CuatroTipos

Diseño periodístico y más.

Archivo para Viajes y enviados especiales

ÑH06 Portugal 2009

portugal

Si la huelga de tripulantes de cabina de Iberia no lo impide, en unas horas una parte de los CuatroTipos volaremos rumbo a Lisboa para disfrutar de las tres intensas jornadas del congreso ibérico de diseño periodístico ÑH06 de la SND-E.

Para los que asistan, allí nos veremos. Para los que no puedan venir, en fin, entre unos y otros supongo que en unos días caerán las tradicionales crónicas de lo más destacable.

Hasta Pronto.

Anuncios

On Lletraferits 2009

4T. De nuevo, por segundo año, una representación de 3 de los 4 tipos asiste al magno evento semi-clandestino de “heridos por la letra” que se celebra en La Pobla de Cérvoles, un pequeño municipio de la Comarca de Les Garrigues, en la provincia de Lleida.

Lletraferits no organiza un programa previo de actividades, sino que cada uno inscribe las activiades que propone al grupo y se crea una rejilla del fin de semana. Vamos, que nunca se sabe qué va a pasar.

La parrilla

Primera noche de recogida de las bolsas, presentaciones de los nuevos y abrazos de reencuentro. De momento, se ha dicho que frases lapidarias como que “usar la Zapfino, o la Trixie es como hacerlo como una muñeca hinchable…”, y se prepara un árduo debate sobre el “el hecho docente”. Iremos contando…

+Info

Vacaciones tras los pasos de Kerouac

B.S.O. de este post en riguroso blanco y negro: Scott MacKenzie, “San Francisco (Be Sure To Wear Flowers In Your Hair)”, 1967

Neal Cassady y Jack Kerouac.

HerminioJF.-En 1951 Jack Kerouac escribió su obra más emblemática “On the Road”, (En el Camino), que resumía sus experiencias durante los cuatro viajes que realizó junto a su amigo Neal Cassady a finales de los 40 por la América profunda. La novela, que redactó en 22 días frenéticos en un solo rollo de papel contínuo, fue publicada en 1957, y se convirtió “en la biblia y el manifiesto de la generación ‘beat’. Una ‘novela de culto’ y un clásico de la literatura nortemericana.” según puede leerse en el prefacio de la edición de bosillo de Anagrama. La wikipedia afima que contrariamente a la leyenda “Kerouac no utilizó más drogas que el café para escribir la novela”.

Fragmento del manuscrito original de la novela de Kerouac “On the Road”.

Sesenta años después de aquellos “viajes enloquecidos, a bordo de Cadillacs prestados y Dodges desvencijados”, quien esto escribe y dos amigos periodistas más nos dirigimos tras los pasos de Kerouac para emular, en versión libre y no muy fidedigna, las etapas del primero de esos viajes entre la costa Este y la Oeste de los EEUU, saltándonos tan solo la etapa Iowa-Wyoming, que si no no llegamos. Serán también 22 días frenéticos para cruzar el país Nueva York-Chicago-Denver-Salt Lake City-San Francisco, en el que me temo que tan solo podremos comprometernos a cumplir los dos primeros deseos en la vida que proclamaba el alter ego de Kerouac en la novela: «Un coche rápido, una larga carretera y una mujer al final del camino».

Pese a su aureola “underground” y alternativa en realidad On The Road es una de las novelas más leídas y recurrentes de la literatura norteamericana del siglo XX, y cada año se venden 100.000 ejemplares de ella. El espíritu libre que proclama el libro a base de una escritura ansiosa de frases cortas y directas ha inspirado a generaciones de escritores y amantes de la aventura, e incluso ha servido de “leit motiv” para la creación infográfica conceptual (de lo que se entera uno gracias a Chiqui Esteban/Infografistas). Así que seguramente el trayecto Denver-San Francisco estará más animado en estas fechas que El Camino de Santiago, porque si no hubiera sido bastante con la promoción del trayecto que ha realizado esta novela durante medio siglo, en los últimos meses la compañía BMW ha emitido insistentemente un anuncio en el que las frases de éste libro eran las protagonistas.

