CuatroTipos

Diseño periodístico y más.

Archivo para Venganza!

Bin Laden y la nueva prensa popular argentina

HJF.- Mientras la prensa europea nacía hoy más muerta que el interfecto, gran parte de la prensa americana llegó vía segundas ediciones al acontecimiento del día. La portada con el titular más osado, en todo caso, la del nuevo diario popular argentino Libre (promovido por el diario Perfil), que para su número inaugural Obama le ha regalado un temazo. Ideal para estrenarse con una bizarra titulación a lo tabloide británico en lo que parece una mezcla del diseño y espíritu del The Sun y, en fin, la cabecera del francés Libèration. Por cierto, nace el mismo día que otro diario popular argentino, el Muy del Sur (promovido por el diario Clarín).

Como recuerda GP en PapersPapers, hacen el número 16 y 17 de los periódicos diarios en Buenos Aires. Así de fecundos resultan los que parecían ser los últimos estertores de la prensa impresa. Ver para creer.

A falta de que sus direcciones web estén operativas, pueden ir siguiendo comentarios y novedades sobre los nuevos diarios vía twitter, que es donde se cuece, framentada e inconexa, la actualidad inmediata. Mucho más en un día como hoy; es el signo de los tiempos. Hashtag #Libre y #Muy

La Swift y la subida del precio de las materias primas

Portada a lo “Viewspaper” del diario Público del pasado 5 de abril de 2008. Unas primeras que cada día van a más.

HerminioJF.- Que si el cambio climático acaba con las cosechas, que si los biocombustibles se comen las reservas de alimentos, que si los especuladores están acaparándolo todo para que los precios se disparen…, en fin; ya se sabe que los precios de las materias primas están por las nubes: Sube el petróleo, sube el arroz, sube el maiz. Y, horror, ahora resulta también sube la tipografía. ¡Esto es Intolerable! Leo que la ONU pide 320 millones de ayuda extra para afrontar la crisis; pues a ver si nos echan una mano a los diseñadores, porque no sé qué consideran ustedes como un artículo de primera necesidad, pero amigos, yo también voy en coche, como maiz y arroz, pero sobre todo vivo de los tipos de letra, que para eso diseño periódicos.

Tipografía Swift. Diseñada en 1985 (retocada en 1995) por Gerard Unger.

El Periódico de Catalunya, el diario más grande en España que emplea Swift en su texto de lectura.

Pues resulta que ando preparando un rediseño inminente para un diario regional, y hace un par de meses estuve haciendo pruebas con diferentes tipografías para el texto de lectura. Nimrod (Vocento), Utopía (20 minutos), Minion (Superdeporte), Miller (L’Empordà), Charter (Diario de Sevilla)…en fin, los típicos “seguros de vida” de la legibilidad en prensa. Al final, por coherencia con la tipografía de titulares escogí la Swift (1985), sin duda un verdadero caballo ganador en el oficio, y la tipografía más conocida y usada del maestro holandés Gerard Unger; por ejemplo, en España es el texto de lectura de todos los diarios del Grupo Z, Opinión de Málaga, y un largo etcétera.

Unger será una de las estrellas que participarán en el III Congreso Internacional de tipografía que se celebrará en Valencia del 20 al 22 de junio de 2008.

Gerard Unger (Amsterdam, 1942) es un diseñador especializado en tipografía para periódicos que también ha creado, joyas como Oranda, Gulliver o Coranto. Swift fue uno de los primeros tipos que con la llegada de los ordenadores y la autoedición a los periódicos empezaron a sustituir a las tipografías clásicas de texto de lectura en prensa, diseñadas a principios de siglo XX, como Century, Excelsior o Times. Robusta y con grandes remates, en palabras de Unger, está diseñada para “ser una superviviente”; capaz de superar las difíciles condiciones de tamaño de texto, impresión y calidad de papel de la prensa diaria.

50 licencias de 4 fuentes de la tipografía Swift por 432 euros a principios de marzo de 2008.

Así que a principios de marzo de 2008, acudí a la web de distintas empresas que distribuían online esta fuente, en busca del precio más barato para que el gerente del pequeño diario regional no me dijera que porqué no usaba mejor la Arial. (Igual les llama la atención esto, pero sí: los tipos de letra se compran, al menos las empresas solventes). Me encontré con la web faces.co.uk, que nos vendía las cuatro fuentes que precisaba para el texto de lectura (regular y bold, y sus correspondientes cursivas) por 432 euros. Un precio muy razonable, que me daba margen para la compra de fuentes para titulares y elementos tipográficos, que andan un pelín subidas de precio.

