no alfabéticos, los más usados quizá sean aquellos que representan al hombre y la mujer. Hombres y mujeres acostumbramos a mear en sitios diferentes, así que uno de los lugares donde, a veces, es posible admirar el trabajo de Roger Cook y Don Shanosky, los creadores/recopiladores de los celebrados 50 signos del AIG en los años 70, es en las puertas de los lavabos. Son los que se encuentran en la portada del libro. Para Cuatrotuercas, los símbolos que separan los urinarios son también materia de estudio. Meando también se aprende.

Cuatrotuercas es un nuevo estudio de diseño madrileño, una «ferretería de ideas» formada por Belén Sánchez y Pablo Macías en 2007. Su primera iniciativa editorial es sorprendente: un pequeño librito de 10×10 centímetros, empaquetado como si fuera un artículo de Leroy&Merlin (en un envase de plástico semirrígido con agujerito para colgar en un expositor) que nos inicia en el mundo de los pictogramas de los lavabos.


Tarjetas de presentación de Cuatrotuercas

Símbolos femenino y masculino. Dirán que soy muy simple, pero yo antes de entrar me hubiera quedado pensando.

DÓNDE COMPRAR
Hay un listado de tiendas y librerías especializadas de 10 ciudades europeas que lo tienen en catálogo. El listado completo de tiendas lo encontrarán en la página web de Cuatrotuercas. En Valencia está disponible en la tienda Urban Zoo, de la calle Corregeria nº 20 (Urban Zoo ha cerrado. recientemente. Es posible encontrar en Valencia el libro Al Fondo a la Derecha en la librería Railowski, C/ Grabador Esteve 34, bajo). Aunque, si quieren conseguirlo sin salir de casa, pueden enviar un mail a shop@cuatrotuercas.com

El papel sobrevive…todavía (y Dylan también)

HerminioJF.-Aún no me he repuesto de la sorpresa de que en Dubai todavía les dé por crear periódicos nuevos, cuando me entero de que al final Javier Gómez, nuestro amigo del blog Maquetando la Wikipedia, tenía toda la razón. Y mira que algunos pensábamos que eso de ponerse a crear PDFs con los artículos de la gran enciclopedia global era una pérdida de tiempo, pero resulta que el New York Times informaba ayer de que la megaeditorial Bertelsmann tiene previsto publicar en papel una versión de la Wikipedia versión alemana. Ante la imposibilidad de publicar los 750.000 artículos actualmente disponibles, se conformarán con crear un sólo tomo de mil páginas, con 25.000 entradas resumidas (de 15 lineas cada uno), y unas 1000 imágenes. Todo ello editado por 10 personas que se encargarán de condensar y verificar los artículos “para mantener los errores tan lejos como sea posible”. Vía EditorsWeblog.

La contumacia zaragozana, (que se lo pregunten a Agustina de Aragón), acaba dando resultado; Javier Gómez, todo un visionario, ya llevaba un año Maquetando la Wikipedia cuando llegan los ejecutivos de Betelsmann creyendo que han descubierto la pólvora. Pues nada, una cancioncita de Amaral para celebrarlo, maño. Que no te caerán royalties por la idea, me temo; pero al menos llegará la tormenta. 😉

Llegará la Tormenta. Versión de Amaral de la canción “A Hard Rain’s A-Gonna Fall” de Bob Dylan, para la Expo Zaragoza 2008. Una canción de 1963, que 45 años después está de nuevo en la cima. Ya sé que estaréis todos hasta el moño de oirla, pero es que se trata de un video muy tipográfico.

Más en CuatroTipos:

PD.-Aprovechando que el Ebro pasa por Zaragoza y que hemos sacado a colación al gran Bob Dylan, permítanme aprovechar para mostrarles el último cartel que se ha sacado de la manga nuestro querido Victor Palau para anunciar el Dylan Day Tribute que se celebrará el próximo sábado 24 de Mayo de 2008 en la sala Matisse de Valencia. (7 euros anticipada en Atrápalo)

Geniales colores, Víctor, me ha encantado. Venga; para tí también una cancioncita, que te la mereces. Esta vez la versión original de Robert Allen Zinnerman, Aka Bob Dylan, cantada en 1976 en todo su ambiente.

(Pedazo canción de 8 minutos. Como para mejorar el original, con todos mis respetos para Eva Amaral.)

Turkowski y un libro: ¿existen los Premios Daniel Gil?