BMW anuncio On The Road, basado en frases extraídas del libro de Kerouac. (Vale; reconozco que la cosa pierde cierta autenticidad cuando pasa por encima la implacable apisonadora del márketing)

A falta de Cadillacs descapotables (para el BMW no había presupuesto), la agencia de alquiler nos ha provisto de un Ford Mustang, que esperemos que también quede bien en las fotos. Todo lo anterior les da derecho a envidiarme, pero quizás lo hagan un poquito más si les digo que el regreso será vía Boston, ciudad donde tenemos previsto encontrarnos con “The Boss” Javier Zarracina en la redacción del Boston Globe y con “The Boss” Bruce Springsteen y su E-Street Band en el concierto del 2 de Agosto en el Gillete Stadium. Sabrán disculpar tanto dispendio, pero puestos a romper la hucha, mejor gastárselo todo para que sean nuestros nietos los que terminen de pagar la factura. Al menos hemos decidido arruinarnos en dólares, que en estos tiempos sale más a cuenta.

No esperen muchas noticias mías en cosa de un mes. Quizás alguno de los otros Tres Tipos asomará de vez en cuando la cabeza por aquí, aunque nos hemos puesto de acuerdo este año para abandonar las redacciones al unísono la segunda quincena de Julio. Espero en todo caso que no nos pase como al compañero Martin Gee y no nos llamen el día antes de regresar para decirnos que no nos molestemos en volver.

Regresen todos.

Felices vacaciones.

Lletraferits 2008: 35 tipópatas de vuelta a casa

ACTUALIZACIÓN (8/4/2008).-El maestro Andreu Balius ya ha posteado su impagable crónica Lletraferits 2008. ¿Qué haceis leyendo ésto y no yendo directamente a su página web?

HerminioJF.-Suponed que pudiera encerrarse en una apacible casa rural de un pueblo de Lleida a 35 de los más dinámicos (1) creadores, (2) investigadores y (3) profesores de la (4) tipografía (5) española (6) y latinoamericana actual durante todo un fin de semana. Desde Granada (7) a Madrid (8), desde Barcelona (9) a Valencia (10), los editores de los libros más selectos (11), los administradores de la webs de referencia en la especialidad (12), promesas emergentes (13) y consolidadas (14), del diseño (15), la web (17) y la docencia tipográfica (18) o creadores de los tipos que pronto estarán en todas partes (19). Profesionales con ingenio (20) y talento (21), que combinen las nobles artes del Kendo y la caligrafía (22), que puedan explicarte en 30 segundos porqué es mejor el FontLab que el Fontographer (23) o cómo funciona una vieja imprenta de carteles con tipos de madera en Bogotá (24). Imaginen en definitiva un “Dream Team” intergeneracional de tipópatas de entre los 20 y los 60 años pugnando por distinguir una Arnhem de una Mercury o una Nimrod de una Century con tan sólo una H mayúscula y una g minúscula (25); o que en un paseo campestre acabaran viendo un 8 en una piedra, un 5 en una ramita de un árbol o un 1 en una hoja de olivo (26).

Ese remedo de “Foro de Davos” de la tipografía nacional existe y se llama Lletraferits. Pocos son los llamados y aún menos los elegidos para una gran “kermesse” tipográfica donde dormir no está previsto, el Cardhu y las conversaciones sobre la tipografía duran hasta las 6 AM, los documentales sobre la Helvética se ven con subtítulos en Comic Sans y la cerveza y el vino están incluídos en el desayuno. Y sé que ese lugar existe porque yo estuve allí y traigo pruebas: tipos de plomo, plumas caligráficas, chapitas con especímenes de Times New Roman, un catálogo de FontShop de casi dos kilos, muchas tarjetas de visita, alguna conferencia comprometida, pero sobre todo un sobrepeso considerable adquirido a base de generosos piononos (27), piruletas, Voll Dams, fideuàs y botifarradas campestres. Nadie dijo que la tipografía fuera buena para la salud y mañana lunes no tendré el cuerpo para nada, pero vuelvo a casa tan extenuado como satisfecho a pesar de que ahora sé que algún día tendré que rendir cuentas a San Cirilo y San Metodio (28) por haber disfrutado durante un fin de semana de ocio pagano de este negocio sagrado que ingeniara Gutenberg hace más de cinco siglos .