Las mismas 50 licencias de las 4 fuentes de la tipografía Swift han subido ahora a 908 euros. ¡En apenas dos meses!

Dos meses después ha llegado la hora de realizar la compra real, pero resulta que comprobé ayer que esas mismas cuatro fuentes cuestan ahora 908 euros. ¡Una subida del 110,2% del precio en tan solo 8 semanas!. Por el amor de Dios, eso sí que es inflación, y no lo de la gasolina del R25 de Fernado Alonso. Para que me venga luego Solbes con que lo de la subida del IPC está bajo control. ¿Pero no piensan los de la Linotype que la Swift está ya amortizada de sobra? ¡Si lleva dos décadas en el mercado!

(Un pequeño homenaje a mi departamento de infografía preferido de 2008. La “A” no está a escala, sabrá disculparme Chiqui, pero es que no me cabía.

Según el Instituto Nacional de Estadística el El IPC en España se calcula desde 2006 con una muestra del precio de 491 artículos en 177 municipios, lo que supone 220.000 precios mensuales. Ya saben, el queso, la gasolina, los eletrodomésticos…pero dudo que la tipografía, porque la tasa actual en España que se calculó en marzo de 2008 fue de un 4,5%. ¿Cuál es la conclusión? ¿Que el sistema de medida del Índice de Precios de Consumo no recoge las necesidades e inquietudes de los diseñadores? ¿Qué a algunas empresas se les está ‘yendo la pinza’ con la crisis solventando sus problemas financieros subiendo el PVP de sus productos en vez de mejorar la eficiencia en sus operaciones? En fin, yo lo único que sé es que estoy pensando en pasar de la Swift y que me vuelvo a la Minion.

Más en CuatroTipos:

Postdata.-La falta de credibilidad de las encuestas del IPC es un problema global. Noberto Baruch/Visualmente nos muestra la creativa portada que el diario argentino Crítica publicó a principios del mes de abril de 2008, cuando se hizo público el índice de inflación del mes de marzo en aquel país. Esos rostros sonrientes de ciudadanos anónimos manifestaban el escepticismo del diario con ironía, (mucho mejor que con el más duro editorial), dando a entender que ese exiguo 1,1% de subida de precios que declaraba el gobierno de Cristina Kirchner no era creíble para nadie.

PD2.-¿En qué se gastan ustedes el dinero? ¿Cual es su “cesta de la compra”? ¿Coincide realmente con la estimación que realizan las instituciones económicas de los países encargadas de determinar la subida del coste de la vida? El New York Times colgó el pasado 3 de mayo este estupendo gráfico-verdaderamente-interactivo (tipológicamente, un “treemap“), en el que se muestran los diferentes conceptos que la Reserva Federal norteamericana atribuye de gasto a las familias estadounidenses, montrando en colores qué precios han subido y cuáles han bajado en el último año. Vía CoolInfographics.

Si no hay segundo, entonces que gane el New Zealand

(El post que leerán a continuación está ilustrado con las espectaculares páginas de .32, la semestral revista oficial de la America’s Cup: Lujosa, bonita, deslubrante fotográficamente y pija hasta decir basta que se autodefine como “glamourosa, fresca, emocionante, atractiva y singular”. Y ya puede serlo, porque cuesta 10 euros en el FNAC.)

HerminioJF.- Pues ahora resulta que la America’s Cup empezó este fin de semana, a pesar de que hace meses que les estamos dando la vara con que si barquitos por allá, que si Fodereck por acá, que si famosetes acullá. Pero en realidad lo que había habido hasta ahora no era más que una pachanga de marineros de agua dulce, un simulacro de batallita de Trafalgar sobre agua de borrajas. La America’s Cup, la de verdad, la del viril entusiasmo marino que tanto aprecia Rita Barberà, comenzó el sábado sobre las cenizas de la Louis Vuitton Cup en la que se ha dilucidado que será el New Zealand el que tendrá el honor de disputarle a los suizos del Alinghi esa gigantesca copa de metro y medio que espero que no se emplee en el gran premio de Fórmula 1 previsto en esta ciudad, porque si no Fernando Alonso se podría despeñar de lo alto si pretendiera beber champán con ella.