Portada de “Estaba oscuro y sospechosamente tranquilo”

JPÉREZ: Einar Turkowski suena a gran ilustrador. Nació en Kiel, Alemania, en 1972 y estudió ilustración en la universidad de Hamburgo, tras trabajar algunos años como dibujante en un estudio. Su nombre ha llegado para quedarse en el mercado editorial. “Estaba oscuro y sospechosamente tranquilo” es su primer libro. Se hizo con el Gran Premio de la Bienal de Ilustración de Bratislava en 2007. Fue editado por Zorro Rojo en España y resultó ganador del premio Daniel Gil 2008 el pasado mes de febrero.

Dibujos de Einar Turkowski en “Estaba oscuro y sospechosamente tramquilo”.

El premio Daniel Gil de diseño de libros fue creado por la revista Visual en 2003. Hace alusión al autor de las espectaculares portadas de la colección de bolsillo de alianza editorial, tan certeras que ya forman parte de la memoria visual colectiva de los lectores del español. Gil, recibió clases del mismísimo Otl Aicher

https://i0.wp.com/www.engised.com/millk/images/varios/DanielGil001.jpg

Cubiertas de la colección de bolsillo de Alianza Editorial, diseñadas por Daniel Gil. Ver reseña sobre su obra de la Escuela de Arte de Oviedo

DANIEL GIL Y LA ESCUELA DE ULM

Daniel Gil tuvo la suerte de estudiar entre los años 50 en la ciudad alemana de Ulm, en la mismísima academia de Otl Aicher, uno de los creadores de los grandes signos de nuestra época, desde la imagen de Braum y los Juegos Olímpicos de Múnich hasta la señalética del metro de Bilbao o la familia tipográfica Rotis, donde se combinan varias familias sans-serif, con serif, y semi-serif.

//www.tfh-berlin.de/~loopy/otl/images/braun_logo_layout.jpg” porque contiene errores.

//image.linotype.com/samples/text/49254.gif” porque contiene errores.

EL OTRO PREMIO DANIEL GIL 2008

El álbum ˝Solo un segundo˝, ilustrado y diseñado por Flavio Morais y editado por Kalandraka, fue el otro ganador del Daniel Gil Libro Infantil.

https://i0.wp.com/www.otrasnoviaxeiro.com/wp-content/uploads/2007/11/unsegundo.jpg

EL FIN DE LOS PREMIOS DANIEL GIL

Álvaro Sobrino, editor de la revista Visual, la creadora de los Premios Daniel Gil, hace una aclaración a cerca del nombre de este galardón. Según nos dice Álvaro, los herederos de Daniel Gil han expresado su voluntad de que el nombre de su pariente no esté vinculado a los premios que otorga la revista. Así, los antiguos premios Daniel Gil de diseño de libros han pasado a denominarse Premios Visual. Podrán leer los comentarios en el enlace bajo estas líneas.

El Persa, de Media Vaca

TGorria. Como creo que no puedo hacerlo mejor, copio y pego la reseña de la página de Media Vaca sobre este libro inclasificable, de un artista genial, que no os lo podéis perder. Tuve la suerte de asistir a la presentación del libro, conocer a a José Cardona y conseguir uno de los carteles como el de la portada del libro, impresos en tipografía de madera hecha ex profeso para el mismo.

José Cardona, El Persa (Valencia, 1943), es uno de los más conocidos y desconocidos cultivadores de eso que los que hemos estudiado griego clásico llamamos «ephemera»: es decir, ese vasto universo papelífero destinado a no durar más allá de un día donde se mezclan recortables, postales, láminas para colorear, cromos, carteles, folletos publicitarios, tarjetas de felicitación y un largo etcétera. Esta «imprenta efímera» es una golosina para los coleccionistas pero representa generalmente algo bien distinto para sus casi siempre anónimos creadores. Son muy pocos los que han hecho de la humilde hoja de papel su medio de expresión ideal, como El Persa, quien puso por título a una exposición de sus recortables «La dignidad de lo endeble».

Cada una de sus creaciones al margen del encargo refleja de un modo eficaz y secreto el particular mundo poético de su autor, y se puede decir de ellas que serán inmortales por su mismo afán de intrascendencia. El Persa se divierte practicando el «autofolklore» —según la expresión de Machado— y persiguiendo la audiencia más universal, perfectamente representada por su grupo de amigos. De su imaginación han surgido las ideas más lúcidas y a la vez más delirantes, como demuestran sus investigaciones sobre la Pelota Postal Descascarillable, su invención de la Mascarilla Masticadora Bowerbräu o sus amenas disquisiciones sobre la naturaleza del tiempo, la joie de vivre y las motocicletas.