Hemos visto en Pobla de Cérvoles cosas que vosotros no creeríais y que dejan a las naves en llamas más allá de Orión a la altura del betún, Rutger Hauer. (Blade Runner, 1982)

Echamos de menos a JPérez, pero Dobiol (29) y TGorria (30), inmejorables compañeros de viaje, también estuvieron allí y mañana les enseñarán algunas fotos. Aunque esas imágenes serán incapaces de mostrar algunas de las cosas increíbles que hemos visto: los especímenes aún inéditos de las tipografías con seductor nombre de mujer que ultiman Andreu Balius (31) y Eduardo Manso (32), la “última raya” del que posiblemente sea el único linotipista en activo de la historia (33), las páginas en las que Trochut bosquejaba la Superveloz a salvo de las bombas que caían sobre Barcelona durante la Guerra Civil o cómo se domestica a fieras ávidas de conquistar el codiciado trofeo Richard Gans (34). Quizás todos esos recuerdos se perderán en el tiempo, como lágrimas bajo la lluvia; pero al menos podré contarle a mis nietos que yo sobreviví al Lletraferits 2008, en un pequeño pueblo en la ladera del Montsant, que para siempre será el lugar donde oí hablar por primera vez de la fascinante línea Gromenauer (35).

PD.-No encontré su link, pero este post deja su correspondiente número reservado para Ester, Ivan, Iris, Sergio, Raúl y Carlos. Un abrazo a todos y feliz regreso a casa.

Por fin es viernes!: Casi4T goes to Lletraferits (3)

Días: 4, 5 y 6 de Abril de 2008
Lugar: La Pobla de Cérvoles (Lleida)

4T. Durante este fin de semana, el 75% de este ente multifórmico cuatrotipil asistirá al evento tipográfico-festivo más famoso de la galaxia. Lletraferits no organiza un programa previo de actividades, sino que éstas se van improvisando sobre la marcha. Vamos, que nunca se sabe qué va a pasar.

La verdad es que nuestra asistencia ha sido por los pelos, dado que es muy limitada (sólo se acepta un máximo de 35 participantes), y los que han ido a las anteriores ediciones suelen repetir (vamos, que entramos a formar parte de un club de enfermos reincidentes). Debemos agradecerlo a nuestro enchufazo en la comitiva organizativa, que nos hizo un hueco de última hora en este encuentro friki-tipopático a celebrar, como cada año, en un pequeño pueblo de Lleida.

Salida programada: 16:00h. HJF conduce. TipoDobiol se ha autoproclamado DJ oficial de la tournè. TGorria promete ir haciendo chapas con su máquina infernal en la parte de atrás del coche durante el trayecto. El maletero va lleno de las “joyas tipográficas” que hemos de reunir en tan corto espacio de tiempo y que hemos de aportar al personal. Nosotros os contaremos a la vuelta. Ellos no saben lo que hacen…

Y de BSO de nuestro viaje, os dejamos una de esas “joyitas”. Este fragmento del documental de D.A. Pennebaker de 1965, “Dont Look Back”, donde Bob Dylan protagoniza el que posiblemente sea el antecedente más claro de la moda de videoclips tipográficos tan en boga últimamente.

El síndrome de Diógenes, la paridad a la Lituana y el diseño de los países bálticos

HerminioJF.- Esta manía acumulatoria tan mía la justifico bajo la excusa del rigor profesional, aunque algún experto lo diagnosticaría directamente como una variante precoz del “Sindrome de Diógenes“. Pero lo cierto es que cada vez que viajo a un país extranjero, por ininteligible que sea el idioma, yo me traigo medio quiosco. Desde Nueva Zelanda a El Salvador, desde Uruguay a Letonia, desde Australia a Guatemala; como dice mi hermana, tengo “el cuarto de las ratas” hecho un desastre, impracticable ante la acumulación de pilas de periódicos traídos de los países más exóticos a los que he viajado en la última década. Pero hoy andaba limpiando por casa y he decidido librarme de unas cuantas toneladas de papel antes de que una chispa del enchufe de la plancha desencadene en mi casa un incendio tan devastador como el del bosque de Bambi.

Y entre los numerosos periódicos que he decidido no conservar se encuentra este ejemplar del diario lituano Respublika, con el que me hice en un quiosco de Klàipeda. Es el segundo diario en importancia del país y cuenta con un diseño sosito y una tipografía de titulares (una lineal humanística que no ando muy interesado en reconocer) que da grima, pero antes de reciclarlo he querido mostrarles los dos suplementos diferenciados que propone para los sábados: Brigita, para mujeres, y Julius, para hombres. Sabido es que en los últimos años los periódicos de todo el mundo están promoviendo la creación de suplementos femeninos para atraerse ese esquivo nicho de mercado (en España los sábados los diarios de Vocento reparten la revista Mujer Hoy, y el madrileño El Mundo incluye Yo Donna), pero no es tan habitual que los diarios propongan también simultáneamente suplementos de temas “masculinos”. Aunque hace unos meses les comenté el curioso caso del tabloide sensacionalista británico The Mail on Sunday y su apuesta dominical por cambiar el concepto de gran suplemento unisex que ofrece la competencia, para repartir a sus lectores dos revistas distintas con claro enfoque de género: You (femenino) y Live (masculino).