Así que tras esta larga travesía valenciana por el océano del lujo, por fin ha llegado ese combate/órdago a una sola carta en la que a nadie le importa quién saldrá derrotado, porque el perdedor se quedará sin nada, y tal y como están los precios de los cubatas en el recinto, es muy duro quedarse a dos velas. Así se escribe la historia de esta competición, desde que la Reina Victoria, confiada en el triunfo británico en 1851, preguntara trofeo en mano por el vencedor: “El América, Majestad”, le informaron. Vaya papelón. Así que la monarca, buscando alivio al menos en el accésit preguntó por el subcampeonato, y como por allí no se acercaba nadie y había ganas de irse ya para Buckingham Palace, obtuvo como respuesta un escueto: Majestad, ¡no hay segundo!”.

Pues si no hay segundo, entonces que gane el New Zealand. Ya sé que esto no va a ser muy popular en el gremio: los muebles suizos molan mucho, Vitra se sale, el diseño internacional centroeuropeo es super cool y Suiza parece tener una patente de corso en el mundillo del diseño. Pero que un país montañoso y sin mar no se conforme con dominar el esquí de fondo o el bobsleigh y pretenda ahora consolidarse como la mayor potencia del deporte náutico mundial, más que una paradoja, es un peligroso precedente.

Alguien tiene que parar esto: Pase que una tierra sin oro y sin reservas naturales de importancia haya logrado convertirse en la referencia planetaria como reserva monetaria. Bastante es que una nación con un ejército de soldados armados con navajas multiuso y con sus tropas de élite destinadas a vigilar los frescos del Vaticano, haya logrado sobrevivir durante siglos sin sufrir las guerras centroeuropeas. Demasiado me parece que un babel de microestados alpinos formados por italianos, alemanes y franceses se haya logrado poner de acuerdo para ser el símbolo del chocolate a 10.000 kms del arbusto de cacao más cercano. Pero lo que es el colmo es que le hayan dado su nombre nacional a la Helvética, una tipografía fabricada en 1957 prácticamente sobre el molde de la Akzidenz Grotesk, que había sido creada en 1896; sesenta años antes.

Suiza tiene grandes valores que merecen ser respetados. Pero alguien tiene que explicarle al millonario suizo Ernesto Bertarelli, (que contrató a golpe de talonario a toda la tripulación del New Zealand para poderle arrebatar el título en 2003), aunque sea en maorí, que no todo tiene un precio y que hay cosas que valen más de lo que cuestan. Me da igual que el Alinghi tenga la mejor spinnaker del mundo, o la baliza mejor diseñada. Que gracias a ellos estén llegando a la ciudad toneladas de euros con un evento que nos ha permitido construir en el Puerto de Valencia un espigón gigantesco en el que podría aterrizar el Concorde y que aún sobraría pista para el Enterprise. Llámemenme ‘desaborío’, aguafiestas, mal valenciano o proletario rencoroso, pero seguiré sosteniendo que Suiza no se merece la Copa América y Nueva Zelanda sí: Porque el sistema bancario neozelandés no ha blanqueado nada y los ‘kiwis’ viven de su trabajo. La lana que exportan la trasquilan de los 40 millones de ovejas que crían con su propio césped y no tengo noticia que hayan creado ninguna tipografia llamada New Zealand Roman copiada de la Times.

Estoy dispuesto incluso a admitir que este asunto de la America’s Cup ha sido un gran invento, Rita. Gracias por tus desvelos, pero ya está bien: No hay más que ver las páginas que nos preceden para darse cuenta que la sociedad valenciana está sometida a una ‘helvetización’ espiritual que no puede ser sostenible a largo plazo. Quítennos de una vez tanta fiesta de relumbrón, tanto restaurante minimalista, tanto ‘chill out’ relamido, tanta arquitectura galáctica, tanto revistón en couché y tanta lámpara de Philippe Starck, que los valencianos somos gente humilde y campechana, de costumbres sencillas, abiertos al visitante y de trato afable y acogedor, por amor de Dios.

Y encima NZ es un país precioso y necesito una buena excusa para volver. Así que “Go Kiwis, Go!” CuatroTipos está con vosotros.

Linkolandia. Links flickreros (II)

Dobiol. Como esta visto que, no sólo nos quitamos la palabra en las comidas, si no que además “nos metemos mano” a los post (uno ya no va a poder dormir vigilando las coletillas ajenas, qué estress…), aprovecho para comentar una galería, llamada Tipografías ocultas, de esas que hace las delicias de los rastreadores de “diseños ocultos”. El autor de este precioso set de Flickr, Carlos Carvajal, se centra en carteles abandonados y tipografías que se dejan entrever entre los restos.

He tenido la tentación de realizar un “machaking post” tan de moda últimamente, pero soy mucho más sutil, educado y perverso que vosotros… Os mando los post al fondo abisal de Cuatrotipos.