En El Persa, ese desconocido se recogen trabajos que abarcan casi treinta años, realizados para su disfrute personal y editados a sus expensas o en publicaciones amigas. Otras invenciones se presentan por primera vez en un volumen que nos resistimos a llamar antología o antolojía o incluso hantología: porque nadie antologiza a desconocidos, y porque siempre tienen esos libros mucho de lo ya visto y ya sabido por todos. Con la ilusión de ganar lectores cómplices —amigos nuevos—, nos complace traer ante nuestro desconocido público a este otro gran desconocido.

Nace la editorial La Futura

Dobiol. Lo expresa muy bien hoy Rafael Prats en la columna que se escribe todos los lunes en las páginas de cultura de Levante-EMV: “No escarmentamos”. Sabemos que pintan bastos para las letras, y aún así seguimos tentados por la ardua empresa de “editar”.
Lo cierto es que con los escasos pero brillantes referentes de que disponemos por estos lares la tentación está justificada. TipoGorria ya nos habló de Media Vaca y sus “libros para niños ilustrados”, pero no podemos obviar la delicada producción de la editorial Pre-textos, o de Campgràfic , de la que ya os conté algo con motivo de su “Tipografía básica”. Todas ellas se caracterizan por el trato exquisito que dan a sus libros, con un especial cuidado por la tipografía y la encuadernación.

En esa dirección apuntan Lola Espinosa y Rafael Martínez, que acaban de presentan un nuevo sello editorial, La Futura, con sede en Burjassot: Libros especiales con tiradas reducidas y aportaciones artísticas. En este caso, y aunque no hemos tenido la fortuna de ojear su primera publicación, por lo que cuenta Rafa Prats se trata de una “esmeradísima publicación de dos cuentos inéditos del joven escritor argentino Andrés Neuman (Buenos Aires, 1977)”. La presencia artística la aportan dos dos serigrafías originales del artista valenciano Xavier Monsalvatje (Godella, 1965).

La primera referencia de esta nueva editorial tendrá una tirada de 100 ejemplares, impresos (ojo al dato!) con tipos de plomo y encuadernados a mano. El nombre de la editorial, La Futura, viene acompañado con la utilización de la tipografía de Paul Renner en esta su primera obra. Toda una declaración de principios en “la era del download”.

Me consta que en este proyecto hay una buena dosis de ilusión y el ánimo indestructible de los viejos sueños cumplidos. Mucha suerte, pareja.

Media vaca. Libros para niños ilustrados

TGorria. Recientemente, la Generalitat valenciana ha concedido el premio al mejor libro editado en 2006 a El Libro de las Preguntas, de Pablo Neruda e Isidro Ferrer, editado por Media Vaca (www.mediavaca.com.)

Es muy posible que ya conozcais la editorial de Vicente Ferrer y Begoña Lobo, pero por si acaso y como un homenaje personal a la editorial, reproduzco el artículo que publiqué hace unos meses en Posdata, dedicado a esta singular empresa, un verdadero lujo en nuestra ciudad. Por cierto, el artículo salió con un título distinto al que yo propuse, por un exceso de celo del redactor de cierre, que pensó que me equivoqué. De “Libros para niños ilustrados”, paso a ser “Libros ilustrados para niños”. Sirva de Fe de erratas.
Bajo estas líneas; Vicente Ferrer y Begona Lobo. Foto: Daniel Garcia Sala.

Libros para niños ilustrados. Cuando Vicente Ferrer comenzó su andadura como editor y fundó la otra parte de la Media Vaca, allá por 1998, tras algunos años dedicados a la edición alternativa, no tenía muy claro en que libros quería trabajar, pero sí tenía bastante claro cuáles no quería hacer. Y entre ellos, y según sus propias palabras, el más conocido y editado de los cuentos infantiles, el clásico texto de Perrault, Caperucita Roja, no estaba entre sus planes.