Así que, aquí me ven: Con la escoba en una mano, y con la otra compartiendo con ustedes esta breve reflexión acerca de que si la segmentación por razones de género es un camino que emprender en el futuro de los periódicos. Y nada, al contenedor con la Respublika; Si viajan a Lituania les recomiendaría que, como hice yo con mi gran amigo, mejor gastrónomo y enoooorme periodista Francisco Pascual, disfrutasen de un paseo en bicicleta por las interminables dunas del itsmo de Curlandia o que se perdieran en una agradable paseo sin rumbo por el empedrado barrio judio de Vilnius, y se olvidaran del quiosco, porque al menos yo no logré encontrar nada en los estantes lituanos que valiera la pena traerse a la península. Eso sí, por favor, descarten cualquier validez científica de esta apreciación obtenida en un pequeño viaje por el diseño báltico, porque igual me he dejado joyas visuales importantes por ahí, y no estaba yo como para documentar una tesis doctoral sobre el tema. Tan solo me acerqué un par de veces al quiosco y así, al primer vistazo, lo único que me llamó la atención en Lituania fue el diseño del Verslo Zinios.

Las luces y sombras de un viaje veraniego por Lituania: por un lado la magnética atmósfera de las iglesias lituanas y la fascinante espiritualidad popular, y por el otro el indigerible plato local denominado Cepelinai (patata cocida y carne hervida, nata agria, algo frito y todo muy oleoso). Igual no tuve suerte con el restaurante, pero no pienso repetir.

Porque lo cierto es que lo mejor del periodismo visual de los tres países bálticos viene de importación, puesto que está en el diseño de los diarios económicos pertenecientes a la editora polaca Bonnier Press. Diseñados todos por el polaco Jacek Utko, el Lituano Versio Zinios, el Letón Dienas Bizness y el Estonio Äripäev, comparten el diseño originario del premiado económico polaco Puls Biznesu, que también se ha implantado en otros diarios repartidos por todo el Este de Europa. Cada uno en un idioma diferente, poseen una maqueta atrevida, con una potente titulación en tipografía sans serif casi propia de los diarios deportivos, y una estupenda edición fotográfica, llena de imaginación y guiños a la inteligencia del lector. Un buen ejemplo, junto al español El Economista, de que la información económica no tiene que diseñarse de una manera aburrida. Así que me traje para España unos cuantos ejemplares de cada uno y esos no los pienso eliminar de mi hemeroteca.

El diseño original de Jacek Utko en el polaco Puls Biznesu, fue premiado como “World’s Best Design” en la 25 edición del certámen de la SND en 2004.

Diario de Bonnier Press en Lituania.

Diario de Bonnier Press en Letonia.

Y el estonio Äripäev, calficado a su vez 2007 como uno de los diarios mejor diseñados de todo el mundo en el 28 certámen de la SND.

Fuera de estos económicos, y siguiendo con la ruta báltica, tampoco me resultó muy interesante el diseño periodístico de Letonia. Cierto es que el líder en el mercado Diena preparaba un rediseño (créanme que merecido) que desgraciadamente me perdí por unos meses. A cargo de los diseñadores daneses Ole Munk & Maj Ribergaad, el pasado mes de noviembre de 2007 Diena se redujo de sábana a tabloide y pasaron de una titulación en serif a sans serif. En fin, si alguien va por Letonia un día de estos, por favor, olvídese de traerme una bandera, que le agradecería más por adelantado que me acercase un ejemplar de este diario, a ver que tal ha quedado.

El rediseño del letón Diena, de Ribergaad&Munk de Noviembre de 2007, me lo perdí por un par de meses.

Eso sí, me pude traer el suplemento deportivo de los lunes del Diena: Sporta Diena. No tardé en darme cuenta de que se trataba de un diseño de Cases i Associats: Lo cierto es que guarda cierto parecido con el gratuíto español Gol que diseñaron en 2004: Su estructura es distinta (6 columnas el letón, 5 el español), pero la estricta retícula con gruesos filetes separadores, y la titulación en la contundente tipografía “mecana” Giza resultaban inconfundibles.

Suplemento deportivo de los lunes del letón Diena, diseño de Cases i Associats.

Períodico gratuito Gol (se reparte los lunes en Madrid y BCN), diseño de Cases i Associats.

Y también de la mano de Cases llegamos finalmente mi país báltico favorito en cuanto a su diseño periodístico. Pese a ser uno de los países menos poblados de Europa (1,4 millones), Estonia cuenta con un capítulo propio de la SND, la Society For News Design-Estonia, seguramente la más pequeña del mundo. Es una señal de que algo se mueve por allí, y no hay más que acercarse al quiosco para comprobarlo. Además del ya conocido Äripäev, allí podrán hacerse con el colorido Eesti Paevaleht, que cuenta con uno de los diseños más interesantes salidos del estudio de Cases i Associats (2004).


Con una retícula densa y estricta, pero menos obsesiva con lo de poner filetes por todos lados, Eesti Paevaleht hace especial énfasis en la navegación: cuenta con una novedosa herramienta de indexación lateral en los márgenes de salida de la página, y con gruesos folios con colores claramente identificados que señalan de una manera muy rápida la sección en la que se encuentra el lector. Quizás resulte un tanto excesivo el tamaño de esos folios o el número de colores distintos empleados, porque lo cierto es que en los últimos trabajos de Cases i Associats, alejándose del modelo de El Periódico, ya no utilizan tantos colores señalizadores como antaño. Tampoco he visto que hayan repetido lo del navegador lateral, pero está claro que el diseño de Eesti Paevaleht no solo les sirvió a los de Cases para explorar caminos nuevos sino que también fue un buen lugar para consolidar y mejorar ideas anteriores, que luego potenciarían en sus diseños de los últimos tres años: como la retícula tabloide a seis columnas o la combinación de Romanas Modernas (Centennial) con Sans Serif de aspecto técnico y contemporáneo (Interestate, Corpid).

Menos interesante en su conjunto, pero con importantes atrevimientos en páginas señaladas, hay que destacar el Tartu Postimees, aunque su diseño global no llame tanto la atención. Su fuerte está en la edición fotográfica: grandes tamaños y encuadres y motivos poco habituales, algo en lo que la prensa nórdica (Suecia, Finlandia) es especialmente experta, y que por proximidad regional puede acabar siendo una constante también en los emergentes países bálticos.

Y hasta aquí puedo leer, por si les sirve de alguna ayuda si se acercan por allí arriba. Cierto es que disfruto más cuando estoy en un país en el que entiendo algo de lo que pone en los periódicos, porque como supondrán, en lituano, letón y estonio no aprendí ni a decir buenas tardes. Y resultaba bastante incómodo que los camareros se encogiesen de hombros desconcertados cuando después de pedirles un café con leche por señas, insistía en que me dejaran echarle una mirada al periódico de la ciudad, pese a mis obvias limitaciones idiomáticas. Pero qué les voy a contar, rarito que es uno, pocas cosas me han resultado tan gratificantes como ojear/hojear la prensa estonia refugiado en uno de los emblemáticos cafés de la universitaria ciudad de Tartu mientras ahí fuera caía el diluvio universal.

PD.-¿Y sobre el resto del viaje? Hay muchas cosas interesantes que ver por allí. Pero en septiembre me entró un poco de pereza ponerme a escribir, y entenderán que a estas alturas del duro invierno queda un poco extemporáneo que me ponga a contárselo. Así que dejo esa crónica para dentro de unos meses, cuando se acerquen de nuevo las vacaciones veraniegas, ay, tan lejanas.


Apuntes desde Barcelona Ñh4(V): Lo poco que queda por contar

Dobiol. Hace aproximadamente un año escribí un ‘superpost’ sobre mi asistencia a los ÑH03 en mi abandonado blog sobre lo mucho que supuso para mi en mi nueva andadura profesional en solitario.
Un año después he vuelto a acudir a este evento que considero ineludible para todos los que nos dedicamos a “envolver la información en papel de regalo”.

En esta ocasión, los ÑH04, IV Congreso anual del Mejor Diseño periodístico de España y Portugal, se celebró en Barcelona y, al igual que la edición anterior ha sido una inversión en formación y experiencia vital super-satisfactoria. Insisto en lo de “inversión” porque a diferencia de la mayoría de los profesionales que asistieron, un servidor no tiene un superior a quien pasarle el cargo del montante de la inscripción (estoy con TGorria en que la organización, a la que no se le pueden poner peros, debería plantearse alguna fórmula de pago parcial menos onerosa).
Poco me queda ya por contar después de las extensas y detallistas crónicas de mis compañeros. Aún así no os vais a librar de mi impresión general de todo este cotarro, bien diferente a la de la edición anterior por diferentes motivos que paso a enumerar:
Lee el resto de esta entrada »