Pero la ortodoxia no es el camino elegido por editores como el que nos ocupa y ante la ocasión que se propició durante un taller para ilustradores que tuvo lugar en el Museo Itabashi de Japón durante el verano de 2003, que impartió el mismo Ferrer, no dudó en contradecirse. En él se pidió a los participantes, cuyos trabajos se reproducen íntegramente en el libro (Érase 21 veces Caperucita Roja) que no se limitaran a poner sus dibujos junto a las palabras de Perrault, sino que se sintieran libres para hacer todos los cambios que desearan en función de sus propios intereses. El resultado fue tan variado como sorprendente, tanto en variedad estilística como temática: veintiuna historias distintas que utilizan como punto de partida el cuento clásico de Perrault, pero que son autónomas y llenas de sorpresas. Al final, el libro salió a la luz y ha sido recompensado con una mención en el prestigioso premio dedicado al diseño editorial Daniel Gil, en su apartado de libros infantiles.

Las preguntas de Neruda y Ferrer. Otra de sus obras premiadas recientemente (Media Vaca lleva una fulgurante carrera de reconocimientos, entre los que hay que destacar dos Bologna Ragazzi Word, una especie de Óscar a los libros para niños) con el premio Cálamo al mejor libro de 2006 es el dedicado a una de las obras menos conocidas de Pablo Neruda: El libro de las preguntas. Éste es quizás uno de las más singulares obras del poeta chileno, y fue publicada por primera vez por la editorial argentina Losada el año 1974, un año después de la muerte del poeta en la Isla Negra.

García Lorca, las greguerías ramonianas, los juegos de palabras o los experimentos vanguardistas pueden rastrearse en este libro para el que Media Vaca pensó en Isidro Ferrer (Premio Nacional de Diseño en 2002) como ilustrador.

El peculiar estilo de Isidro Ferrer en este trabajo combina aspectos como la pequeña escultura, (o microinstalaciones), la composición al estilo del collage, en el que importan las formas tanto como las texturas o las metáforas visuales (algunas tan logradas como la camisa de papel impreso colgada de una percha) y finalmente la fotografía (siempre en blanco y negro) que aporta unidad plástica a unas composiciones en las que la sugerencia es el principal argumento.

Ciudades, de la z a la a. Entre las novedades que Media Vaca presentó el pasado mes de diciembre a un grupo de amigos e incondicionales de la editorial en Valencia (un acto, entre entrañable y surrealista, que sirvió también para que El Persa, colaborador de la editorial, explicara a los presentes la teoría de las Esferas Postales Descascarillables), también se encontraba la nueva colección dedicada a las ciudades, con el hilo conductor del alfabeto, pues se dedica una sola urbe a cada letra del abecedario.

De momento, ya esta en la calle la dedicada a la T, la de Tokio, ilustrada por Taro Miura. También la de Zaragoza, con ilustraciones y textos de Juan Luis Cano. Ya casi ultimada está la dedicada a Buenos Aires y aunque parece asegurada que la V corresponderá a Valencia, todavía no está claro los autores elegidos para la misma. El marketing editorial aconsejaría que el libro dedicado a nuestra ciudad saliera durante este 2007 de la Copa del América, pero nos tememos que Media Vaca tiene un concepto más singular de la mercadotecnia.

Proyectos. En el momento en que se escribieron estas líneas se estaba trabajando en la edición del último libro de la colección Libros para niños, la versión Media Vaca de Robinson Crusoe, uno de los clásicos indiscutibles de la literatura infantil y juvenil, y sin embargo, una de las obras peor conocidas de todos los tiempos. Poca gente conoce el texto original, que lleva por título “Vida y extrañas y sorprendentes aventuras de Robinson Crusoe escritas por él mismo” que escribió Daniel Defoe (1660?-1731) en 1719. Sin embargo, todo el mundo conoce alguna de las múltiples versiones adaptadas en función de su mayor facilidad de lectura.

Algo similar a lo que le ocurre a Jonatahn Swift y su “Gulliver”, cuya versión completa sorprendería a más de un lector por su crudeza y su posición de denuncia social y política. En esta ocasión la singularidad de la edición estriba en que se trata de una versión sin palabras, ilustradas por el ilustrador Ajubel, artista cubano afincado en Valencia y premio nacional de Ilustración, en la que intenta ofrecer una versión respetuosa con el espíritu de la novela, en la que aparecen naufragios, cangrejos y piratas, en un contexto marcado por la aventura.

PD.- Visitad la web de media vaca, vale la pena. La cabecera de cuatro tipos de hoy esta diseñada a partir de una ilustración sacada de su web.